Índice | Palabras: Alfabética - Frecuencia - Inverso - Longitud - Estadísticas | Ayuda | Biblioteca IntraText
Alfabética    [«  »]
ora 51
oraba 1
oració 1
oración 643
oraciones 46
oráculos 2
orad 4
Frecuencia    [«  »]
669 o
657 todo
648 señor
643 oración
617 todos
608 5
594 esta

Catecismo de la Iglesia Católica

IntraText - Concordancias

oración

1-500 | 501-643

    Parte,  Sección, Capítulo, Párrafo
1 Pro, 0, 1, 3 | celebrándola en la liturgia y en la oración (cf. Hch 2,42). ~ 2 Pro, 0, 4, 13 | fe (los Mandamientos), la oración del creyente (el Padre Nuestro).~ 3 Pro, 0, 4, 16 | segunda).~Cuarta parte: La oración en la vida de la fe~ 4 Pro, 0, 4, 17 | sentido y la importancia de la oración en la vida de los creyentes ( 5 Pro, 0, 4, 17 | las siete peticiones de la oración del Señor (Sección segunda). 6 1, 1, 0, 26 | los Mandamientos y en la oración, nos preguntamos qué significa " 7 1, 1, 2, 63 | MR, Viernes Santo 13: oración universal VI), el pueblo 8 1, 1, 2, 84 | unión, en la eucaristía y la oración, y así se realiza una maravillosa 9 1, 1, 2, 122 | hombre, encierran tesoros de oración y esconden el misterio de 10 1, 2, 1, 226 | ti (S. Nicolás de Flüe, oración).~ 11 1, 2, 1, 227 | incluso en la adversidad. Una oración de Santa Teresa de Jesús 12 1, 2, 1, 249 | predicación, la catequesis y la oración de la Iglesia. Estas formulaciones 13 1, 2, 1, 260 | reservas a tu acción creadora (Oración de la Beata Isabel de la 14 1, 2, 1, 276 | dirige con frecuencia su oración al "Dios todopoderoso y 15 1, 2, 1, 288 | profetas (cf. Is 44,24), en la oración de los salmos (cf. Sal 104) 16 1, 2, 1, 304 | para la confianza en El. La oración de los salmos es la gran 17 1, 2, 1, 349 | MR, vigilia pascual 24, oración después de la primera lectura).~ ~ 18 1, 2, 2, 435 | de tu vientre, Jesús". La oración del corazón, en uso en oriente, 19 1, 2, 2, 435 | uso en oriente, llamada "oración a Jesús" dice: "Jesucristo, 20 1, 2, 2, 451 | 451 La oración cristiana está marcada por 21 1, 2, 2, 451 | sea en la invitación a la oración "el Señor esté con vosotros", 22 1, 2, 2, 520 | cf. Jn 13, 15); con su oración atrae a la oración (cf. 23 1, 2, 2, 520 | con su oración atrae a la oración (cf. Lc 11, 1); con su pobreza, 24 1, 2, 2, 528 | MR, Vigilia pascual 26: oración después de la tercera lectura).~ 25 1, 2, 2, 561 | milagros, sus gestos, su oración, su amor al hombre, su predilección 26 1, 2, 2, 575 | piedad (limosna, ayuno y oración, cf. Mt 6, 18) y la costumbre 27 1, 2, 2, 584 | de su Padre, una casa de oración, y se indigna porque el 28 1, 2, 3, 688 | Comunión con Cristo; ~– en la oración en la cual El intercede 29 1, 2, 3, 696 | antorcha" (Si 48, 1), con su oración, atrajo el fuego del cielo 30 1, 2, 3, 726 | que "perseveraban en la oración, con un mismo espíritu" ( 31 1, 2, 3, 728 | abiertamente a propósito de la oración (cf. Lc 11, 13) y del testimonio 32 1, 2, 3, 729 | el Padre en virtud de la oración de Jesús; será enviado por 33 1, 2, 3, 741 | Dios, es el Maestro de la oración (esto será el objeto de 34 1, 2, 3, 764 | obrar", sino también una oración propia (cf. Mt 5-6).~ 35 1, 2, 3, 821 | de las divisiones;~— la oración en común, porque "esta conversión 36 1, 2, 3, 822 | toda la esperanza "en la oración de Cristo por la Iglesia, 37 1, 2, 3, 839 | MR, Viernes Santo 13: oración universal VI). A diferencia 38 1, 2, 3, 893 | santifican la Iglesia con su oración y su trabajo, por medio 39 1, 2, 3, 920 | silencio de la soledad, la oración asidua y la penitencia, 40 1, 2, 3, 924 | monja) en el ejercicio de la oración, de la penitencia, del servicio 41 1, 2, 3, 958 | 12, 45)" (LG 50). Nuestra oración por ellos puede no solamente 42 1, 2, 3, 971 | Dios (cf. SC 103) y en la oración mariana, como el Santo Rosario, " 43 1, 2, 3, 1032| también en la práctica de la oración por los difuntos, de la 44 2, 0, 0, 1072| el servicio de su unidad.~Oración y Liturgia~ 45 2, 0, 0, 1073| también participación en la oración de Cristo, dirigida al Padre 46 2, 0, 0, 1073| Espíritu Santo. En ella toda oración cristiana encuentra su fuente 47 2, 0, 0, 1073| e interiorizada por toda oración, "en todo tiempo, en el 48 2, 1, 1, 1093| Antiguo Testamento;~– la oración de los Salmos;~– y sobre 49 2, 1, 1, 1096| propia, tiene su origen en la oración judía. La oración de las 50 2, 1, 1, 1096| en la oración judía. La oración de las Horas, y otros textos 51 2, 1, 1, 1109| La Epíclesis es también oración por el pleno efecto de la 52 2, 1, 1, 1124| credendi" ("La ley de la oración es la ley de la fe") (o: " 53 2, 1, 1, 1124| supplicandi" ["La ley de la oración determine la ley de la fe"], 54 2, 1, 1, 1124| ep. 217). La ley de la oración es la ley de la fe, la Iglesia 55 2, 1, 1, 1127| Padre escucha siempre la oración de la Iglesia de su Hijo 56 2, 1, 2, 1157| belleza expresiva de la oración, la participación unánime 57 2, 1, 2, 1162| las imágenes estimulan mi