1-1000 | 1001-1051
     Parte. Capítulo

   1      I       |              de La Puebla de Alcocer, señor de las villas de Capilla,
   2      I.    Pr|          estás en tu casa, donde eres señor della, como el rey de sus
   3      I.    Pr|               nuestra España. En fin, señor y amigo mío -proseguí - ,
   4      I.    Pr|                   yo determino que el señor don Quijote se quede sepultado
   5      I.     1|              en razón que, mudando su señor estado, mudase él también
   6      I.     1|             el gigante Caraculiambro, señor de la ínsula Malindrania,
   7      I.     2|                    Si vuestra merced, señor caballero, busca posada,
   8      I.     2|               respondió:~ ~ -Para mí, señor castellano, cualquiera cosa
   9      I.     3|           gran magnificencia vuestra, señor mío -respondió don Quijote - ;
  10      I.     3|        alevosos y traidores, y que el señor del castillo era un follón
  11      I.     3|             serviría y le tendría por señor. Don Quijote le replicó
  12      I.     4|                  No lo haré otra vez, señor mío; por la pasión de Dios,
  13      I.     4|               palabras respondió:~ ~ -Señor caballero, este muchacho
  14      I.     4|               nada.~ ~ -El daño está, señor caballero, en que no tengo
  15      I.     4|         muchacho - más? ¡Mal año! No, señor, ni por pienso; porque en
  16      I.     4|                  Mire vuestra merced, señor, lo que dice -dijo el muchacho - :
  17      I.     4|               por muerto.~ ~ -Llamad, señor Andrés, ahora -decía el
  18      I.     4|          mucho discreto, le dijo:~ ~ -Señor caballero, nosotros no conocemos
  19      I.     4|            que de mi parte tengo.~ ~ -Señor caballero -replicó el mercader - ,
  20      I.     5|             de Mantua,~ ~ ~ ~Mi tío y señor carnal!~ ~ ~ ~ Y quiso la
  21      I.     5|             le conoció y le dijo:~ ~ -Señor Quijana -que así se debía
  22      I.     5|                  Sepa vuestra merced, señor don Rodrigo de Narváez,
  23      I.     5|                  Mire vuestra merced, señor, pecador de mí, que yo no
  24      I.     5|           sino el honrado hidalgo del señor Quijana.~ ~ -Yo  quién
  25      I.     5|              parece a vuestra merced, señor licenciado Pero Pérez -que
  26      I.     5|                 de la desgracia de mi señor? Tres días ha que no parecen
  27      I.     5|              aun decía más:~ ~ -Sepa, señor maese Nicolás -que éste
  28      I.     5|               veces le aconteció a mi señor tío estarse leyendo en estos
  29      I.     5|               de los disparates de mi señor tío, para que los remediaran
  30      I.     5|            Abran vuestras mercedes al señor Valdovinos y al señor marqués
  31      I.     5|              al señor Valdovinos y al señor marqués de Mantua, que viene
  32      I.     5|            que viene mal ferido, y al señor moro Abindarráez, que trae
  33      I.     5|        corazón del pie que cojeaba mi señor! Suba vuestra merced en
  34      I.     6|                  Tome vuestra merced, señor licenciado; rocíe este aposento,
  35      I.     6|            condenar al fuego.~ ~ -No, señor -dijo el Barbero - , que
  36      I.     6|             Barbero.~ ~ -¿Ahí está el señor Florimorte? -replicó el
  37      I.     6|         señora Ama.~ ~ -Que me place, señor mío -respondía ella; y con
  38      I.     6|               el Cura - . Ahí anda el señor Reinaldos de Montalbán con
  39      I.     6|               aquí le perdonáramos al señor capitán que no le hubiera
  40      I.     6|             poeta Homero. Este libro, señor compadre, tiene autoridad
  41      I.     6|           salvo vuestro buen parecer, señor maese Nicolás, que éste
  42      I.     6|               cata, perezcan.~ ~ -No, señor compadre -replicó el Barbero - ;
  43      I.     6|              escudero. Dígoos verdad, señor compadre, que, por su estilo,
  44      I.     6|         perjuicio de tercero.~ ~ -¡Ay señor! -dijo la Sobrina - . Bien
  45      I.     6|               que, habiendo sanado mi señor tío de la enfermedad caballeresca,
  46      I.     6|               Apolo; y pase adelante, señor compadre; y démonos prisa;
  47      I.     6|        recluso en vuestra posada.~ ~ -Señor compadre, que me place -
  48      I.     7|              le dijo:~ ~ -Por cierto, señor arzobispo Turpín, que es
  49      I.     7|                 Calle vuestra merced, señor compadre -dijo el Cura - ;
  50      I.     7|             le mete a vuestra merced, señor tío, en esas pendencias? ¿
  51      I.     7|                  Mire vuestra merced, señor caballero andante, que no
  52      I.     7|              de Mari Gutiérrez. Sepa, señor, que no vale dos maravedís
  53      I.     7|           adelantado.~ ~ -No lo haré, señor mío -respondió Sancho - ,
  54      I.     8|            caballero.~ ~ -Por cierto, señor -respondió Sancho - , que
  55      I.     8|         viento -dijo Sancho - . Mire, señor, que aquéllos son frailes
  56      I.     8|              cuales respondieron:~ ~ -Señor caballero, nosotros no somos
  57      I.     8|         despojos de la batalla que su señor don Quijote había ganado.
  58      I.    10|             atento a la batalla de su señor don Quijote, y rogaba a
  59      I.    10|               vuestra merced servido, señor don Quijote mío, de darme
  60      I.    10|               y comenzó a seguir a su señor, que, a paso tirado, sin
  61      I.    10|                le dijo:~ ~ -Paréceme, señor, que sería acertado irnos
  62      I.    10|              Advierta vuestra merced, señor don Quijote, que si el caballero
  63      I.    10|              merced tales juramentos, señor mío -replicó Sancho - ;
  64      I.    11|              que soy tu amo y natural señor; que comas en mi plato y
  65      I.    11|              traen consigo. Ansí que, señor mío, estas honras que vuestra
  66      I.    11|           pueda vuestra merced decir, señor caballero andante, que le
  67      I.    11|              un poco, porque vea este señor huésped que tenemos que
  68      I.    12|              noche del Nacimiento del Señor, y los autos para el día
  69      I.    12|            todo lo cual quedó el mozo señor desoluto, y en verdad que
  70      I.    12|          respondió Pedro - ; y si es, señor, que me habéis de andar
  71      I.    12|              en nada.~ ~ -Digo, pues, señor mío de mi alma -dijo el
  72      I.    12|       sacerdote; que quiero que sepa, señor andante, que en estos lugares
  73      I.    12|              buena gracia.~ ~ -La del Señor no me falte, que es la que
  74      I.    12|               Y si aquí estuviésedes, señor, algún día, veríades resonar
  75      I.    12|       Grisóstomo. Y así, os aconsejo, señor, que no dejéis de hallaros
  76      I.    13|                le dijo:~ ~ -Paréceme, señor Vivaldo, que habemos de
  77      I.    13|                le dijo:~ ~ -Paréceme, señor caballero andante, que vuestra
  78      I.    13|          huele algo a gentilidad.~ ~ -Señor -respondió don Quijote - ,
  79      I.    13|              nuestro don Quijote:~ ~ -Señor, una golondrina sola no
  80      I.    13|         testamento mandado. Ansí que, señor Ambrosio, ya que deis el
  81      I.    13|            consentiré que os quedéis, señor, con los que ya habéis tomado;
  82      I.    13|           desdichado; y porque veáis, señor, en el término que le tenían
  83      I.    14|               su amigo:~ ~ -Para que, señor, os satisfagáis desa duda,
  84      I.    15|               y hallándose junto a su señor, con voz enferma y lastimada,
  85      I.    15|        enferma y lastimada, dijo:~ ~ -Señor don Quijote. ¡Ah, señor
  86      I.    15|               Señor don Quijote. ¡Ah, señor don Quijote!~ ~ -¿Qué quieres,
  87      I.    15|           quedó de arrogante el pobre señor con el vencimiento del valiente
  88      I.    15|              responder, diciendo:~ ~ -Señor, yo soy hombre pacífico,
  89      I.    15|              ganándola yo, te hiciese señor della? Pues lo vendrás a
  90      I.    15|             ni tan de parte del nuevo señor, que no se tenga temor de
  91      I.    15|              replicó el escudero:~ ~ -Señor, ya que estas desgracias
  92      I.    16|               menos cardenales que mi señor don Quijote.~ ~ -¿Cómo se
  93      I.    16|               siéndolo deste tan buen señor -dijo la ventera - , no
  94      I.    16|            otra. Verdad es que, si mi señor don Quijote sana desta herida
  95      I.    16|           hija del ventero lo era del señor del castillo, la cual, vencida
  96      I.    17|             que a mí vino la hija del señor deste castillo, que es la
  97      I.    17|             pan pintado. Pero dígame, señor, ¿cómo llama a ésta buena
  98      I.    17|                preguntó a su amo:~ ~ -Señor, ¿si será éste, a dicha,
  99      I.    17|             Panza dijo:~ ~ -Sin duda, señor, que éste es el moro encantado,
 100      I.    17|              su enemigo, le dijo:~ ~ -Señor, quien quiera que seáis,
 101      I.    17|             grandes son las mercedes, señor alcaide, que en este vuestro
 102      I.    17|             con el mesmo sosiego:~ ~ -Señor caballero, yo no tengo necesidad
 103      I.    17|              el cual dijo que pues su señor no había querido pagar,
 104      I.    18|              pasó Sancho Panza con su señor Don Quijote, con otras aventuras
 105      I.    18|          Palomeque el Zurdo. Así que, señor, el no poder saltar las
 106      I.    18|               creer, y a decirle:~ ~ -Señor, pues ¿qué hemos de hacer
 107      I.    18|         grande emperador Alifanfarón, señor de la grande isla Trapobana;
 108      I.    18|             es el valeroso Laurcalco, señor de la Puente de Plata; el
 109      I.    18|            Brandabarbarán de Boliche, señor de las tres Arabias, que
 110      I.    18|                llamado Pierres Papín, señor de las baronías de Utrique;
 111      I.    18|               a ninguno, le dijo:~ ~ -Señor, encomiendo al diablo hombre,
 112      I.    18|              Vuélvase vuestra merced, señor don Quijote; que voto a
 113      I.    18|          díjole:~ ~ -¿No le decía yo, señor don Quijote, que se volviese,
 114      I.    18|             las tripas sobre su mismo señor, y quedaron entrambos como
