Parte. Capítulo

 1      I.     7|      parece que debe de estar demasiadamente cansado, si ya no es que
 2      I.    12|     para mí, que debía de ser demasiadamente bueno el clérigo que obliga
 3      I.    22|      voy aquí porque me burlé demasiadamente con dos primas hermanas
 4      I.    34|      le alabó, y dijo que era demasiadamente cruel la dama que a tan
 5     II.     1|     que no debieron ser cosas demasiadamente honestas, la dejó donde
 6     II.     2|       murmura que fue más que demasiadamente rijoso; y de su hermano,
 7     II.     3|     quien diga que anduvistes demasiadamente de crédulo en creer que
 8     II.    12|    trasluce, no debe de estar demasiadamente alegre, porque le vi arrojar
 9     II.    13| tenemos del premio; porque si demasiadamente no es desgraciado el caballero
10     II.    18|    las leyes de la glosa eran demasiadamente estrechas: que no sufrían
11     II.    32|       limpieza, habéis andado demasiadamente de remisos y descuidados,
12     II.    33|     encantadores muy listos y demasiadamente curiosos.~ ~ -Eso digo yo -
13     II.    35|       a todos pareció más que demasiadamente hermoso; y con un desenfado
14     II.    47|    plato de la fruta, por ser demasiadamente húmeda, y el plato del otro
15     II.    47|      le mandé quitar, por ser demasiadamente caliente y tener muchas
16     II.    72|  espaldas el verdugo, por ser demasiadamente atrevido.~ ~ -Y dígame vuesa
Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (VA2) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2010. Content in this page is licensed under a Creative Commons License