oración. Es una fiesta para mis 58 2, 1, 2, 1165| una palabra que jalona su oración: ¡Hoy!, como eco de la oración 59 2, 1, 2, 1165| oración: ¡Hoy!, como eco de la oración que le enseñó su Señor ( 60 2, 1, 2, 1174| la noche" (SC 84). Es "la oración pública de la Iglesia" ( 61 2, 1, 2, 1174| al Esposo; más aún, es la oración de Cristo, con su mismo 62 2, 1, 2, 1175| Horas está llamada a ser la oración de todo el Pueblo de Dios. 63 2, 1, 2, 1175| permanecer asiduos en la oración y el servicio de la Palabra ( 64 2, 1, 2, 1177| signos y las letanías de la Oración de las Horas insertan la 65 2, 1, 2, 1177| de las Horas insertan la oración de los salmos en el tiempo 66 2, 1, 2, 1177| salmos y preparan para la oración silenciosa. La lectio divina, 67 2, 1, 2, 1177| meditada para convertirse en oración, se enraíza así en la celebración 68 2, 1, 2, 1181| 1181 "En la casa de oración se celebra y se reserva 69 2, 1, 2, 1181| hermosa y apropiada para la oración y para las celebraciones 70 2, 1, 2, 1184| asamblea y director de la oración" (IGMR 271).~El ambón: " 71 2, 1, 2, 1185| invite al recogimiento y a la oración silenciosa, que prolonga 72 2, 1, 2, 1191| belleza expresiva de la oración, la participación unánime 73 2, 1, 2, 1196| nuestro Sumo Sacerdote, por la oración de los salmos, la meditación 74 2, 1, 2, 1196| fin de ser asociados a su oración incesante y universal que 75 2, 1, 2, 1199| sus alabanzas, eleva su oración y ofrece el Sacrificio de 76 2, 1, 2, 1199| lugares de recogimiento y de oración personal.~ 77 2, 2, 1, 1238| consagrada mediante una oración de epíclesis (en el momento 78 2, 2, 1, 1243| Unico. Puede ya decir la oración de los hijos de Dios: el 79 2, 2, 1, 1244| recién bautizado para la oración del Padre Nuestro.~ 80 2, 2, 1, 1299| pecado: escucha nuestra oración y envía sobre ellos el Espíritu 81 2, 2, 1, 1300| myron se hace después de una oración de epíclesis, sobre las 82 2, 2, 1, 1310| Hay que prepararse con una oración más intensa para recibir 83 2, 2, 1, 1345| eterna.~Cuando termina esta oración nos besamos unos a otros.~ 84 2, 2, 1, 1346| lecturas, la homilía y la oración universal;~— la liturgia 85 2, 2, 1, 1352| la plegaria eucarística, oración de acción de gracias y de 86 2, 2, 1, 1355| comunión, precedida por la oración del Señor y de la fracción 87 2, 2, 1, 1362| palabras de la institución, una oración llamada anámnesis o memorial.~ 88 2, 2, 1, 1368| alabanza, su sufrimiento, su oración y su trabajo se unen a los 89 2, 2, 1, 1368| representada como una mujer en oración, los brazos extendidos en 90 2, 2, 1, 1373| 48): en su Palabra, en la oración de su Iglesia, "allí donde 91 2, 2, 1, 1402| 1402 En una antigua oración, la Iglesia aclama el misterio 92 2, 2, 1, 1403| que viene" (Ap 1,4). En su oración, implora su venida: "Maran 93 2, 2, 1, 1404| Plegaria Eucarística 3, 128: oración por los difuntos).~ 94 2, 2, 2, 1434| tres formas: el ayuno, la oración, la limosna (cf. Tb 12,8; 95 2, 2, 2, 1437| la Sagrada Escritura, la oración de la Liturgia de las Horas 96 2, 2, 2, 1442| su Iglesia, tanto en su oración como en su vida y su obra, 97 2, 2, 2, 1449| Espíritu, a través de la oración y el ministerio de la Iglesia: ~ 98 2, 2, 2, 1460| Puede consis tir en la oración, en ofrendas, en obras de 99 2, 2, 2, 1473| caridad, como mediante la oración y las distintas prácticas 100 2, 2, 2, 1499| de los enfermos y con la oración de los presbíteros , toda 101 2, 2, 2, 1509| los enfermos como por la oración de intercesión con la que 102 2, 2, 2, 1510| el nombre del Señor. Y la oración de la fe salvará al enfermo, 103 2, 2, 2, 1526| el nombre del Señor. Y la oración de la fe salvará al enfermo, 104 2, 2, 2, 1531| unción acompañada de la oración litúrgica del sacerdote 105 2, 2, 3, 1538| manos del obispo, con la oración consecratoria, constituye 106 2, 2, 3, 1540| mediante los sacrificios y la oración, este sacerdocio de la Antigua 107 2, 2, 3, 1541| Iglesia se dirige a Dios en la oración consecratoria de la ordenación 108 2, 2, 3, 1543| 1543 Y en la oración consecratoria para la ordenación 109 2, 2, 3, 1552| cuando presenta a Dios la oración de la Iglesia (cf SC 33) 110 2, 2, 3, 1553| delegados de la comunidad. La oración y la ofrenda de la Iglesia 111 2, 2, 3, 1553| Iglesia son inseparables de la oración y la ofrenda de Cristo, 112 2, 2, 3, 1573| ordenando así como por una oración consecratoria específica 113 2, 2, 3, 1586| Espíritu de soberanía": Oración de consagración del obispo 114 2, 2, 3, 1587| presbiteral está expresado en esta oración propia del rito bizantino. 115 2, 2, 3, 1597| las manos seguida de una oración consecratoria solemne que 116 2, 2, 3, 1637| virtudes familiares, y la oración perseverante pueden preparar 117 2, 2, 3, 1651| misa, a perseverar en la oración, a incrementar las obras 118 2, 2, 3, 1657| de los sacramentos, en la oración y en la acción de gracias, 119 2, 2, 3, 1657| culto divino por medio de la oración y la ofrenda de su vida.