 115      I.    18|              merced bien lo que dice, señor -respondió Sancho.~ ~ -Digo
 116      I.    19| acontecimientos famosos~ ~ -Paréceme, señor mío, que todas estas desventuras
 117      I.    19|         admirado del ardimiento de su señor, y decía entre sí: «Sin
 118      I.    19|               de Iglesia?~ ~ -¿Quién, señor? -replicó el caído - . Mi
 119      I.    19|                 quitado me ha nuestro Señor del trabajo que había de
 120      I.    19|           mismo modo. El daño estuvo, señor bachiller Alonso López,
 121      I.    19|             suplico a vuestra merced, señor caballero andante (que tan
 122      I.    19|               amo, y ayudó a sacar al señor bachiller de la opresión
 123      I.    19|             prometo a vuestra merced, señor, (y esto sea dicho en burlas),
 124      I.    19|               Sancho, diciéndole:~ ~ -Señor, vuestra merced ha acabado
 125      I.    19|       antecogiendo su asno, rogó a su señor que le siguiese; el cual,
 126      I.    20|             Mancha~ ~ -No es posible, señor mío, sino que estas yerbas
 127      I.    20|               mundo, y a decille:~ ~ -Señor, yo no  por qué quiere
 128      I.    20|            humano. Por un solo Dios , señor mío, que non se me faga
 129      I.    20|             su embuste, dijo:~ ~ -Ea, señor, que el cielo, conmovido
 130      I.    20|              se enoje vuestra merced, señor mío -respondió Sancho - ;
 131      I.    20|              advierta vuestra merced, señor mío, que el principio que
 132      I.    20|                prosigue.~ ~ -Así que, señor mío de mi ánima -prosiguió
 133      I.    20|              con la historia?~ ~ -No, señor, en ninguna manera -respondió
 134      I.    20|               ése, Sancho?~ ~ -No , señor -respondió él - . Alguna
 135      I.    20|         lastimeras razones de su buen señor, y determinó de no dejarle
 136      I.    20|            don Quijote - . Venid acá, señor alegre: ¿paréceos a vos
 137      I.    20|         quisiéredes.~ ~ -No haya más, señor mío -replicó Sancho - ;
 138      I.    20|         escudero hablase tanto con su señor como tú con el tuyo. Y en
 139      I.    20|              que siempre hablaba a su señor con la gorra en la mano,
 140      I.    20|          diferencia de amo a mozo, de señor a criado y de caballero
 141      I.    20|             honrarle, como a mi amo y señor natural.~ ~ -Desa manera -
 142      I.    21|             dijo Sancho a su amo:~ ~ -Señor, ¿quiere vuestra merced
 143      I.    21|             es largo.~ ~ -Digo, pues, señor -respondió Sancho - , que
 144      I.    21|    entendimiento; que, visto esto del señor a quien sirviéremos, por
 145      I.    21|          azacán, me ha de admitir por señor y por esposo; y si no, aquí
 146      I.    21|          buenos». Dígolo porque si el señor Rey, suegro de vuestra merced,
 147      I.    21|                desde luego dársela su señor por ligítima esposa.~ ~ -
 148      I.    21|            allí vi que, paseándose un señor muy pequeño, que decían
 149      I.    22|            primero, y dijo:~ ~ -Éste, señor, va por canario, digo, por
 150      I.    22|            también a galeras?~ ~ -Sí, señor -respondió el galeote - ;
 151      I.    22|              las guardas le dijo:~ ~ -Señor caballero, cantar en el
 152      I.    22|           buen viejo - ; y en verdad, señor, que en lo de hechicero
 153      I.    22|           alcanza. Si vuestra merced, señor caballero, lleva alguna
 154      I.    22|           Ginesillo de Parapilla.~ ~ -Señor comisario -dijo entonces
 155      I.    22|              replicó el comisario - , señor ladrón de más de la marca,
 156      I.    22|               digo entre mis dientes. Señor caballero, si tiene algo
 157      I.    22|        comisario.~ ~ -Ya le he dicho, señor comisario -respondió Pasamonte - ,
 158      I.    22|                Váyase vuestra merced, señor, norabuena su camino adelante,
 159      I.    22|             vuestra merced nos manda, señor y libertador nuestro, es
 160      I.    23|              que hay en el mundo.~ ~ -Señor -respondió Sancho - , que
 161      I.    23|             carta.~ ~ -¿Carta misiva, señor? -preguntó Sancho.~ ~ -En
 162      I.    23|         pasado en servicio de su buen señor, pareciéndole que estaba
 163      I.    23|      diligente pareciera su verdadero señor; y quizá fuera a tiempo
 164      I.    24|        plática, dijo:~ ~ -Por cierto, señor, quienquiera que seáis,
 165      I.    24|              cortesía, yo os suplico, señor, por la mucha que veo que
 166      I.    24|              andante, que si en esto, señor, me complacéis, de serviros
 167      I.    24|           perjuicio de la honra de mi señor el Duque venía; y así, por
 168      I.    24|           tuviera tan bueno como vos, señor, le habéis pintado, si careciera
 169      I.    24|             del mundo. Y quisiera yo, señor, que vuestra merced le hubiera
 170      I.    24|               tal modo vio parar a su señor, arremetió al loco con el
 171      I.    24|                Déjeme vuestra merced, señor Caballero de la Triste Figura;
 172      I.    25|          tanto silencio, le dijo:~ ~ -Señor don Quijote, vuestra merced
 173      I.    25|           profesaron en el mundo.~ ~ -Señor -respondió Sancho - , y ¿
 174      I.    25|              el primero, el único, el señor de todos cuantos hubo en
 175      I.    25|               Sancho:~ ~ -Vive Dios , señor Caballero de la Triste Figura,
 176      I.    25|             Dios quería. Y en verdad, señor Caballero de la Triste Figura,
 177      I.    25|          mueca y donaire. Ahora digo, señor Caballero de la Triste Figura,
 178      I.    25|            vuestra merced una verdad, señor don Quijote: que hasta aquí
 179      I.    25|        desenvoltura: «Vuestra merced, señor mío, esta muy engañado,
 180      I.    25|                    Por amor de Dios , señor mío, que no vea yo en cueros
 181      I.    25|               pidió la bendición a su señor y, no sin muchas lágrimas
 182      I.    25|              volvió y dijo:~ ~ -Digo, señor, que vuestra merced ha dicho
 183      I.    26|              uno al otro:~ ~ -Dígame, señor Licenciado, aquel del caballo, ¿
 184      I.    26|               que había salido con su señor por escudero?~ ~ -Sí es -
 185      I.    26|        memoria, y que era orden de su señor que la hiciese trasladar
 186      I.    26|              una cédula firmada de su señor, por la cual mandaba que
 187      I.    26|           díjole que en hallando a su señor él le haría revalidar la
 188      I.    26|       grandísimo rato:~ ~ -Por Dios , señor Licenciado, que los diablos
 189      I.    26|          entrar. Dijo también como su señor, en trayendo que le trujese
 190      I.    26|               Dios por la salud de su señor; que cosa contingente y
 191      I.    26|            parte es rogarle a Nuestro Señor que le eche a aquellas partes
 192      I.    27|               donde había dejado a su señor; y, en reconociéndole, les
 193      I.    27|           caso para la libertad de su señor; porque ellos le habían
 194      I.    27|              tenían de aconsejar a su señor fuese emperador y no arzobispo,
 195      I.    27|               gran servicio a nuestro Señor; y para que no os falte
 196      I.    27|          quien se enviaba, porque yo, señor, os conozco muy bien, y
 197      I.    27|              vuestro provecho. Sabed, señor, que él me ha pedido por
 198      I.    27|          Queréis, señora Luscinda, al señor don Fernando, que está presente,
 199      I.    28|                Así que, señora mía, o señor mío, lo que vos quisierdes
 200      I.    28|            embustes de Galalón. Deste señor son vasallos mis padres,
 201      I.    28|             le dije: «-Si como estoy, señor, en tus brazos, estuviera
 202      I.    28|         villana y labradora, como tú, señor y caballero. Conmigo no
 203      I.    28|               te entregara lo que tú, señor, ahora con tanta fuerza
 204      I.    29|             las fantasmas no tiene mi señor poder alguno. Pero una cosa
 205      I.    29|          vuestra merced, entre otras, señor Licenciado, y es que porque
 206      I.    29|          sería nunca acabar: así que, señor, todo el toque está en que
 207      I.    29|          tierra.~ ~ -No me levantaré, señor -respondió la afligida doncella - ,
 208      I.    29|             de los que decís, mi buen señor -replicó la dolorosa doncella.~ ~
 209      I.    29|            Sancho Panza al oído de su señor y muy pasito le dijo:~ ~ -
 210      I.    29|            Bien puede vuestra merced, señor, concederle el don que pide,
 211      I.    29|        cinchas, en un punto armó a su señor; el cual, viéndose armado,
 212      I.    29|               por parecerle que ya su señor estaba puesto en camino,
 213      I.    29|                Déjeme vuestra merced, señor Licenciado, que no es razón
 214      I.    29|               no caía yo en tanto, mi señor Licenciado -respondió don
 215      I.    29|           será menester mandárselo al señor mi escudero; que él es tan
 216      I.    29|              sí, y así, dijo:~ ~ -Sí, señor: hacia ese reino es mi camino.~ ~ -
 217      I.    29|         Vuestra merced está engañado, señor mío -dijo ella - ; porque
 218      I.    29|              tanto deseaba, que es al señor don Quijote de la Mancha,
 219      I.    29|              para su tiempo, ruego al señor Licenciado me diga qué es
 220      I.    29|          porque sabrá vuestra merced, señor don Quijote, que yo y maese
 221      I.    29|          justicia, ir contra su rey y señor natural, pues fue contra
 222      I.    30|         Sancho dijo:~ ~ -Pues mía fe, señor Licenciado, el que hizo
 223      I.    30|           salvo la santa dignidad del señor Licenciado y su honrada
 224      I.    30|             tan enojado, le dijo:~ ~ -Señor caballero, miémbresele a
 225      I.    30|            merced el pecho; que si el señor Licenciado supiera que por
 226      I.    30|            que un descomunal gigante, señor de una grande ínsula, que
 227      I.    30|           acertado en encomendarme al señor don Quijote; que él es por
 228      I.    30|           sido tan buena en hallar al señor don Quijote, que ya me cuento
 229      I.    30|              abriendo el gaznatico al señor Pandahilado! Pues ¡monta
 230      I.    30|              prometió de hacerle gran señor en su reino, cuando el cielo
