Parte. Capítulo

 1      I.    25| consejos, y sirvió de ayo y de médico a la Reina; pero pensar
 2      I.    27|    medicina recetada de famoso médico al enfermo que recebir no
 3      I.    52|      no le deparara un antiguo médico que tenía en su poder una
 4     II.    11|      suyas; que él es el mejor médico destas y de otras mayores
 5     II.    18|        fuere pedido; ha de ser médico y principalmente herbolario,
 6     II.    45|        Febo allí, tirador acá, médico acullá, padre de la Poesía,
 7     II.    47|         que después mostró ser médico, con una varilla de ballena
 8     II.    47|   gobernadores. Yo, señor, soy médico, y estoy asalariado en esta
 9     II.    47|     algún daño.~ ~ A lo que el médico respondió:~ ~ -Ésas no comerá
10     II.    47|     qué? -dijo Sancho.~ ~ Y el médico respondió:~ ~ -Porque nuestro
11     II.    47|       gobernador -respondió el médico - ; y así es mi parecer
12     II.    47|  provecho.~ ~ -Absit! -dijo el médico - . Vaya lejos de nosotros
13     II.    47|    miró de hito en hito al tal médico, y con voz grave le preguntó
14     II.    47|     por él, no me ha de quedar médico en toda la ínsula, a lo
15     II.    47|       a Dios en matar a un mal médico, verdugo de la república.
16     II.    47|  maestresala, y los demás y el médico se fueron; y luego el secretario
17     II.    47|       decir, me la mató un mal médico, que la purgó estando preñada,
18     II.    53|      sujeto a la miseria de un médico impertinente que me mate
19     II.    55|        natural de Tirteafuera, médico insulano y gobernadoresco.
20     II.    60|   enfermo las medicinas que el médico le ordena: vuesa merced
21     II.    60|    mejor decir, que es nuestro médico, le aplicará medicinas que
22     II.    65|        estacas,  una higa al médico (pues no le ha menester
23     II.    71|     que soy el más desgraciado médico que se debe de hallar en
24     II.    74|         Llamaron sus amigos al médico, tomóle el pulso, y no le
25     II.    74|    delante. Fue el parecer del médico que melancolías y desabrimientos
Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (VA2) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2010. Content in this page is licensed under a Creative Commons License