~ 120 2, 2, 3, 1666| comunidad de gracia y de oración, escuela de virtudes humanas 121 2, 2, 4, 1668| Comprenden siempre una oración, con frecuencia acompañada 122 2, 2, 4, 1670| sacramentos, pero por la oración de la Iglesia preparan a 123 2, 2, 4, 1671| bendición es alabanza de Dios y oración para obtener sus dones. 124 3, 0, 0, 1692| Por los sacramentos y la oración reciben la gracia de Cristo 125 3, 1, 1, 1742| cristiana, especialmente en la oración, a  medida que somos más 126 3, 1, 1, 1785| asimilemos en la fe y la oración, y la pongamos en práctica. 127 3, 1, 1, 1802| asimilemos en la fe y en la oración, y la pongamos en práctica. 128 3, 1, 1, 1806| sobrios para daros a la oración’ (1 Pe 4, 7). La prudencia 129 3, 1, 1, 1820| expresa y se alimenta en la oración, particularmente en la del 130 3, 1, 2, 1900| ejercen.~La más antigua oración de la Iglesia por la autoridad 131 3, 1, 3, 1968| perdón de los enemigos y la oración por los perseguidores, según 132 3, 1, 3, 1969| religión: la limosna, la oración y el ayuno, ordenándolos 133 3, 1, 3, 1969| cf Mt 6, 1-6; 16-18). Su oración es el Padre Nuestro (Mt 134 3, 1, 3, 1971| tribulación; perseverantes en la oración; compartiendo las necesidades 135 3, 1, 3, 2010| bienes son objeto de la oración cristiana, la cual provee 136 3, 1, 3, 2041| indispensable en el espíritu de oración y en el esfuerzo moral, 137 3, 2, 1, 2097| idolatría del mundo.~La oración~ 138 3, 2, 1, 2098| mandamiento se realizan en la oración. La elevación del espíritu 139 3, 2, 1, 2098| nuestra adoración a Dios: oración de alabanza y de acción 140 3, 2, 1, 2098| intercesión y de súplica. La oración es una condición indispensable 141 3, 2, 1, 2101| prometer a Dios un acto, una oración, una limosna, una peregrinación, 142 3, 2, 1, 2178| pecados, arrepentirse en la oración... Asistir a la sagrada 143 3, 2, 1, 2178| divina liturgia, acabar su oración y no marcharse antes de 144 3, 2, 1, 2178| este día os es dado para la oración y el descanso. Es el día 145 3, 2, 1, 2183| diocesano, o permanezcan en oración durante un tiempo conveniente, 146 3, 2, 1, 2188| todos un ejemplo público de oración, de respeto y de alegría, 147 3, 2, 2, 2205| llamada a participar en la oración y el sacrificio de Cristo. 148 3, 2, 2, 2205| sacrificio de Cristo. La oración cotidiana y la lectura de 149 3, 2, 2, 2218| hijos, y en el día de su oración será escuchado. Quien da 150 3, 2, 2, 2252| sus hijos en la fe, en la oración y en todas las virtudes. 151 3, 2, 2, 2299| Deben ser ayudados por la oración de sus parientes, los cuales 152 3, 2, 2, 2340| morales y la fidelidad a la oración. ‘La castidad nos recompone; 153 3, 2, 2, 2359| amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, 154 3, 2, 2, 2502| hombre a la adoración, a la oración y al amor de Dios Creador 155 3, 2, 2, 2520| Sb 15, 5);~– mediante la oración:~Creía que la continencia 156 3, 2, 2, 2532| corazón es imposible sin la oración, la práctica de la castidad 157 4 | CUARTA PARTE~LA ORACIÓN CRISTIANA~ 158 4, 1 | PRIMERA SECCIÓN ~LA ORACIÓN EN LA VIDA CRISTIANA~ 159 4, 1, 0, 2558| verdadero. Esta relación es la oración.~¿QUÉ ES LA ORACIÓN?~Para 160 4, 1, 0, 2558| es la oración.~¿QUÉ ES LA ORACIÓN?~Para mí, la oración es 161 4, 1, 0, 2558| LA ORACIÓN?~Para mí, la oración es un impulso del corazón, 162 4, 1, 0, 2558| Jesús, ms autob. C 25r).~La oración como don de Dios~ 163 4, 1, 0, 2559| 2559 "La oración es la elevación del alma 164 4, 1, 0, 2559| humildad es la base de la oración. "Nosotros no sabemos pedir 165 4, 1, 0, 2559| gratuitamente el don de la oración: el hombre es un mendigo 166 4, 1, 0, 2560| 10). La maravilla de la oración se revela precisamente allí, 167 4, 1, 0, 2560| de Dios que nos desea. La oración, sepámoslo o no, es el encuentro 168 4, 1, 0, 2561| viva" (Jn 4, 10). Nuestra oración de petición es paradójicamente 169 4, 1, 0, 2561| 28; Za 12, 10; 13, 1).~La oración como Alianza~ 170 4, 1, 0, 2562| 2562 ¿De dónde viene la oración del hombre? Cualquiera que 171 4, 1, 0, 2562| que sea el lenguaje de la oración (gestos y palabras), el 172 4, 1, 0, 2562| lugar de donde brota la oración, las Escrituras hablan a 173 4, 1, 0, 2562| Dios, la expresión de la oración es vana.~ 174 4, 1, 0, 2564| 2564 La oración cristiana es una relación 175 4, 1, 0, 2564| de Dios hecho hombre.~La oración como Comunión~ 176 4, 1, 0, 2565| En la nueva Alianza, la oración es la relación viva de los 177 4, 1, 0, 2565| 16, 9). Así, la vida de oración es estar habitualmente en 178 4, 1, 0, 2565| Cristo (cf Rm 6, 5). La oración es cristiana en tanto en 179 4, 1, 1 | PRIMERO~LA REVELACIÓN DE LA ORACIÓN~La llamada universal a la 180 4, 1, 1 | La llamada universal a la oración~ 181 4, 1, 1, 2567| encuentro misterioso de la oración. Esta iniciativa de amor 182 4, 1, 1, 2567| siempre lo primero en la oración, el caminar del hombre es 183 4, 1, 1, 2567| al hombre a sí mismo, la oración aparece como un llamamiento 184 4, 1, 1, 2568| 2568 La revelación de la oración en el Antiguo Testamento 185 4, 1, 1, 2568| voluntad" (Hb 10, 5-7). Así, la oración está ligada con la historia 186 4, 1, 1, 2568| La creación, fuente de la oración~ 187 4, 1, 1, 2569| 2569 La oración se vive primeramente a partir 188 4, 1, 1, 2569| esta característica de la oración.