 231      I.    30|            echad la culpa a lo que el señor licenciado dijo al principio
 232      I.    30|              no tiene vuestra merced, señor don Quijote, cabal juicio:
 233      I.    30|              polvo de la tierra a ser señor de titulo, y correspondéis
 234      I.    30|            dijo a su amo:~ ~ -Dígame, señor: si vuestra merced tiene
 235      I.    30|               besad la mano a vuestro señor, y pedilde perdón, y de
 236      I.    30|        cabizbajo y pidió la mano a su señor, y él se la dio con reposado
 237      I.    30|             suplico a vuestra merced, señor mío, que no sea de aquí
 238      I.    30|        acortes por no quitármele.~ ~ -Señor -respondió Sancho - , si
 239      I.    30|             dijo don Quijote.~ ~ -No, señor -respondió Sancho - , porque
 240      I.    31|             esos cascos! Pues dígame, señor: ¿piensa vuestra merced
 241      I.    31|               se ha de amar a Nuestro Señor, por sí solo, sin que nos
 242      I.    31|         propósito, diciendo:~ ~ -¡Ay, señor mío! ¿No me conoce vuestra
 243      I.    31|              lo cual este niño dijo: «Señor, no me azota sino porque
 244      I.    31|        Quijote:~ ~ -Por amor de Dios, señor caballero andante, que si
 245      I.    32|               del ventero.~ ~ -No , señor, en mi ánima -respondió
 246      I.    32|              Como me lo pregunta este señor -respondió ella - , no pude
 247      I.    32|             dijo el Cura - , traedme, señor huésped, aquesos libros,
 248      I.    32|               hay más que oír. Calle, señor; que si oyese esto, se volvería
 249      I.    32|             en este entretanto creed, señor ventero, lo que os he dicho,
 250      I.    33|             ellos, que volviese a ser señor de su casa, y a entrar y
 251      I.    33|               buena, te hubiera hecho señor y legítimo posesor de un
 252      I.    34|           rendirnos la ausencia de mi señor? Y era forzoso que en ella
 253      I.    34|        quitarte la vida. ¡Mal haya mi señor Anselmo, que tanta mano
 254      I.    34|              tu alteración, porque mi señor no te halle sobresaltada,
 255      I.    35|                presto y socorred a mi señor, que anda envuelto en la
 256      I.    35|           escudero y el maleficio del señor, y juraba que no había de
 257      I.    35|              su respeto, vino estotro señor y me llevó mi cola, y hámela
 258      I.    35|            diciéndole:~ ~ -Sosiégate, señor mío, y no te alborotes,
 259      I.    35|             le dijo:~ ~ -No me mates, señor, que yo te diré cosas de
 260      I.    35|           buscarlos.~ ~ -A Dios vais, señor -dijo Anselmo.~ ~ -Con él
 261      I.    35|               impertinente. Viendo el señor de casa que era ya tarde
 262      I.    36|               respondió:~ ~ -Pardiez, señor, yo no sabré deciros qué
 263      I.    36|            desta manera:~ ~ -Dejadme, señor don Fernando, por lo que
 264      I.    36|               decir:~ ~ -Si ya no es, señor mío, que los rayos deste
 265      I.    36|               dejes de ser mío. Mira, señor mío, que puede ser recompensa
 266      I.    36|            las que tú tienes. En fin, señor, lo que últimamente te digo
 267      I.    36|        Cardenio, le dijo:~ ~ -Vos sí, señor mío, sois el verdadero dueño
 268      I.    37|            Bien puede vuestra merced, señor Triste Figura, dormir todo
 269      I.    37|           siempre he tenido. Así que, señor mío, vuestra bondad vuelva
 270      I.    37|               yo creo que si por vos, señor, no fuera, jamás acertara
 271      I.    37|           Vuestra merced se sosiegue, señor mío -respondió Sancho - ;
 272      I.    37|             cuando aquí su merced del señor ventero le pida el menoscabo
 273      I.    37|          donde todos acompañaremos al señor don Quijote, porque queremos
 274      I.    37|              muy grande.~ ~ -Decidme, señor -dijo Dorotea - : ¿esta
 275      I.    38|             con la mesma hacienda del señor a quien sirven; y esta imposibilidad
 276      I.    39|           migaja de rey que merced de señor». Digo esto porque querría,
 277      I.    39|          quiso mi buena suerte que el señor don Juan de Austria acababa
 278      I.    39|           estúvose quedo hasta que el señor don Juan se volvió. En este
 279      I.    39|               se supo en ella como el señor don Juan había ganado a
 280      I.    39|             dejado medio levantado el señor don Juan. En todos estos
 281      I.    40|               siendo esclavo del Gran Señor catorce años, y a más de
 282      I.    40|             testamento, entre el Gran Señor (que también es hijo heredero
 283      I.    40|               decía:~ ~ «Yo no , mi señor, cómo dar orden que nos
 284      I.    40|          mucho dinero. Alá te guarde, señor mío.»~ ~ Esto decía y contenía
 285      I.    40|               costa; y que, siendo él señor de la barca, fácilmente
 286      I.    40|               sombra él vendría a ser señor de la barca, con que daba
 287      I.    41|            donde entraron.~ ~ -Ellos, señor, la sobresaltaron, como
 288      I.    41|          respondió:~ ~ -No te canses, señor, en preguntar a Zoraida
 289      I.    41|            dimos todos gracias a Dios Señor Nuestro, por el bien tan
 290      I.    41|         memoria el acordarme que vos, señor, que nos preguntáis quién
 291      I.    42|        Fernando dijo:~ ~ -Por cierto, señor Capitán, el modo con que
 292      I.    42|               no ha de faltar para el señor Oidor que aquí viene.~ ~
 293      I.    42|              la huéspeda, y dijo:~ ~ -Señor, lo que en ello hay es que
 294      I.    42|               si es que su merced del señor Oidor la trae, que sí debe
 295      I.    42|          ofrecimientos. En efecto, el señor Oidor entró confuso, así
 296      I.    42|              hay pensar sino que vos, señor Capitán, seréis muy bien
 297      I.    42|             nombre de vuestra merced, señor Oidor, tuve yo una camarada
 298      I.    42|               se llamaba ese capitán, señor mío? -preguntó el Oidor.~ ~ -
 299      I.    42|               de agua, dijo:~ ~ -¡Oh, señor, si supiésedes las nuevas
 300      I.    42|           estaban, y dijo:~ ~ -Cesen, señor Oidor, vuestras lágrimas,
 301      I.    42|             encanta.~ ~ -Ya lo oímos, señor -respondió Dorotea.~ ~ Y
 302      I.    43|              de mulas.~ ~ -No es sino señor de lugares -respondió Clara - ,
 303      I.    43|          natural del reino de Aragón, señor de dos lugares, el cual
 304      I.    43|               mulas, como decís, sino señor de almas y lugares como
 305      I.    43|               cecear y a decirle:~ ~ -Señor mío, lléguese acá la vuestra
 306      I.    43|         menester nada deso mi señora, señor caballero -dijo a este punto
 307      I.    43|        peligro de su honor, que si su señor padre la hubiera sentido,
 308      I.    43|             sin moverse a su estirado señor; y, como, en fin, era de
 309      I.    44|              le dijo:~ ~ -Por cierto, señor don Luis, que responde bien
 310      I.    44|              hay que hacer otra cosa, señor don Luis, sino prestar paciencia,
 311      I.    44|               gusta que su padre y mi señor la  al otro mundo; porque
 312      I.    44|             No conoce vuestra merced, señor Oidor, a este caballero,
 313      I.    44|               Qué niñerías son éstas, señor don Luis, o qué causas tan
 314      I.    44|               Socorra vuestra merced, señor caballero, por la virtud
 315      I.    44|       licencia que dice, estará ya mi señor en el otro mundo.~ ~ -Dadme
 316      I.    44|          detenía; que socorriese a su señor y marido.~ ~ -Deténgome -
 317      I.    44|              que lo pasaba su marido, señor y padre.~ ~ Pero dejémosle
 318      I.    44|              abundancia, le dijo:~ ~ -Señor mío, yo no  deciros otra
 319      I.    44|              si la vuestra, verdadero señor y padre mío, no lo impide,
 320      I.    44|            visto llorar mis ojos. Ya, señor, sabéis la riqueza y la
 321      I.    44|               en buena guerra ganó mi señor don Quijote estos despojos.~ ~
 322      I.    44|               buena guerra, y me hice señor dél con ligítima y lícita
 323      I.    45|              con el otro barbero:~ ~ -Señor barbero, o quien sois, sabed
 324      I.    45|               delante y que este buen señor tiene en las manos, no sólo
 325      I.    45|            jaez de caballo, como este señor ha dicho.~ ~ -A mí albarda
 326      I.    45|             está en más de decirlo el señor don Quijote; que en estas
 327      I.    45|              Fernando - , sino que el señor don Quijote ha dicho muy
 328      I.    45|          Venga, pues, vuestra merced, señor Oidor, y vuestra merced,
 329      I.    45|              Oidor, y vuestra merced, señor Cura, y el uno sirva de
 330      I.    45|              que pasaba:~ ~ -¡Vive el Señor, que es verdad cuanto mi
 331      I.    46|      intención y mucha elocuencia del señor Cura y a la incomparable
 332      I.    46|          manera:~ ~ -Yo os agradezco, señor caballero, el deseo que
 333      I.    46|               parte y a otra:~ ~ -¡Ay señor, señor, y cómo hay más mal
 334      I.    46|              y a otra:~ ~ -¡Ay señor, señor, y cómo hay más mal en el
 335      I.    46|             un buen criado decir a su señor.~ ~ -Di lo que quisieres -
 336      I.    46|              diciendo:~ ~ -Esto digo, señor, porque, si al cabo de haber
 337      I.    46|               enojada presencia de su señor. Pero la discreta Dorotea,
 338      I.    46|            ira:~ ~ -No os despechéis, señor Caballero de la Triste Figura,
 339      I.    46|             este castillo, según vos, señor caballero, decís, todas
 340      I.    46|             cual debe vuestra merced, señor don Quijote, perdonalle
 341      I.    46|        soñadas ni imaginadas, como su señor lo creía y lo afirmaba.~ ~
 342      I.    46|               que te ha fecho tu buen señor. Y asegúrote, de parte de
 343      I.    47|             apariencia.~ ~ -Par Dios, señor -replicó Sancho - , ya yo
 344      I.    47|               Fernando, que, como tan señor, debía de oler a lo que
 345      I.    47|              era canónigo de Toledo y señor de los demás que le acompañaban,
