Índice | Palabras: Alfabética - Frecuencia - Inverso - Longitud - Estadísticas | Ayuda | Biblioteca IntraText
Alfabética    [«  »]
madurez 7
maestra 3
maestras 2
maestro 31
maestros 10
magdala 1
magdalena 2
Frecuencia    [«  »]
31 justa
31 justos
31 llena
31 maestro
31 ministro
31 mortal
31 obtener

Catecismo de la Iglesia Católica

IntraText - Concordancias

maestro

   Parte,  Sección, Capítulo, Párrafo
1 1, 1, 2, 127 | retened lo que nuestro Señor y Maestro, Cristo, ha enseñado mediante 2 1, 2, 2, 450 | encuentra en su Señor y Maestro" (GS 10, 2; cf. 45, 2).~ 3 1, 2, 2, 554 | el Hijo de Dios vivo, el Maestro "comenzó a mostrar a sus 4 1, 2, 2, 643 | la muerte en cruz de su Maestro, anunciada por él de antemano( 5 1, 2, 3, 741 | las obras de Dios, es el Maestro de la oración (esto será 6 1, 2, 3, 891 | ministerio cuando, como Pastor y Maestro supremo de todos los fieles 7 1, 2, 3, 894 | servicio que es el de su Maestro (cf. Lc 22, 26-27).~ 8 1, 2, 3, 957 | incomparable hacia su rey y maestro; que podamos nosotros, también 9 2, 2, 1, 1248| discípulos se unen con Cristo, su Maestro. Por lo tanto, hay que iniciar 10 2, 2, 2, 1429| la triple negación de su Maestro. La mirada de infinita misericordia 11 2, 2, 3, 1548| del sacrificio redentor, Maestro de la Verdad. Es lo que 12 2, 2, 3, 1558| veces del mismo Cristo, Maestro, Pastor y Sacerdote, y actúan 13 2, 2, 3, 1585| configurado con Cristo Sacerdote, Maestro y Pastor, de quien el ordenado 14 3, 0, 0, 1697| catequesis del Espíritu Santo, Maestro interior de la vida según 15 3, 1, 3, 1995| El Espíritu Santo es el maestro interior. Haciendo nacer 16 3, 1, 3, 2046| terrenas, sino que, fieles a su Maestro, las cumplen con rectitud, 17 3, 2 | SECCIÓN~LOS DIEZ MANDAMIENTOS~“Maestro, ¿qué he de hacer...?”~ 18 3, 2, 0, 2052| 2052 ‘Maestro, ¿qué he de hacer yo de 19 3, 2, 0, 2053| encontrarla en la Persona de su Maestro, que es quien le da la plenitud 20 4, 1, 1, 2601| uno de sus discípulos: `Maestro, enséñanos a orar'" (Lc 21 4, 1, 1, 2601| todo, al contemplar a su Maestro en oración, cuando el discípulo 22 4, 1, 1, 2601| Entonces, puede aprender del Maestro de la oración. Contemplando 23 4, 1, 1, 2612| 36). En comunión con su Maestro, la oración de los discípulos 24 4, 1, 2, 2672| todo nuestro ser, es el Maestro interior de la oración cristiana. 25 4, 1, 2, 2681| invocar al Espíritu Santo como Maestro interior de la oración cristiana.~ 26 4, 1, 2, 2690| se pone porque tal sea el maestro, tal será el discípulo; 27 4, 1, 3, 2701| oración silenciosa de su Maestro, éste les enseña una oración 28 4, 2, 0, 2759| uno de sus discípulos: 'Maestro, enséñanos a orar, como 29 4, 2, 0, 2765| cf Jn 17, 7): él es el Maestro de nuestra oración. Por 30 4, 2, 0, 2775| nos viene del Señor Jesús, Maestro y modelo de nuestra oración.~ 31 4, 2, 0, 2844| discípulo configurándolo con su Maestro. El perdón es cumbre de


Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (V89) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2007. Content in this page is licensed under a Creative Commons License