~En su alianza indefectible 189 4, 1, 1, 2569| el Antiguo Testamento, la oración se revela sobre todo a partir 190 4, 1, 1, 2569| Abraham.~La Promesa y la oración de la fe~ 191 4, 1, 1, 2570| que llama es esencial a la oración, las palabras tienen un 192 4, 1, 1, 2570| valor relativo. Por eso, la oración de Abraham se expresa primeramente 193 4, 1, 1, 2570| tarde aparece su primera oración con palabras: una queja 194 4, 1, 1, 2570| tensión dramática de la oración: la prueba de la fe en la 195 4, 1, 1, 2572| nosotros (cf Rm 8, 32). La oración restablece al hombre en 196 4, 1, 1, 2573| relato el símbolo de la oración como un combate de la fe 197 4, 1, 1, 2573| Lc 18, 1-8).~Moisés y la oración del mediador~ 198 4, 1, 1, 2574| conclusión de la Alianza), la oración de Moisés es la figura cautivadora 199 4, 1, 1, 2574| figura cautivadora de la oración de intercesión que tiene 200 4, 1, 1, 2575| figuras principales de la oración en la tradición espiritual 201 4, 1, 1, 2576| su amigo" (Ex 33, 11). La oración de Moisés es típica de la 202 4, 1, 1, 2576| de Moisés es típica de la oración contemplativa gracias a 203 4, 1, 1, 2577| 9). Los argumentos de su oración (la intercesión es también 204 4, 1, 1, 2577| lleva su Nombre.~David y la oración del rey~ 205 4, 1, 1, 2578| 2578 La oración del pueblo de Dios se desarrolla 206 4, 1, 1, 2579| arrepentimiento serán modelo de la oración del pueblo. Ungido de Dios, 207 4, 1, 1, 2579| pueblo. Ungido de Dios, su oración es adhesión fiel a la promesa 208 4, 1, 1, 2579| el primer profeta de la oración judía y cristiana. La oración 209 4, 1, 1, 2579| oración judía y cristiana. La oración de Cristo, verdadero Mesías 210 4, 1, 1, 2579| plenitud el sentido de esta oración.~ 211 4, 1, 1, 2580| de Jerusalén, la casa de oración que David quería construir, 212 4, 1, 1, 2580| de su hijo, Salomón. La oración de la Dedicación del Templo ( 213 4, 1, 1, 2581| llamadas y caminos de la oración. Sin embargo, el ritualismo 214 4, 1, 1, 2582| pueblo en respuesta a su oración sobre el Monte Carmelo ( 215 4, 1, 1, 2582| para incitarnos a orar: "La oración ferviente del justo tiene 216 4, 1, 1, 2583| fe que confirma con su oración insistente: Dios devuelve 217 4, 1, 1, 2584| fuerza para su misión. Su oración no es una huida del mundo 218 4, 1, 1, 2584| 20, 7-18).~Los Salmos, oración de la Asamblea~ 219 4, 1, 1, 2585| Escrituras contienen textos de oración que atestiguan el sentido 220 4, 1, 1, 2585| el sentido profundo de la oración para sí mismo y para los 221 4, 1, 1, 2585| son la obra maestra de la oración en el Antiguo Testamento.~ 222 4, 1, 1, 2586| alimentan y expresan la oración del pueblo de Dios como 223 4, 1, 1, 2586| sábados en las sinagogas. Esta oración es indisociablemente individual 224 4, 1, 1, 2586| usados por Cristo en su oración y que en él encuentran su 225 4, 1, 1, 2586| siendo esenciales en la oración de su Iglesia (cf IGLH 100- 226 4, 1, 1, 2587| de Dios se convierte en oración del hombre. En los demás 227 4, 1, 1, 2588| múltiples expresiones de oración de los Salmos se encarnan 228 4, 1, 1, 2588| de un himno como de una oración de desamparo o de acción 229 4, 1, 1, 2589| y la espontaneidad de la oración, el deseo de Dios mismo 230 4, 1, 1, 2589| a la voluntad divina. La oración de los salmos está siempre 231 4, 1, 1, 2589| Asamblea, son invitación a la oración y respuesta a la misma: " 232 4, 1, 1, 2590| 2590 "La oración es la elevación del alma 233 4, 1, 1, 2591| encuentro misterioso con El. La oración acompaña a toda la historia 234 4, 1, 1, 2592| 2592 La oración de Abraham y de Jacob aparece 235 4, 1, 1, 2593| 2593 La oración de Moisés responde a la 236 4, 1, 1, 2593| su pueblo. Prefigura la oración de intercesión del único 237 4, 1, 1, 2594| 2594 La oración del pueblo de Dios se desarrolla 238 4, 1, 1, 2596| constituyen la obra maestra de la oración en el Antiguo Testamento. 239 4, 1, 1, 2597| esencial y permanente de la oración de su Iglesia. Se adaptan 240 4, 1, 1, 2598| 2598 El drama de la oración se nos revela plenamente 241 4, 1, 1, 2598| Intentar comprender su oración, a través de lo que sus 242 4, 1, 1, 2598| contemplando a él mismo en oración y después escuchando cómo 243 4, 1, 1, 2599| su madre las fórmulas de oración; de ella, que conservaba 244 4, 1, 1, 2599| palabras y en los ritmos de la oración de su pueblo, en la sinagoga 245 4, 1, 1, 2599| y en el Templo. Pero su oración brota de una fuente secreta 246 4, 1, 1, 2599| revelarse la novedad de la oración en la plenitud de los tiempos: 247 4, 1, 1, 2599| plenitud de los tiempos: la oración filial, que el Padre esperaba 248 4, 1, 1, 2600| Santo y el sentido de la oración en el ministerio de Cristo. 