 346      I.    47|         pregunta, respondió ansí:~ ~ -Señor, lo que significa ir este
 347      I.    47|                  Pues así es, quiero, señor caballero, que sepades que
 348      I.    47|             armas.~ ~ -Dice verdad el señor don Quijote de la Mancha -
 349      I.    47|              valentía enoja. Éste es, señor, el Caballero de la Triste
 350      I.    47|               que así va encantado mi señor don Quijote como mi madre:
 351      I.    47|           prosiguió diciendo:~ ~ -¡Ah señor Cura, señor Cura! ¿Pensaba
 352      I.    47|         diciendo:~ ~ -¡Ah señor Cura, señor Cura! ¿Pensaba vuestra merced
 353      I.    47|               fuera ya la hora que mi señor estuviera casado con la
 354      I.    47|                así de la bondad de mi señor el de la Triste Figura como
 355      I.    47|               Todo esto que he dicho, señor Cura, no es más de por encarecer
 356      I.    47|              mal tratamiento que a mi señor se le hace, y mire bien
 357      I.    47|              socorros y bienes que mi señor don Quijote deja de hacer
 358      I.    47|              de vuestro amo? ¡Vive el Señor, que voy viendo que le habéis
 359      I.    47|              pudiendo ganar tantas mi señor, que le falte a quien dallas.
 360      I.    47|               merced mire cómo habla, señor Barbero; que no es todo
 361      I.    47|             dijo:~ ~ -Verdaderamente, señor Cura, yo hallo por mi cuenta
 362      I.    47|              como sea contra ellos el señor del libro, forzosamente,
 363      I.    48|             como vuestra merced dice, señor Canónigo -dijo el Cura - ,
 364      I.    48|             ha tocado vuestra merced, señor Canónigo -dijo a esta sazón
 365      I.    48|               dijo al Cura:~ ~ -Aquí, señor licenciado, es el lugar
 366      I.    48|            iba su amo, y le dijo:~ ~ -Señor, para descargo de mi conciencia
 367      I.    49|              Sancho Panza tuvo con su señor don Quijote~ ~ -¡Ah! -dijo
 368      I.    49|            como a la vida. Venga acá, señor; ¿podría negar lo que comúnmente
 369      I.    49|            Cura que permitiese que su señor saliese por un rato de la
 370      I.    49|            temiera que en viéndose su señor en libertad había de hacer
 371      I.    49|             cual deseamos: tú, con tu señor a cuestas; y yo, encima
 372      I.    49|             le dijo:~ ~ -¿Es posible, señor hidalgo, que haya podido
 373      I.    49|             dejando que le vean. ¡Ea, señor don Quijote, duélase de
 374      I.    49|      entendimiento de vuestra merced, señor don Quijote mío, de la cual
 375      I.    49|                le dijo:~ ~ -Paréceme, señor hidalgo, que la plática
 376      I.    49|           ciudad de Ras con el famoso señor de Charní, llamado mosén
 377      I.    49|                    No puedo yo negar, señor don Quijote, que no sea
 378      I.    50|           pecho encierra: que mía fe, señor, el pobre está inhabilitado
 379      I.    50|               Trabaje vuestra merced, señor don Quijote, en darme ese
 380      I.    50|            cuidado del gobierno, y el señor se está a pierna tendida,
 381      I.    50|            justicia, ha de atender el señor del estado, y aquí entra
 382      I.    50|            filósofos.~ ~ -A lo menos, señor -replicó el cabrero - ,
 383      I.    50|               que acredite lo que ese señor -señalando al cura - ha
 384      I.    50|             porque he oído decir a mi señor don Quijote que el escudero
 385      I.    51|          admiración a todos.~ ~ Duro, señor, se hizo de creer la continencia
 386      I.    52|             yo espero en Dios nuestro Señor que no ha de poder tanto
 387      I.    52|            que cerca de sí tenía:~ ~ -Señor, ¿quién es este hombre,
 388      I.    52|             diciendo:~ ~ -¿Adónde va, señor don Quijote? ¿Qué demonios
 389      I.    52|            Virgen sin mancilla; mire, señor, lo que hace; que por esta
 390      I.    52|              respondió, diciendo:~ ~ -Señor hermano, si nos quiere decir
 391      I.    52|       arrojarse sobre el cuerpo de su señor, haciendo sobre él el más
 392      I.    52|            haré yo de muy buena gana, señor mío -respondió Sancho - ,
 393      I.    52|            sobrina de que su tío y su señor venía flaco y amarillo,
 394     II.    Pr|           efecto, le agradezco a este señor autor el decir que mis novelas
 395     II.    Pr|             la que debe de tener este señor sin duda es grande, pues
 396     II.    Pr|               viva el Veinticuatro mi señor, y Cristo con todos. Viva
 397     II.     1|          porque echaban de ver que su señor por momentos iba dando muestras
 398     II.     1|            gracias a Dios de ver a su señor con tan buen entendimiento;
 399     II.     1|            los príncipes.~ ~ -El mío, señor rapador -dijo don Quijote - ,
 400     II.     1|               decirle vuestra merced, señor don Quijote -dijo el Cura.~ ~ -
 401     II.     1|              que es hombre de bien el señor Barbero.~ ~ -Cuando no lo
 402     II.     1|          vuesa merced, ¿quién le fía, señor Cura? -dijo don Quijote.~ ~ -
 403     II.     1|              me maten si no quiere mi señor volver a ser caballero andante!~ ~
 404     II.     1|              de la merced que nuestro Señor le había hecho en volverle
 405     II.     1|              tenga vuesa merced pena, señor mío, ni haga caso de lo
 406     II.     1|           capellán:~ ~ -Con todo eso, señor Neptuno, no será bien enojar
 407     II.     1|                no será bien enojar al señor Júpiter: vuesa merced se
 408     II.     1|              Pues ¿éste es el cuento, señor Barbero -dijo don Quijote - ,
 409     II.     1|               dejar de contarle? ¡Ah, señor rapista, señor rapista,
 410     II.     1|         contarle? ¡Ah, señor rapista, señor rapista, y cuán ciego es
 411     II.     1|          odiosas y mal recebidas? Yo, señor Barbero, no soy Neptuno,
 412     II.     1|             muchos que pudiera decir, señor Cura, fueron caballeros
 413     II.     1|              Digo esto porque sepa el señor Bacía que le entiendo.~ ~ -
 414     II.     1|              entiendo.~ ~ -En verdad, señor don Quijote -dijo el Barbero - ,
 415     II.     1|              nacido de lo que aquí el señor don Quijote ha dicho.~ ~ -
 416     II.     1|           Quijote - tiene licencia el señor Cura, y así, puede decir
 417     II.     1|            andantes que vuesa merced, señor don Quijote, ha referido,
 418     II.     1|             parece a vuesa merced, mi señor don Quijote -preguntó el
 419     II.     1|             respondió don Quijote - , señor Cura, fue una doncella destraída,
 420     II.     1|             su hermosura.~ ~ -Dígame, señor don Quijote -dijo a esta
 421     II.     2|            que destrae y sonsaca a mi señor, y le lleva por esos andurriales.~ ~
 422     II.     2|       turquesa, y que las locuras del señor sin las necedades del criado
 423     II.     2|               así, siendo yo tu amo y señor, soy tu cabeza, y tú mi
 424     II.     2|            haré yo de muy buena gana, señor mío -respondió Sancho - ,
 425     II.     2|               en arábigo quiere decir señor.~ ~ -Bien podría ser -replicó
 426     II.     2|             Sancho.~ ~ Y dejando a su señor, se fue a buscar al Bachiller,
 427     II.     3|           vuestra grandeza las manos, señor don Quijote de la Mancha;
 428     II.     3|           compuso?~ ~ -Es tan verdad, señor -dijo Sansón - , que tengo
 429     II.     3|             pero dígame vuesa merced, señor Bachiller: ¿qué hazañas
 430     II.     3|        valeroso vizcaíno.~ ~ -Dígame, señor Bachiller -dijo a esta sazón
 431     II.     3|       diferentes encuentros dieron al señor don Quijote.~ ~ -Ahí entra
 432     II.     3|           redundar en menosprecio del señor de la historia. A fee que
 433     II.     3|             anda a decir verdades ese señor moro -dijo Sancho - , a
 434     II.     3|             que entre los palos de mi señor se hallen los míos; porque
 435     II.     3|               pues como dice el mismo señor mío, del dolor de la cabeza
 436     II.     3|                  y no interrumpáis al señor Bachiller, a quien suplico
 437     II.     3|        aquella ínsula ofrecida por el señor don Quijote, que está presente.~ ~ -
 438     II.     3|             está agora.~ ~ -Por Dios, señor -dijo Sancho - , la isla
 439     II.     3|             más de mí se sirva, digo, señor bachiller Sansón Carrasco,
 440     II.     3|             historia de su merced del señor don Quijote.~ ~ -Yo apostaré -
 441     II.     3|           pajes: no hay antecámara de señor donde no se halle un Don
 442     II.     3|             efeto, lo que yo alcanzo, señor Bachiller, es que para componer
 443     II.     3|       predican.~ ~ -Todo esto es así, señor don Quijote -dijo Carrasco - ;
 444     II.     3|             Sancho respondió:~ ~ -Yo, señor Sansón, no estoy ahora para
 445     II.     4|   razonamiento, dijo:~ ~ -A lo que el señor Sansón dijo que se deseaba
 446     II.     4|            que llevaban a Segovia, mi señor y yo nos metimos entre una
 447     II.     4|               una espesura, adonde mi señor arrimado a su lanza, y yo
 448     II.     4|              maleador que quitamos mi señor y yo de la cadena.~ ~ -No
 449     II.     4|              he andado sirviendo a mi señor don Quijote; que si al cabo
 450     II.     4|              enmendar en esa leyenda, señor Bachiller? -preguntó don
 451     II.     4|            que requieren. Atienda ese señor moro, o lo que es, a mirar
 452     II.     4|              lo que hace; que yo y mi señor le daremos tanto ripio a
 453     II.     4|              yo  decir es que si mi señor tomase mi consejo, ya habíamos
 454     II.     4|            Deso es lo que yo reniego, señor Sansón -dijo a este punto
 455     II.     4|         Sancho - ; que así acomete mi señor a cien hombres armados como
 456     II.     4|            badeas. ¡Cuerpo del mundo, señor Bachiller! Sí, que tiempos
 457     II.     4|           oído decir, y creo que a mi señor mismo, si mal no me acuerdo,
 458     II.     4|                sobre todo, aviso a mi señor que si me ha de llevar consigo,
 459     II.     4|            pensar en lo escusado. Yo, señor Sansón, no pienso granjear
 460     II.     4|            caballero andante; y si mi señor don Quijote, obligado de
