Parte. Capítulo

 1      I.    12|     estas que daba, al parecer justas excusas, dejaba el tío de
 2      I.    24|    puesto que yo veía con cuán justas causas don Fernando a Luscinda
 3      I.    28|       viendo que yo con feas y justas palabras respondía a las
 4      I.    28|        mirar y favorecer a las justas intenciones, favoreció las
 5      I.    36|  quedase defraudada de sus tan justas esperanzas; que considerase
 6      I.    40|   presentes.~ ~ ~ ~ Mas no más justas de su duro seno~ ~ ~ ~Habrán
 7      I.    49|     digan que fueron burla las justas de Suero de Quiñones, del
 8      I.    52|       se halló en unas famosas justas que en aquella ciudad hicieron,
 9     II.     4|        hacer unas solemnísimas justas por la fiesta de San Jorge,
10     II.    17|       pasar la tela en alegres justas delante de las damas, y
11     II.    17|    plato de su mesa; concierte justas, mantenga torneos y muéstrese
12     II.    18|      que llegase el día de las justas de Zaragoza, que era el
13     II.    22| convienen, que les vendrán más justas que pecadoras. Otro libro
14     II.    27|       faltaba desde allí a las justas. Con esta intención siguió
15     II.    27| agregar algunas otras que sean justas y razonables, y que obliguen
16     II.    59|    Zaragoza, a hallarse en las justas del arnés, que en aquella
17     II.    59|       don Jerónimo - ; y otras justas hay en Barcelona, donde
18     II.    60|      valona, botas enceradas y justas, espuelas, daga y espada
19     II.    70|     intento de hallarse en las justas de Zaragoza. Díjole asimismo
20     II.    72|      moví a que viniese a unas justas que se hacían en Zaragoza,
21     II.    72|        se había hallado en las justas desa ciudad, no quise yo
Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (VA2) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2010. Content in this page is licensed under a Creative Commons License