249 4, 1, 1, 2600| tentación (cf Lc 22, 32). La oración de Jesús ante los acontecimientos 250 4, 1, 1, 2601| contemplar a su Maestro en oración, cuando el discípulo de 251 4, 1, 1, 2601| aprender del Maestro de la oración. Contemplando y escuchando 252 4, 1, 1, 2602| Lleva a los hombres en su oración, ya que también asume la 253 4, 1, 1, 2602| la carne", comparte en su oración humana todo lo que viven " 254 4, 1, 1, 2602| manifestación visible de su oración "en lo secreto".~ 255 4, 1, 1, 2603| Padre en su agonía. Toda la oración de Jesús está en esta adhesión 256 4, 1, 1, 2604| 2604 La segunda oración es narrada por San Juan ( 257 4, 1, 1, 2604| la acción de gracias, la oración de Jesús nos revela cómo 258 4, 1, 1, 2604| añadidura" (cf Mt 6, 21. 33).~La oración "sacerdotal" de Jesús (cf. 259 4, 1, 1, 2604| esta primera sección) Esta oración, en efecto, muestra el carácter 260 4, 1, 1, 2604| que Jesús nos enseña en la oración del Padrenuestro (la cual 261 4, 1, 1, 2606| se consuma el drama de la oración en la Economía de la creación 262 4, 1, 1, 2607| camino teologal de nuestra oración es su oración a su Padre. 263 4, 1, 1, 2607| de nuestra oración es su oración a su Padre. Pero el Evangelio 264 4, 1, 1, 2607| explícita de Jesús sobre la oración. Como un pedagogo, nos toma 265 4, 1, 1, 2607| que ellas ya saben de la oración por la Antigua Alianza y 266 4, 1, 1, 2607| ser los pedagogos de la oración en su Iglesia, les hablará 267 4, 1, 1, 2608| amor a los enemigos y la oración por los perseguidores (cf 268 4, 1, 1, 2610| todo cuanto pidáis en la oración, creed que ya lo habéis 269 4, 1, 1, 2610| Tal es la fuerza de la oración, "todo es posible para quien 270 4, 1, 1, 2611| 2611 La oración de fe no consiste solamente 271 4, 1, 1, 2611| discípulos a llevar a la oración esta voluntad de cooperar 272 4, 1, 1, 2612| también a la vigilancia. En la oración, el discípulo espera atento 273 4, 1, 1, 2612| comunión con su Maestro, la oración de los discípulos es un 274 4, 1, 1, 2612| combate, y velando en la oración es como no se cae en la 275 4, 1, 1, 2613| parábolas principales sobre la oración:~La primera, "el amigo importuno" ( 276 4, 1, 1, 2613| 11, 5-13), invita a una oración insistente: "Llamad y se 277 4, 1, 1, 2613| de las cualidades de la oración: es necesario orar siempre, 278 4, 1, 1, 2613| cesa de hacer suya esta oración: "¡Kyrie eleison!".~ 279 4, 1, 1, 2614| discípulos el misterio de la oración al Padre, les desvela lo 280 4, 1, 1, 2614| desvela lo que deberá ser su oración, y la nuestra, cuando haya 281 4, 1, 1, 2614| peticiones se funda en la oración de Jesús (cf Jn 14, 13-14).~ 282 4, 1, 1, 2615| Padre nos da cuando nuestra oración está unida a la de Jesús, 283 4, 1, 1, 2615| 17). Esta novedad de la oración y de sus condiciones aparece 284 4, 1, 1, 2615| En el Espíritu Santo, la oración cristiana es comunión de 285 4, 1, 1, 2615| 16, 24).~Jesús escucha la oración~ 286 4, 1, 1, 2616| 2616 La oración a Jesús ya ha sido escuchada 287 4, 1, 1, 2616| resurrección: Jesús escucha la oración de fe expresada en palabras ( 288 4, 1, 1, 2616| recogida en la tradición de la Oración a Jesús: "¡Jesús, Cristo, 289 4, 1, 1, 2616| las tres dimensiones de la oración de Jesús: "Orat pro nobis 290 4, 1, 1, 2616| nuestra; a El dirige nuestra oración como a Dios nuestro. Reconozcamos, 291 4, 1, 1, 2616| Sal 85, 1; cf IGLH 7).~La oración de la Virgen María~ 292 4, 1, 1, 2617| 2617 La oración de María se nos revela en 293 4, 1, 1, 2617| efusión del Espíritu Santo, su oración coopera de manera única 294 4, 1, 1, 2617| palabra". Fiat, ésta es la oración cristiana: ser todo de El, 295 4, 1, 1, 2620| Testamento el modelo perfecto de oración se encuentra en la oración 296 4, 1, 1, 2620| oración se encuentra en la oración filial de Jesús. Hecha con 297 4, 1, 1, 2620| soledad, en lo secreto, la oración de Jesús entraña una adhesión 298 4, 1, 1, 2622| 2622 La oración de la Virgen María, en su 299 4, 1, 1, 2623| esperaban "perseverando en la oración con un mismo espíritu" ( 300 4, 1, 1, 2623| la formará en la vida de oración.~ 301 4, 1, 1, 2624| de actos es típica de la oración de la Iglesia; fundada sobre 302 4, 1, 1, 2625| espirituales. Las formas de la oración, tal como las revelan las 303 4, 1, 1, 2625| siendo normativas para la oración cristiana.~ ~ 304 4, 1, 1, 2626| movimiento de fondo de la oración cristiana: es encuentro 305 4, 1, 1, 2626| se convocan y se unen. La oración de bendición es la respuesta 306 4, 1, 1 | II La oración de petición~ 307 4, 1, 1, 2629| neotestamentario sobre la oración de súplica está lleno de 308 4, 1, 1, 2629| e incluso "luchar en la oración" (cf Rm 15, 30; Col 4, 12). 