 461     II.     4|               confiad en Dios y en el señor don Quijote, que os ha de
 462     II.     4|         Sancho - ; aunque  decir al señor Carrasco que no echara mi
 463     II.     4|             Carrasco que no echara mi señor el reino que me diera en
 464     II.     4|          otras veces lo he dicho a mi señor.~ ~ -Mirad, Sancho -dijo
 465     II.     5|             quedaré rogando a Nuestro Señor os saque presto de tanta
 466     II.     6|               coligiendo que su tío y señor quería desgarrarse la vez
 467     II.     6|           dijo el Ama:~ ~ -En verdad, señor mío, que si vuesa merced
 468     II.     6|             dijo el Ama:~ ~ -Díganos, señor, en la corte de su Majestad, ¿
 469     II.     6|            quedo sirviesen a su rey y señor, estándose en la Corte?~ ~ -
 470     II.     6|              sino de muchos.~ ~ -¡Ah, señor mío! -dijo a esta sazón
 471     II.     6|              andantes? ¿Qué dijera el señor Amadís si lo tal oyera?
 472     II.     6|              sepa vuesa merced tanto, señor tío, que si fuese menester
 473     II.     6|            Sobrina - ; que también mi señor es poeta! Todo lo sabe,
 474     II.     6|            con los brazos abiertos su señor don Quijote, y encerráronse
 475     II.     7|             Panza se encerraba con su señor, cuando dio en la cuenta
 476     II.     7|          hablado y amigo fresco de su señor, le podría persuadir a que
 477     II.     7|              el alma?~ ~ -No es nada, señor Sansón mío, sino que mi
 478     II.     7|              su locura. Quiero decir, señor Bachiller de mi ánima, que
 479     II.     7|              teme que quiere hacer el señor don Quijote?~ ~ -No, señor -
 480     II.     7|            señor don Quijote?~ ~ -No, señor -respondió ella.~ ~ -Pues
 481     II.     7|             Dijo Sancho a su amo:~ ~ -Señor, ya yo tengo relucida a
 482     II.     7|            porque tenía creído que su señor no se iría sin él por todos
 483     II.     7|            qué razones persuadía a su señor que no tornarse a buscar
 484     II.     7|         precisa de las esferas que el señor don Quijote vuelva a ejecutar
 485     II.     7|               caballería andante. Ea, señor don Quijote mío, hermoso
 486     II.     7|      prosiguió - : No se dirá por mí, señor mío, el pan comido y la
 487     II.     7|         porque no padezca el alma del señor Sansón, que dice que su
 488     II.     7|             la primera historia de su señor, nunca creyó que era tan
 489     II.     7|              si fuera la muerte de su señor. El designo que tuvo Sansón
 490     II.     8|            ponerse encima de la de su señor, fundándose no  si en
 491     II.     8|         valentía.~ ~ -Pues en verdad, señor -respondió Sancho - , que
 492     II.     8|              que supiere.~ ~ -Dígame, señor -prosiguió Sancho - : esos
 493     II.     8|              pretendemos; y advierta, señor, que ayer o antes de ayer (
 494     II.     8|               armería del Rey nuestro señor, que Dios guarde. Así que,
 495     II.     8|             que Dios guarde. Así que, señor mío, más vale ser humilde
 496     II.     8|             como no la había visto su señor; de modo que el uno por
 497     II.     9|              señoras y princesas.~ ~ -Señor -dijo Sancho - , ya que
 498     II.     9|           callejuelas sin salida?~ ~ -Señor -respondió Sancho - ; en
 499     II.     9|                   No se atenga a eso, señor -respondió Sancho - ; porque
 500     II.     9|              Dulcinea del Toboso?~ ~ -Señor -respondió el mozo - , yo
 501     II.     9|         Sancho, que vio suspenso a su señor y asaz mal contento, le
 502     II.     9|            mal contento, le dijo:~ ~ -Señor, ya se viene a más andar
 503     II.    10|              y ensanche vuesa merced, señor mío, ese corazoncillo, que
 504     II.    10|             pensativo se apartó de su señor que él quedaba; y tanto,
 505     II.    10|           tirado volvió a buscar a su señor don Quijote, y hallóle suspirando
 506     II.    10|           descubrir mi verdad? Pique, señor, y venga, y verá venir a
 507     II.    10|             merced borricos? ¡Vive el Señor, que me pele estas barbas
 508     II.    10|          tales me parecen.~ ~ -Calle, señor -dijo Sancho - ; no diga
 509     II.    11|         Sancho Panza, diciéndole:~ ~ -Señor, las tristezas no se hicieron
 510     II.    11|     bellaquería. De una cosa me pesa, señor mío, más que de otras; que
 511     II.    11|           hubiere sucedido.~ ~ -Digo, señor -replicó Sancho - , que
 512     II.    11|               carreta, respondió:~ ~ -Señor, nosotros somos recitantes
 513     II.    11|              más con él el amor de su señor que el cariño de su jumento,
 514     II.    11|               Rocinante, le dijo:~ ~ -Señor, el Diablo se ha llevado
 515     II.    11|             qué hacer esa diligencia, señor -respondió Sancho - : vuesa
 516     II.    11|               considere vuesa merced, señor mío, que para sopa de arroyo
 517     II.    11|      saludables.~ ~ -No hay para qué, señor -respondió Sancho - , tomar
 518     II.    12|              la cena dijo Sancho a su señor:~ ~ -Señor, ¡qué tonto hubiera
 519     II.    12|           dijo Sancho a su señor:~ ~ -Señor, ¡qué tonto hubiera andado
 520     II.    12|             expreso mandamiento de su señor que en el tiempo que anduviesen
 521     II.    12|            Sancho - . Y ¿adónde está, señor mío, su merced de esa señora
 522     II.    12|           diciendo:~ ~ -Sentaos aquí, señor caballero; que para entender
 523     II.    12|             cabezas.~ ~ -Por ventura, señor caballero -preguntó el del
 524     II.    12|               a hablar donde habla su señor: a lo menos, ahí está ese
 525     II.    13|             la que pasamos y vivimos, señor mío, estos que somos escuderos
 526     II.    13|           respondió el del Bosque - , señor escudero, que tengo propuesto
 527     II.    13|              de achaque de alabanzas, señor escudero! ¿Cómo y no sabe
 528     II.    13|               notable; y renegad vos, señor, de los hijos o hijas que
 529     II.    13|               Con todo eso, hermano y señor -dijo el del Bosque - ,
 530     II.    13|            trae vuesa merced consigo, señor?~ ~ -Pues, ¿qué se pensaba? -
 531     II.    13|               alabarle. Pero, dígame, señor, por el siglo de lo que
 532     II.    13|         conocimiento. ¿No será bueno, señor escudero, que tenga yo un
 533     II.    14|              Quijote:~ ~ -Finalmente, señor caballero, quiero que sepáis
 534     II.    14|                  De que vuesa merced, señor caballero, haya vencido
 535     II.    14|           incredulidad.~ ~ -Sosegaos, señor caballero -dijo don Quijote - ,
 536     II.    14|              prendas: el que una vez, señor don Quijote, pudo venceros
 537     II.    14|          astillas.~ ~ -Esa costumbre, señor escudero -respondió Sancho - ,
 538     II.    14|               capullos de seda, sepa, señor mío, que no he de pelear:
 539     II.    14|          ahora intimo a vuesa merced, señor escudero, que corra por
 540     II.    14|              la mucha gana de pelear, señor caballero, no os gasta la
 541     II.    14|            que salgáis desta empresa, señor caballero -respondió el
 542     II.    14|        Espejos le dijo:~ ~ -Advertid, señor caballero, que la condición
 543     II.    14|               Suplico a vuesa merced, señor mío, que antes que vuelva
 544     II.    14|             toda priesa vino donde su señor estaba; el cual, apeándose
 545     II.    14|          Quijote:~ ~ -Soy de parecer, señor mío, que, por sí o por no,
 546     II.    14|             vuesa merced lo que hace, señor don Quijote, que ese que
 547     II.    14|            tanto, pedid y suplicad al señor vuestro amo que no toque,
 548     II.    15|               no era el Bachiller, el señor Bachiller quedara imposibilitado
 549     II.    15|            Bachiller:~ ~ -Por cierto, señor Sansón Carrasco, que tenemos
 550     II.    16|               dijo:~ ~ -¿No es bueno, señor, que aun todavía traigo
 551     II.    16|                    Pues ¿qué diremos, señor -respondió Sancho - , a
 552     II.    16|              don Quijote le dijo:~ ~ -Señor galán, si es que vuesa merced
 553     II.    16|              caballo.~ ~ -Bien puede, señor -respondió a esta sazón
 554     II.    16|              a hacerla la lastamos mi señor y yo con las setenas. Digo
 555     II.    16|              quien las diga; así que, señor gentilhombre, ni este caballo,
 556     II.    16|              le dijo:~ ~ -Acertastes, señor caballero, a conocer por
 557     II.    16|            que, puesto que, como vos, señor, decís, que el saber ya
 558     II.    16|              del Verde Gabán:~ ~ -Yo, señor Caballero de la Triste Figura,
 559     II.    16|              infinita de Dios nuestro Señor.~ ~ Atentísimo estuvo Sancho
 560     II.    16|               y buenos hijos.~ ~ -Yo, señor don Quijote -respondió el
 561     II.    16|               Quijote:~ ~ -Los hijos, señor, son pedazos de las entrañas
 562     II.    16|           quien las posee. La Poesía, señor hidalgo, a mi parecer, es
 563     II.    16|              encierran. Y no penséis, señor, que yo llamo aquí vulgo
 564     II.    16|               que no sabe, aunque sea señor y príncipe, puede y debe
 565     II.    16|              mundo. Y a lo que decís, señor, que vuestro hijo no estima
 566     II.    16|            vuestro hijo (a lo que yo, señor, imagino) no debe de estar
 567     II.    16|             conclusión de mi plática, señor hidalgo, que vuesa merced
 568     II.    17|           echarlos en la celada de su señor, y con este buen recado
 569     II.    17|              gracias a Dios de que su señor no hubiese caído en el caso.
 570     II.    17|          habéis el atrevido! A la fe, señor, a lo que Dios me da a entender,
 571     II.    17|             en el buen discurso de mi señor, que habrá considerado que
 572     II.    17|          banderas son del Rey nuestro señor, en señal que aquí va cosa
 573     II.    17|              él Sancho, y díjole:~ ~ -Señor, por quien Dios es que vuesa
 574     II.    17|          merced haga de manera que mi señor don Quijote no se tome con
 575     II.    17|              las jaulas, le dijo:~ ~ -Señor caballero, los caballeros