309 4, 1, 1, 2629| la petición: Mediante la oración de petición mostramos la 310 4, 1, 1, 2630| en Cristo resucitado, la oración de la Iglesia es sostenida 311 4, 1, 1, 2631| primer movimiento de la oración de petición (cf el publicano: " 312 4, 1, 1, 2631| Es el comienzo de una oración justa y pura. La humildad 313 4, 1, 1, 2631| de la eucaristía como la oración personal comienzan con la 314 4, 1, 1, 2632| Iglesia, es objeto de la oración de la comunidad apostólica ( 315 4, 1, 1, 2632| Hch 6, 6; 13, 3). Es la oración de Pablo, el Apóstol por 316 4, 1, 1, 2632| Iglesias debe animar la oración cristiana (cf Rm 10, 1; 317 4, 1, 1 | III La oración de intercesión~ 318 4, 1, 1, 2634| 2634 La intercesión es una oración de petición que nos conforma 319 4, 1, 1, 2634| conforma muy de cerca con la oración de Jesús. El es el único 320 4, 1, 1 | IV La oración de acción de gracias~ 321 4, 1, 1, 2637| de gracias caracteriza la oración de la Iglesia que, al celebrar 322 4, 1, 1, 2638| 2638 Al igual que en la oración de petición, todo acontecimiento 323 4, 1, 1, 2638| Sed perseverantes en la oración, velando en ella con acción 324 4, 1, 1 | V La oración de alabanza~ 325 4, 1, 1, 2639| integra las otras formas de oración y las lleva hacia Aquél 326 4, 1, 1, 2643| expresa todas las formas de oración: es la "ofrenda pura" de 327 4, 1, 1, 2644| educa también en la vida de oración, suscitando expresiones 328 4, 1, 1, 2646| 2646 La oración de petición tiene por objeto 329 4, 1, 1, 2647| 2647 La oración de intercesión consiste 330 4, 1, 1, 2649| 2649 La oración de alabanza, totalmente 331 4, 1, 2 | SEGUNDO~LA TRADICIÓN DE LA ORACIÓN~ 332 4, 1, 2, 2650| 2650. La oración no se reduce al brote espontáneo 333 4, 1, 2, 2650| Escrituras revelan sobre la oración: es necesario también aprender 334 4, 1, 2, 2651| 2651 La tradición de la oración cristiana es una de las 335 4, 1, 2 | Artículo 1~LAS FUENTES DE LA ORACIÓN~ 336 4, 1, 2, 2653| Escritura debe acompañar la oración para que se realice el diálogo 337 4, 1, 2, 2654| la palabra de Dios en la oración: "Buscad leyendo, y encontraréis 338 4, 1, 2, 2655| el corazón a un altar. La oración interioriza y asimila la 339 4, 1, 2, 2655| celebración. Incluso cuando la oración se vive "en lo secreto" ( 340 4, 1, 2, 2655| secreto" (Mt 6, 6), siempre es oración de la Iglesia, comunión 341 4, 1, 2, 2656| 2656 Se entra en oración como se entra en la liturgia: 342 4, 1, 2, 2657| esperanza. Inversamente, la oración de la Iglesia y la oración 343 4, 1, 2, 2657| oración de la Iglesia y la oración personal alimentan en nosotros 344 4, 1, 2, 2658| sido dado" (Rm 5, 5). La oración, formada en la vida litúrgica, 345 4, 1, 2, 2658| amor es la fuente de la oración: quien saca el agua de ella, 346 4, 1, 2, 2658| alcanza la cumbre de la oración:~Te amo, Dios mío, y mi 347 4, 1, 2, 2658| María Bautista Vianney, oración).~"Hoy"~ 348 4, 1, 2, 2659| ofrece para que brote la oración. La enseñanza de Jesús sobre 349 4, 1, 2, 2659| enseñanza de Jesús sobre la oración a nuestro Padre está en 350 4, 1, 2, 2660| importante amasar con la oración las humildes situaciones 351 4, 1, 2, 2660| cotidianas. Todas las formas de oración pueden ser esa levadura 352 4, 1, 2, 2662| caridad son fuentes de la oración.~ ~ 353 4, 1, 2 | Artículo 2~EL CAMINO DE LA ORACIÓN~ 354 4, 1, 2, 2663| la tradición viva de la oración, cada Iglesia propone a 355 4, 1, 2, 2663| cultural, el lenguaje de su oración: palabras, melodías, gestos, 356 4, 1, 2, 2663| fidelidad de estos caminos de oración a la tradición de la fe 357 4, 1, 2, 2663| siempre a Jesucristo.~La oración al Padre~ 358 4, 1, 2, 2664| 2664 No hay otro camino de oración cristiana que Cristo. Sea 359 4, 1, 2, 2664| vocal o interior, nuestra oración no tiene acceso al Padre 360 4, 1, 2, 2664| a Dios nuestro Padre.~La oración a Jesús~ 361 4, 1, 2, 2665| 2665 La oración de la Iglesia, alimentada 362 4, 1, 2, 2665| litúrgicas incluye formas de oración dirigidas a Cristo. Algunos 363 4, 1, 2, 2665| según su actualización en la Oración de la Iglesia, y el Nuevo 364 4, 1, 2, 2665| las invocaciones de esta oración a Cristo: Hijo de Dios, 365 4, 1, 2, 2667| da en la tradición de la oración bajo formas diversas en 366 4, 1, 2, 2668| camino más sencillo de la oración continua. Repetida con frecuencia 367 4, 1, 2, 2669| 2669 La oración de la Iglesia venera y honra 368 4, 1, 2, 2669| por nuestros pecados. La oración cristiana practica el Vía 369 4, 1, 2, 2670| 3). Cada vez que en la oración nos dirigimos a Jesús, es 370 4, 1, 2, 2670| nos atrae al Camino de la oración. Puesto que él nos enseña 371 4, 1, 2, 2671| 15, 26; 16, 13). Pero la oración más sencilla y la más directa 372 4, 1, 2, 2672| el Maestro interior de la oración cristiana. Es el artífice 373 4, 1, 2, 2672| la tradición viva de la oración. Ciertamente hay tantos 374 4, 1, 2, 2672| hay tantos caminos en la oración como orantes, pero es el 375 4, 1, 2, 2672| en el Espíritu Santo la oración cristiana es oración en 376 4, 1, 2, 2672| la oración cristiana es oración en la Iglesia.~En comunión 377 4, 1, 2, 2673| 2673 En la oración, el Espíritu Santo nos une 378 4, 1, 2, 2673| ella y en ella, nuestra oración filial comulga en la Iglesia 379 4, 1, 2, 2674| es el Camino de nuestra oración; María, su Madre y nuestra 380 4, 1, 2, 2675| Iglesias han desarrollado la oración a la santa Madre de Dios, 381 4, 1, 2, 2675| antífonas que expresan esta oración, se alternan habitualmente 382 4, 1, 2, 2676| Este doble movimiento de la oración a María ha encontrado una 383 4, 1, 2, 2676| expresión privilegiada en la oración del Ave María:~"Dios te 384 4, 1, 2, 2676| del Angel Gabriel abre la oración del Ave María. Es Dios mismo 385 4, 1, 2, 2676| saluda a María. Nuestra oración se atreve a recoger el saludo 386 4, 1, 2, 2677| 38). Confiándonos a su oración, nos abandonamos con ella 387 4, 1, 2, 2678| Occidente desarrolló la oración del Rosario, en sustitución 388 4, 1, 2, 2678| sustitución popular de la Oración de las Horas. En Oriente, 389 4, 1, 2, 2678| Narek, la tradición de la oración es fundamentalmente la misma.~ 390 4, 1, 2, 2679| orar con ella y a ella. La oración de la Iglesia está sostenida 391 4, 1, 2, 2679| Iglesia está sostenida por la oración de María. Le está unida 392 4, 1, 2, 2680| 2680 La oración está dirigida principalmente 393 4, 1, 2, 2681| como Maestro interior de la oración cristiana.~ 394 4, 1, 2 | 3~MAESTROS Y LUGARES DE ORACIÓN~Una pléyade de testigos~ 395 4, 1, 2, 2683| la tradición viva de la oración, por el modelo de su vida, 396 4, 1, 2, 2683| de sus escritos y por su oración actual. Contemplan a Dios, 397 4, 1, 2, 2684| muestra cómo el espíritu de oración incultura la fe en un ámbito 398 4, 1, 2, 2684| la tradición viva de la oración y son guías indispensables 399 4, 1, 2, 2684| 26, 62).~Servidores de la oración~ 400 4, 1, 2, 2685| lugar de la educación en la oración. Fundada en el sacramento 401 4, 1, 2, 2685| Iglesia" y a perseverar en la oración. Particularmente para los 402 4, 1, 2, 2685| para los niños pequeños, la oración diaria familiar es el primer 403 4, 1, 2, 2686| responsables de la formación en la oración de sus hermanos y hermanas 404 4, 1, 2, 2686| las fuentes vivas de la oración: la Palabra de Dios, la 405 4, 1, 2, 2687| consagran toda su vida a la oración. Desde el desierto de Egipto, 406 4, 1, 2, 2687| mantiene ni se propaga sin la oración; es una de las fuentes vivas 407 4, 1, 2, 2688| de Dios se medite en la oración personal, se actualice en 408 4, 1, 2, 2688| personal, se actualice en la oración litúrgica, y se interiorice 409 4, 1, 2, 2688| indispensable para la vida de oración, pero es importante hacer 410 4, 1, 2, 2689| 2689 Grupos de oración, es decir, "escuelas de 411 4, 1, 2, 2689| es decir, "escuelas de oración", son hoy uno de los signos 412 4, 1, 2, 2689| acicates de la renovación de la oración en la Iglesia, a condición 413 4, 1, 2, 2689| auténticas fuentes de la oración cristiana. La salvaguarda 414 4, 1, 2, 2689| es señal de la verdadera oración en la Iglesia.~ 415 4, 1, 2, 2690| este bien común que es la oración (dirección espiritual). 416 4, 1, 2, 2690| la Tradición viva de la oración:~Por eso, el alma que quiere 417 4, 1, 2, 2690| Lugares favorables para la oración~ 418 4, 1, 2, 2691| es el lugar propio de la oración litúrgica de la comunidad 419 4, 1, 2, 2691| indiferente para la verdad de la oración:~— para la oración personal, 420 4, 1, 2, 2691| de la oración:~— para la oración personal, el lugar favorable 421 4, 1, 2, 2691| puede ser un "rincón de oración", con las Sagradas Escrituras 422 4, 1, 2, 2691| pequeño oratorio favorece la oración en común.~— en las regiones 423 4, 1, 2, 2691| participación de los fieles en la Oración de las Horas y permitir 424 4, 1, 2, 2691| fuertes de renovación de la oración. Los santuarios son, para 425 4, 1, 2, 2691| Iglesia" las formas de la oración cristiana.~  426 4, 1, 2, 2692| 2692 En su oración, la Iglesia peregrina se 427 4, 1, 2, 2693| la tradición viva de la oración y son guías preciosos para 428 4, 1, 2, 2694| lugar de educación para la oración.~ 429 4, 1, 2, 2695| catequesis, los grupos de oración, la "dirección espiritual" 430 4, 1, 2, 2695| Iglesia una ayuda para la oración.~ 431 4, 1, 2, 2696| lugares más favorables para la oración son el oratorio personal 432 4, 1, 2, 2696| es el lugar propio de la oración litúrgica para la comunidad 433 4, 1, 3 | CAPÍTULO TERCERO~LA VIDA DE ORACIÓN~ 434 4, 1, 3, 2697| 2697 La oración es la vida del corazón nuevo. 435 4, 1, 3, 2697| profetas, insisten en la oración como un "recuerdo de Dios", 436 4, 1, 3, 2697| los tiempos fuertes de la oración cristiana, en intensidad 437 4, 1, 3, 2698| los fieles unos ritmos de oración destinados a alimentar la 438 4, 1, 3, 2698| destinados a alimentar la oración continua. Algunos son diarios: 439 4, 1, 3, 2698| Algunos son diarios: la oración de la mañana y la de la 440 4, 1, 3, 2698| principalmente por medio de la oración. El ciclo del año litúrgico 441 4, 1, 3, 2698| fundamentales de la vida de oración de los cristianos.