 576     II.    17|                  Váyase vuesa merced, señor hidalgo -respondió don Quijote - ,
 577     II.    17|         armada fantasía, le dijo:~ ~ -Señor mío, vuesa merced sea servido,
 578     II.    17|              y de que protesto a este señor que todo el mal y daño que
 579     II.    17|               se engañaba.~ ~ -Ahora, señor -replicó don Quijote - ,
 580     II.    17|        discurso de su vida.~ ~ -Mire, señor -decía Sancho - , que aquí
 581     II.    17|        Lloraba Sancho la muerte de su señor, que aquella vez sin duda
 582     II.    17|               mí mismo. Vuesa merced, señor caballero, se contente con
 583     II.    17|                    Que me maten si mi señor no ha vencido a las fieras
 584     II.    17|          diciéndole:~ ~ -¿Quién duda, señor don Diego de Miranda, que
 585     II.    17|       aventuras, créame vuesa merced, señor don Diego, que antes se
 586     II.    17|          tímido y cobarde».~ ~ -Digo, señor don Quijote -respondió don
 587     II.    17|   ofrecimiento a gran favor y merced, señor don Diego - respondió don
 588     II.    18|              vuestro sólito agrado al señor don Quijote de la Mancha,
 589     II.    18|            padre:~ ~ -¿Quién diremos, señor, que es este caballero que
 590     II.    18|         Quijote a don Lorenzo:~ ~ -El señor don Diego de Miranda, padre
 591     II.    18|             manos, que me ha dicho el señor su padre que le traen algo
 592     II.    18|              porque vea vuesa merced, señor don Lorenzo, si es ciencia
 593     II.    18|            saber.~ ~ -Verdaderamente, señor don Quijote -dijo don Lorenzo - ,
 594     II.    18|       umbrales de sus casas. Decidme, señor, si sois servido, algunos
 595     II.    18|              como lo es vuesa merced, señor mío; que así me lo da a
 596     II.    18|            quisiera llevar conmigo al señor don Lorenzo, para enseñarle
 597     II.    19|                    Si vuestra merced, señor caballero, no lleva camino
 598     II.    19|             le queda más que decir al señor licenciado acerca de la
 599     II.    19|                sino que vuesa merced, señor mío, siempre es friscal
 600     II.    19|          Sancho, le dijo:~ ~ -Mía fe, señor bachiller, si vuesa merced
 601     II.    20|             criado, y está velando el señor, pensando cómo le ha de
 602     II.    20|             aflige al criado, sino al señor, que ha de sustentar en
 603     II.    20|               por las nubes? A la fe, señor, yo soy de parecer que el
 604     II.    20|                 Hizo Sancho lo que su señor le mandaba, y poniendo la
 605     II.    20|           atenía; y el día de hoy, mi señor don Quijote, antes se toma
 606     II.    20|            encarecer.~ ~ -A buena fe, señor -respondió Sancho - , que
 607     II.    20|                  Juzgue vuesa merced, señor, de sus caballerías -respondió
 608     II.    21|             buen deseo, quieres hacer señor de lo que es mío a otro,
 609     II.    21|                muy hacedera, y que el señor Camacho quedaría tan honrado
 610     II.    21|       asenderado y triste siguió a su señor, que con la cuadrilla de
 611     II.    22|         intención de que se dejase el señor Basilio de ejercitar las
 612     II.    22|               Sancho, y entreoyóle su señor, y preguntóle:~ ~ -¿Qué
 613     II.    22|           primo, le dijo:~ ~ -Dígame, señor, así Dios le  buena manderecha
 614     II.    22|              postrera.~ ~ -Pues mire, señor -replicó Sancho - , no tome
 615     II.    22|            has oído decir.~ ~ -Calle, señor -replicó Sancho - ; que
 616     II.    22|                  Mire vuestra merced, señor mío, lo que hace: no se
 617     II.    22|               Suplico a vuesa merced, señor don Quijote, que mire bien
 618     II.    22|               merced muy bien vuelto, señor mío; que ya pensábamos que
 619     II.    23|               estupendo. Ven conmigo, señor clarísimo; que te quiero
 620     II.    23|               prosiga vuestra merced, señor don Quijote; que le escucho
 621     II.    23|              los ojos, le dijo: «-Ya, señor Durandarte, carísimo primo
 622     II.    23|          quedos -dije yo entonces - , señor don Montesinos: cuente vuesa
 623     II.    23|             lo que él me respondió: «-Señor don Quijote, perdóneme vuesa
 624     II.    23|               el primo:~ ~ -Yo no , señor don Quijote, cómo vuestra
 625     II.    23|               Verdad debe de decir mi señor -dijo Sancho - ; que como
 626     II.    23|           merced en todo este tiempo, señor mío? -preguntó el primo.~ ~ -
 627     II.    23|               ventura los encantados, señor? -preguntó Sancho.~ ~ -No,
 628     II.    23|             perdóneme vuestra merced, señor mío, si le digo que de todo
 629     II.    23|              Pues ¿había de mentir el señor don Quijote, que, aunque
 630     II.    23|       mentiras?~ ~ -Yo no creo que mi señor miente -respondió Sancho.~ ~ -
 631     II.    23|               indubitablemente que su señor estaba fuera de juicio y
 632     II.    23|              punto se encontró con el señor Montesinos, que tal nos
 633     II.    23|              recado, y volviéndome al señor Montesinos, le pregunté: «-¿
 634     II.    23|              pregunté: «-¿Es posible, señor Montesinos, que los encantados
 635     II.    23|                Créame vuestra merced, señor don Quijote de la Mancha,
 636     II.    23|          trocado el buen juicio de mi señor en una tan disparatada locura? ¡
 637     II.    23|               disparatada locura? ¡Oh señor, señor, por quien Dios es
 638     II.    23|        disparatada locura? ¡Oh señor, señor, por quien Dios es que vuesa
 639     II.    24|             andado atrevidillo con su señor, a quien le dijo:~ ~ -Yo,
 640     II.    24|              a quien le dijo:~ ~ -Yo, señor don Quijote de la Mancha,
 641     II.    24|              tan verdadero como es el señor Durandarte. La cuarta es
 642     II.    24|                  No me puedo detener, señor -respondió el hombre - ,
 643     II.    24|             lo caro; respondió que su señor no lo tenía; pero que si
 644     II.    24|           ligera camina vuesa merced, señor galán. Y ¿adónde bueno?
 645     II.    24|             calor bien puede ser.~ ~ -Señor -replicó el mancebo - ,
 646     II.    24|            quiero tener por amo y por señor al Rey, y servirle en la
 647     II.    24|     primeramente, y luego, a su rey y señor natural, especialmente en
 648     II.    24|           entre sí: «¡Válate Dios por señor! Y ¿es posible que hombre
 649     II.    24|             de Sancho, por ver que su señor la juzgó por verdadera venta,
 650     II.    25|                déjeme vuestra merced, señor bueno, acabar de dar recado
 651     II.    25|               voz levantada dijo:~ ~ -Señor huésped, ¿hay posada? Que
 652     II.    25|          ventero - , que aquí está el señor maese Pedro! Buena noche
 653     II.    25|             bien venido vuesa merced, señor maese Pedro. ¿Adónde está
 654     II.    25|               quitara para dársela al señor maese Pedro -respondió el
 655     II.    25|                  Dígame vuesa merced, señor adivino: ¿qué peje pillamo? ¿
 656     II.    25|              por el mono, y dijo:~ ~ -Señor, este animal no responde
 657     II.    25|               dos reales, y dígame el señor monísimo qué hace ahora
 658     II.    25|              Andandona, que, según mi señor, fue una mujer muy cabal
 659     II.    25|             el paje - , preguntara al señor mono qué me ha de suceder
 660     II.    25|         dineros; que por servicio del señor don Quijote, que está presente,
 661     II.    25|              que pariese. A lo que el señor judiciario, después de haber
 662     II.    25|               la perra de ahíta, y el señor levantador quedó acreditado
 663     II.    25|              Sancho, dijo:~ ~ -Mirad, señor mono, que este caballero
 664     II.    25|             todo lo que vuesa merced, señor mío, ha dicho de los acontecimientos
 665     II.    25|             dígole a vuesa merced, mi señor don Quijote, que es una
 666     II.    26|             de la libertad que dio el señor don Gaiferos a su esposa
 667     II.    26|          dibujos, sino haz lo que ese señor te manda, que será lo más
 668     II.    26|         hermosa carga que lleva en su señor y en su señora. Veis cómo
 669     II.    26|             vuesa merced en niñerías, señor don Quijote, ni quiera llevar
 670     II.    26|               Deténgase vuesa merced, señor don Quijote, y advierta
 671     II.    26|                jamás había visto a su señor con tan desatinada cólera.
 672     II.    26|            don Rodrigo:~ ~ ~ Ayer fui señor de España.. . ~ ~Y hoy no
 673     II.    26|            mediano momento, que me vi señor de reyes y de emperadores,
 674     II.    26|           furia mal considerada deste señor caballero, de quien se dice
 675     II.    26|               te hago saber que es mi señor don Quijote tan católico
 676     II.    26|                  Con que me pagase el señor don Quijote alguna parte
 677     II.    26|    menesterosos vagamundos; y aquí el señor ventero y el gran Sancho
 678     II.    26|               con lo suyo a cada uno, señor maese Pedro, y caminemos
 679     II.    26|           señora doña Melisendra y el señor don Gaiferos estaban ya
 680     II.    26|             muy bien, por orden de su señor, y despidiéndose dél, casi
 681     II.    27|           respondió Sancho Panza:~ ~ -Señor, en eso no hay que reparar;
 682     II.    27|          aunque bien es verdad que el señor don Diego anduvo algo demasiado,
 683     II.    27|              por él, diciendo:~ ~ -Mi señor don Quijote de la Mancha,
 684     II.    28|              mucho adivinar. A la fe, señor nuestro amo, el mal ajeno
 685     II.    28|         andante se haya puesto con su señor en «cuánto más cuánto me
 686     II.    28|           firme y valedera de hacerte señor de la mejor ínsula del mundo?
 687     II.    28|               y enferma, le dijo:~ ~ -Señor mío, yo confieso que para
 688     II.    29|              desatarse, y díjole a su señor:~ ~ -El rucio rebuzna, condolido
 689     II.    29|           castillo dice vuesa merced, señor? -dijo Sancho - . ¿No echa
 690     II.    29|         deseos y acometimientos de su señor.~ ~ Llegaron en esto los
 691     II.    30|              en despedimientos con su señor, un día se desgarrase y