~ 442 4, 1, 3, 2699| expresiones personales de su oración. No obstante, la tradición 443 4, 1, 3, 2699| principales de la vida de oración: la oración vocal, la meditación, 444 4, 1, 3, 2699| de la vida de oración: la oración vocal, la meditación, y 445 4, 1, 3, 2699| vocal, la meditación, y la oración de contemplación. Tienen 446 4, 1, 3, 2699| tiempos fuertes de la vida de oración.~ ~ 447 4, 1, 3 | 1~LAS EXPRESIONES DE LA ORACIÓN~ ~ 448 4, 1, 3 | I La oración vocal~ 449 4, 1, 3, 2700| mentales o vocales, nuestra oración toma cuerpo. Pero lo más 450 4, 1, 3, 2700| Aquél a quien hablamos en la oración. "Que nuestra oración se 451 4, 1, 3, 2700| la oración. "Que nuestra oración se oiga no depende de la 452 4, 1, 3, 2701| 2701 La oración vocal es un elemento indispensable 453 4, 1, 3, 2701| discípulos, atraídos por la oración silenciosa de su Maestro, 454 4, 1, 3, 2701| Maestro, éste les enseña una oración vocal: el "Padre Nuestro". 455 4, 1, 3, 2701| la voz para expresar su oración personal, desde la bendición 456 4, 1, 3, 2702| asociar los sentidos a la oración interior responde a una 457 4, 1, 3, 2703| y, por consiguiente, la oración que sube viva desde las 458 4, 1, 3, 2703| que asocia el cuerpo a la oración interior, esta expresión 459 4, 1, 3, 2704| 2704 La oración vocal es la oración por 460 4, 1, 3, 2704| 2704 La oración vocal es la oración por excelencia de las multitudes 461 4, 1, 3, 2704| podría prescindir de la oración vocal. La oración se hace 462 4, 1, 3, 2704| de la oración vocal. La oración se hace interior en la medida 463 4, 1, 3, 2704| Jesús, cam. 26). Entonces la oración vocal se convierte en una 464 4, 1, 3, 2704| en una primera forma de oración contemplativa.~ ~ 465 4, 1, 3, 2707| por el único camino de la oración: Cristo Jesús.~ 466 4, 1, 3, 2708| voluntad de seguir a Cristo. La oración cristiana se aplica preferentemente 467 4, 1, 3, 2708| es de gran valor, pero la oración cristiana debe ir más lejos: 468 4, 1, 3 | III La oración de contemplación~ 469 4, 1, 3, 2709| 2709 ¿Qué es esta oración? Santa Teresa responde: " 470 4, 1, 3, 2709| responde: "no es otra cosa oración mental, a mi parecer, sino 471 4, 1, 3, 2710| tiempo y de la duración de la oración de contemplación depende 472 4, 1, 3, 2712| 2712 La contemplación es la oración del hijo de Dios, del pecador 473 4, 1, 3, 2713| sencilla del misterio de la oración. Es un don, una gracia; 474 4, 1, 3, 2713| humildad y en la pobreza. La oración contemplativa es una relación 475 4, 1, 3, 2714| fuerte por excelencia de la oración. En ella, el Padre nos concede " 476 4, 1, 3, 2717| Cruz). Las palabras en la oración contemplativa no son discursos 477 4, 1, 3, 2717| nos hace partícipes de la oración de Jesús.~ 478 4, 1, 3, 2718| contemplación es unión con la oración de Cristo en la medida en 479 4, 1, 3, 2720| invita a los fieles a una oración regulada: oraciones diarias, 480 4, 1, 3, 2721| expresiones de la vida de oración: la oración vocal, la meditación 481 4, 1, 3, 2721| de la vida de oración: la oración vocal, la meditación y la 482 4, 1, 3, 2721| vocal, la meditación y la oración contemplativa. Las tres 483 4, 1, 3, 2722| 2722 La oración vocal, fundada en la unión 484 4, 1, 3, 2722| humana, asocia el cuerpo a la oración interior del corazón a ejemplo 485 4, 1, 3, 2724| 2724 La oración contemplativa es la expresión 486 4, 1, 3, 2724| sencilla del misterio de la oración. Es una mirada de fe, fijada 487 4, 1, 3, 2724| Realiza la unión con la oración de Cristo en la medida en 488 4, 1, 3 | Artículo 2~EL COMBATE DE LA ORACIÓN~ 489 4, 1, 3, 2725| 2725 La oración es un don de la gracia y 490 4, 1, 3, 2725| con El nos enseñan que la oración es un combate. ¿Contra quién? 491 4, 1, 3, 2725| separar al hombre de la oración, de la unión con su Dios. 492 4, 1, 3, 2725| inseparable del combate de la oración.~ ~ 493 4, 1, 3 | I Las objeciones a la oración~ 494 4, 1, 3, 2726| 2726 En el combate de la oración, tenemos que hacer frente 495 4, 1, 3, 2726| conceptos erróneos sobre la oración. Unos ven en ella una simple 496 4, 1, 3, 2726| buscan a Dios por medio de la oración, pero se desalientan pronto 497 4, 1, 3, 2726| pronto porque ignoran que la oración viene también del Espíritu 498 4, 1, 3, 2727| da rendimiento (luego, la oración es inútil, pues es improductiva); 499 4, 1, 3, 2727| belleza (y he aquí que la oración es "amor de la Belleza absoluta" ( 500 4, 1, 3, 2727| mentalidad según la cual la oración es vista como posibilidad


1-500 | 501-643

Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (V89) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2007. Content in this page is licensed under a Creative Commons License