 692     II.    30|              amigo, y decid a vuestro señor que venga mucho en hora
 693     II.    30|               que tenía noticia de su señor el Caballero de la Triste
 694     II.    30|        hermano escudero: este vuestro señor, ¿no es uno de quien anda
 695     II.    30|              Panza, y decid a vuestro señor que él sea el bien llegado
 696     II.    30|         diciéndole:~ ~ -A mí me pesa, señor Caballero de la Triste Figura,
 697     II.    30|             cortesía.~ ~ -¡Pasito, mi señor don Quijote de la Mancha! -
 698     II.    30|               gracias y los donaires, señor don Quijote, como vuesa
 699     II.    30|         Leones.~ ~ -Digo que venga el señor Caballero de los Leones
 700     II.    31|             que he oído yo decir a mi señor, que es zahorí de las historias,
 701     II.    31|           trocara yo con el rocín del señor Lanzarote.~ ~ -Hermano,
 702     II.    31|          Sancho, para este lugar?~ ~ -Señor -respondió Sancho - , cada
 703     II.    31|             en tanto más es tenido el señor cuanto tiene más honrados
 704     II.    31|              de ver la honra que a su señor aquellos príncipes le hacían;
 705     II.    31|                 No tema vuesa merced, señor mío, que yo me desmande,
 706     II.    31|                 es tan verdad, que mi señor don Quijote, que está presente,
 707     II.    31|            que, a lo que entiendo, mi señor don Quijote se halló en
 708     II.    31|               No es verdad todo esto, señor nuestro amo? Dígalo por
 709     II.    31|                   Vuestra Excelencia, señor mío, tiene que dar cuenta
 710     II.    31|              que dar cuenta a nuestro Señor de lo que hace este buen
 711     II.    32|             No diga más vuesa merced, señor y amo mío, en su abono;
 712     II.    32|               Y más, que negando este señor, como ha negado, que no
 713     II.    32|              Yo me he arrimado a buen señor, y ha muchos meses que ando
 714     II.    32|                 que yo, en nombre del señor don Quijote, os mando el
 715     II.    32|            Quijote:~ ~ -Vuesa merced, señor Caballero de los Leones,
 716     II.    32|      aguamanil fuese por ella; que el señor don Quijote esperaría. Hízolo
 717     II.    32|              en todo sería servido el señor Sancho, y con esto se fue
 718     II.    32|               quiere decir demostina, señor don Quijote -preguntó la
 719     II.    32|               nos daría gran gusto el señor don Quijote si nos la pintase;
 720     II.    32|         crédito a la historia que del señor don Quijote de pocos días
 721     II.    32|               hame de dar licencia el señor don Quijote para que diga
 722     II.    32|           mayores venturas.~ ~ -Digo, señor don Quijote -dijo la Duquesa - ,
 723     II.    32|               casa, y aun al Duque mi señor, si fuere menester, que
 724     II.    32|              tal caballero como es el señor don Quijote la sirva; que
 725     II.    32|           barbero:~ ~ -No quiere este señor dejarse lavar, como es usanza,
 726     II.    32|           como se la lavó el Duque mi señor y el señor su amo.~ ~ -Sí
 727     II.    32|           lavó el Duque mi señor y el señor su amo.~ ~ -Sí quiero -respondió
 728     II.    32|               criado a los pechos del señor don Quijote, que debe de
 729     II.    32|              vos decís. Bien haya tal señor y tal criado, el uno, por
 730     II.    32|             con hacer que el Duque mi señor, lo más presto que pudiere,
 731     II.    33|              nadie, querría yo que el señor gobernador me asolviese
 732     II.    33|              ni le llevó la carta del señor don Quijote, porque se quedó
 733     II.    33|             digo es que yo tengo a mi señor don Quijote por loco rematado,
 734     II.    33|                mucha razón tiene este señor en decir que quiere más
 735     II.    33|           cueste la vida. El Duque mi señor y marido, aunque no es de
 736     II.    33|            Sancho tuvo de burlar a su señor y darle a entender que la
 737     II.    33|             era Dulcinea, y que si su señor no la conocía, debía de
 738     II.    33|               los encantadores que al señor don Quijote persiguen; porque
 739     II.    33|            que nunca vimos; y sepa el señor Sancho Panza que también
 740     II.    33|          escaparme de las riñas de mi señor don Quijote, y no con intención
 741     II.    33|                y, según  decir a mi señor, que más vale el buen nombre
 742     II.    33|            Rodríguez, y sosiéguese el señor Panza, y quédese a mi cargo
 743     II.    33|         puñaladas; que aunque dice mi señor que en las cortesías antes
 744     II.    34|          andaría el gobierno! Mía fe, señor, la caza y los pasatiempos
 745     II.    34|          Piensa vuesa merced esperar, señor don Quijote?~ ~ -Pues ¿no? -
 746     II.    35|         encantos! ¡Par Dios que si el señor Merlín no ha hallado otra
 747     II.    35|              que pecaron sus ojos? El señor mi amo sí que es parte suya;
 748     II.    35|         particular que me ha hecho el señor Merlín, que está presente,
 749     II.    35|               al Duque:~ ~ -Por Dios, señor, que Dulcinea ha dicho la
 750     II.    35|            que dos «te daré»? Pues el señor mi amo, que había de traerme
 751     II.    35|         habéis de ser gobernador.~ ~ -Señor -respondió Sancho - , ¿no
 752     II.    35|             pan que habéis comido del señor don Quijote, a quien todos
 753     II.    35|                  Dígame vuesa merced, señor Merlín: cuando llegó aquí
 754     II.    35|            dio a mi amo un recado del señor Montesinos, mandándole de
 755     II.    35|               errare en el número, el señor Merlín, pues lo sabe todo,
 756     II.    36|                que cuando el Duque mi señor se le prometió, no se soñaba
 757     II.    36|                   Altísimo y poderoso señor, a mí me llaman Trifaldín
 758     II.    36|              tierra.~ ~ -Quisiera yo, señor Duque -respondió don Quijote - ,
 759     II.    37|              don Quijote.~ ~ -¿Quién, señor? -respondió Sancho - . Yo
 760     II.    38|         palabras:~ ~ -Confiada estoy, señor poderosísimo, hermosísima
 761     II.    38|          viuda del rey Archipiela, su señor y marido, de cuyo matrimonio
 762     II.    39|          muertas.~ ~ -Ya se ha visto, señor escudero -replicó Sancho - ,
 763     II.    39|         porque según las reglas de mi señor, que está presente, y no
 764     II.    39|             propincua de ser el mayor señor del mundo. Pero pase adelante
 765     II.    40|           rape.~ ~ -Así es la verdad, señor -respondió una de las doce - :
 766     II.    40|               ser primas; y si por el señor don Quijote no somos remediadas,
 767     II.    40|            suplico, andante ínclito y señor indomable, vuestra graciosa
 768     II.    40|              no pienso acompañar a mi señor en tan largo viaje. Cuanto
 769     II.    40|        señores, vuelvo a decir que mi señor se puede ir solo, y buen
 770     II.    40|             corazón de acompañar a su señor hasta las últimas partes
 771     II.    41|           ancas, bien puede buscar mi señor otro escudero que le acompañe,
 772     II.    41|               es que vais con vuestro señor don Quijote a dar cima y
 773     II.    41|          pongáis duda en esta verdad, señor Sancho; que sería hacer
 774     II.    41|           serviros tengo.~ ~ -No más, señor -dijo Sancho - : yo soy
 775     II.    41|          podré encomendarme a Nuestro Señor, o invocar los ángeles,
 776     II.    41|            malicia alguna.~ ~ -Vamos, señor -dijo Sancho - ; que las
 777     II.    41|             de traidor; vuesa merced, señor don Quijote, suba sin pavor
 778     II.    41|              los brazos, le dijo:~ ~ -Señor, ¿cómo dicen éstos que vamos
 779     II.    41|               ha chamuscado, y estoy, señor, por descubrirme y ver en
 780     II.    41|                le dijo:~ ~ -¡Ea, buen señor, buen ánimo; buen ánimo,
 781     II.    41|            sentí que íbamos, según mi señor me dijo, volando por la
 782     II.    41|           decir nada a nadie, ni a mi señor tampoco, bonita y pasitamente
 783     II.    41|               en qué se entretenía el señor don Quijote?~ ~ A lo que
 784     II.    41|          cabras algún cabrón?~ ~ -No, señor -respondió Sancho; pero
 785     II.    42|          hubiere dejado de serlo.~ ~ -Señor -replicó Sancho - , yo imagino
 786     II.    43|              y el uso.~ ~ -En verdad, señor -dijo Sancho - , que uno
 787     II.    43|           estado en que te hallares. -Señor -respondió Sancho - , bien
 788     II.    43|            como si cavase? -Por Dios, señor nuestro amo -replicó Sancho - ,
 789     II.    43|           refranes y de malicias.~ ~ -Señor -replicó Sancho - , si a
 790     II.    44|          Trifaldi, y volviéndose a su señor, le dijo:~ ~ -Señor, o a
 791     II.    44|              a su señor, le dijo:~ ~ -Señor, o a mí me ha de llevar
 792     II.    44|              menester rogar a Nuestro Señor muy de veras que nos libre
 793     II.    44|           encantadores. -No es burla, señor -replicó Sancho - , sino
 794     II.    44|               tomó la bendición de su señor, que se la dio con lágrimas,
 795     II.    44|           verdad -dijo la Duquesa - , señor don Quijote, que no ha de
 796     II.    44|          desnude.~ ~ -No más, no más, señor don Quijote -replicó la
 797     II.    44|            descabalar la decencia del señor don Quijote; que, según
 798     II.    44|               tierra.~ ~ -Agora bien, señor don Quijote -replicó la
 799     II.    44|          Afligióse en extremo el buen señor, y diera él por tener allí
 800     II.    44|             casa duermen, si no es el señor de tu corazón y el despertador
 801     II.    45|               antigua en esta ínsula, señor gobernador, que el que viene
 802     II.    45|        estaban. Fuele respondido:~ ~ -Señor, allí está escrito y notado
 803     II.    45|              posesión desta ínsula el señor don Sancho Panza, que muchos
 804     II.    45|           adelante con su pregunta el señor mayordomo; que yo responderé
 805     II.    45|           mano, y el sastre dijo:~ ~ -Señor gobernador, yo y este hombre
 806     II.    45|              las manos, me preguntó: «Señor, ¿habría en esto paño harto
 807     II.    45|              preguntó Sancho.~ ~ -Sí, señor -respondió el hombre - ;
 808     II.    45|               el sin báculo dijo:~ ~ -Señor, a este buen hombre le presté
 809     II.    45|            que dijo el viejo:~ ~ -Yo, señor, confieso que me los prestó,
 810     II.    45|               el viejo - : hele aquí, señor.~ ~ Y púsosele en la mano.
 811     II.    45|              ya vais pagado.~ ~ -¿Yo, señor? -respondió el viejo - .
 812     II.    45|              diciendo:~ ~ -¡Justicia, señor gobernador, justicia, y
 813     II.    45|             la iré a buscar al cielo! Señor gobernador de mi ánima,
 814     II.    45|               por la vida y salud del señor gobernador, que así miraba
 815     II.    45|             mundo! Mire vuesa merced, señor gobernador, la poca vergüenza
 816     II.    46|  desagradecidos. Váyase vuesa merced, señor don Quijote; que no volverá
 817     II.    47|                    No se ha de comer, señor gobernador, sino como es
 818     II.    47|           donde hay gobernadores. Yo, señor, soy médico, y estoy asalariado
 819     II.    47|      respondió:~ ~ -Ésas no comerá el señor gobernador en tanto que
 820     II.    47|                dijo Sancho - , vea el señor doctor de cuantos manjares
 821     II.    47|             comida, aunque le pese al señor doctor y él más me diga,
 822     II.    47|             Vuesa merced tiene razón, señor gobernador -respondió el
 823     II.    47|              yo  que ha de comer el señor gobernador ahora para conservar
 824     II.    47|             que él respondió:~ ~ -Yo, señor gobernador, me llamo el
 825     II.    47|        encendido en cólera:~ ~ -Pues, señor doctor Pedro Recio de Mal
 826     II.    47|             Correo viene del Duque mi señor; algún despacho debe de
 827     II.    47|            estaban respondió:~ ~ -Yo, señor, porque  leer y escribir,
 828     II.    47|              A mi noticia ha llegado, señor don Sancho Panza, que unos
 829     II.    47|     secretario, responded al Duque mi señor y decidle que se cumplirá
 830     II.    47|             encajar un besamanos a mi señor don Quijote de la Mancha,
 831     II.    47|                o matador mío.~ ~ -No, señor -respondió el paje - , porque
 832     II.    47|            fue:~ ~ -¿Quién es aquí el señor gobernador?~ ~ -¿Quién ha
 833     II.    47|       labrador, y luego dijo:~ ~ -Yo, señor, soy labrador, natural de
 834     II.    47|                    Es, pues, el caso, señor -prosiguió el labrador - ,
 835     II.    47|         fuérades agora viudo.~ ~ -No, señor; en ninguna manera -respondió
 836     II.    47|          aberenjenado; y perdóneme el señor gobernador si por tan menudo
 837     II.    47|               ahora no somos. Y digo, señor, que si pudiera pintar su
 838     II.    47|              añadiduras.~ ~ -Querría, señor -respondió el labrador - ,
 839     II.    47|         porque, para decir la verdad, señor gobernador, mi hijo es endemoniado,
 840     II.    47|               pegue o no pegue. Digo, señor, que querría que vuesa merced
 841     II.    47|             no, por vida del Duque mi señor que haga lo que tengo dicho!
 842     II.    48|              y baja le respondió:~ ~ -Señor don Quijote (si es que acaso
 843     II.    48|                   Yo recado de nadie, señor mío? -respondió la dueña - .
 844     II.    48|           dijo:~ ~ -¿Estamos seguras, señor caballero? Porque no tengo
 845     II.    48|              quién, o a quién, pedís, señor caballero, esa seguridad? -
 846     II.    48|         respuesta. Es, pues, el caso, señor don Quijote, que aunque
 847     II.    48|               Perdóneme vuesa merced, señor don Quijote: que no va más
 848     II.    48|          caballo, y díjole: «-Seguid, señor, vuestro camino; que yo
 849     II.    48|         recién casada con el Duque mi señor, quiso traerme consigo a
 850     II.    48|             en una aldea del Duque mi señor, no muy lejos de aquí. En
 851     II.    48|         cumplir; y aunque el Duque mi señor lo sabe, porque yo me he
 852     II.    48|           ningún modo. Querría, pues, señor mío, que vuesa merced tomase
 853     II.    48|         quiero que sepa vuesa merced, señor mío, que no es todo oro
 854     II.    48|            verdad. ¿Vee vuesa merced, señor don Quijote, la hermosura
 855     II.    49|             comer a la mía, merced al señor doctor Pedro Recio Tirteafuera,
 856     II.    49|           doctor, le dijo:~ ~ -Mirad, señor doctor: de aquí adelante
 857     II.    49|               moscas.~ ~ -Por cierto, señor gobernador -dijo el maestresala - ,
 858     II.    49|              Dice tanto vuesa merced, señor gobernador -dijo el mayordomo - ,
 859     II.    49|          gobernador, con licencia del señor doctor Recio. Aderezáronse
 860     II.    49|              otro contrario dijo:~ ~ -Señor gobernador, yo la diré con
 861     II.    49|            porque vea vuestra merced, señor gobernador, qué poca vergüenza
 862     II.    49|       mayordomo - . Vea vuesa merced, señor gobernador, qué es lo que
 863     II.    49|          asido a un mozo, y dijo:~ ~ -Señor gobernador, este mancebo
 864     II.    49|            que el mozo respondió:~ ~ -Señor, por excusar de responder
 865     II.    49|              adónde íbades ahora?~ ~ -Señor, a tomar el aire.~ ~ -Y ¿
 866     II.    49|              mandar echar?~ ~ -Ahora, señor gobernador -respondió el
 867     II.    49|         contravenir a la mía.~ ~ -No, señor -dijo el mozo - , ni por
 868     II.    49|          hombre asido, y dijeron:~ ~ -Señor gobernador, este que parece
 869     II.    49|              respondió:~ ~ -No puedo, señor, decir tan en público lo
 870     II.    49|              dijo a Sancho:~ ~ -Haga, señor gobernador, apartar la gente,
 871     II.    50|           madre; y ese tal Sancho, mi señor padre; y el tal caballero,
 872     II.    50|            haré yo de muy buena gana, señor mío -respondió la moza,
 873     II.    50|           sabido muchos días ha de mi señor padre.~ ~ -Pues yo se las
 874     II.    50|              salga; que viene aquí un señor que trae cartas y otras
 875     II.    50|               Qué es esto, niña? ¿Qué señor es éste?~ ~ -Es un servidor
 876     II.    50|             legítima y particular del señor don Sancho Panza, gobernador
 877     II.    50|            ínsula Barataria.~ ~ -¡Ay, señor mío, quítese de ahí: no
 878     II.    50|           dijo:~ ~ -Esta carta es del señor gobernador, y otra que traigo
 879     II.    50|              no anda por aquí nuestro señor amo don Quijote, que debe
 880     II.    50|                   que por respeto del señor don Quijote es ahora el
 881     II.    50|               don Quijote es ahora el señor Sancho gobernador de la
 882     II.    50|                 Léamela vuesa merced, señor gentilhombre -dijo Teresa - ;
 883     II.    50|               contenta, y el Duque mi señor, por el consiguiente; por
 884     II.    50|              que toca a las bellotas, señor mío, yo le enviaré a su
 885     II.    50|          atiende a que se regale este señor: pon en orden este caballo,
 886     II.    50|              respondió:~ ~ -De que el señor Sancho Panza sea gobernador,
 887     II.    50|         preguntó al paje:~ ~ -Dígame, señor: ¿mi señor padre trae por
 888     II.    50|                    Dígame, señor: ¿mi señor padre trae por ventura calzas
 889     II.    50|               cuando Teresa dijo:~ ~ -Señor cura, eche cata por ahí
 890     II.    50|               dijo el paje - ; que el señor gobernador Sancho a cada
 891     II.    50|             se afirma vuestra merced, señor mío -dijo el Bachiller - ,
 892     II.    50|         embajador verdadero, y que el señor Sancho Panza es gobernador
 893     II.    50|                 lléveme vuesa merced, señor, a las ancas de su rocín;
 894     II.    50|             muy buena gana a ver a mi señor padre.~ ~ -Las hijas de
 895     II.    50|               lo que te dices, y este señor está en lo cierto; que tal
 896     II.    51|         tontos. Levantóse, en fin, el señor gobernador, y por orden
 897     II.    51|          demás acólitos; que fue:~ ~ -Señor, un caudaloso río dividía
 898     II.    51|                Pídase a vuesa merced, señor gobernador, qué harán los
 899     II.    51|          ahorquen.~ ~ -Así es como el señor gobernador dice -dijo el
 900     II.    51|       condición del pasaje.~ ~ -Pues, señor gobernador -replicó el preguntador - ,
 901     II.    51|              con ella.~ ~ -Venid acá, señor buen hombre -respondió Sancho - :
 902     II.    51|               y yo daré orden como el señor gobernador coma muy a su
 903     II.    51|               voz alta; que lo que el señor don Quijote escribe a vuesa
 904     II.    51|            quiso responder luego a su señor don Quijote, y dijo al secretario
 905     II.    51|           Dios lo remedie. Digo esto, señor mío de mi alma, porque vuesa
 906     II.    51|                Escribióme el Duque mi señor el otro día, dándome aviso
 907     II.    52|               y que departiese con el señor don Quijote cuanto le viniese
 908     II.    52|         porque pensar que el Duque mi señor me ha de hacer justicia
 909     II.    52|        declarada. Y con esto, nuestro Señor  a vuesa merced mucha
 910     II.    52|             con licencia del Duque mi señor, yo me partiré luego en
 911     II.    52|              su justicia en manos del señor don Quijote; que de otra
 912     II.    52|               quedo rogando a nuestro Señor guarde a vuestra grandeza,
 913     II.    53|               voces:~ ~ -¡Arma, arma, señor gobernador! ¡Arma, que han
 914     II.    53|              destas priesas.~ ~ -¡Ah, señor gobernador! -dijo otro - . ¿
 915     II.    53|              con mi cuerpo.~ ~ -Ande, señor gobernador -dijo otro - ;
 916     II.    53|           decía entre sí: «¡Oh, si mi Señor fuese servido que se acabase
 917     II.    53|         enemigos van de vencida! ¡Ea, señor gobernador, levántese vuesa
 918     II.    53|             Dios, y digan al Duque mi señor que desnudo nací, desnudo
 919     II.    53|             mí.~ ~ -No ha de ser así, señor gobernador -dijo el doctor
 920     II.    53|            que el mayordomo dijo:~ ~ -Señor gobernador, de muy buena
 921     II.    53|            quien ordenare el Duque mi señor: yo voy a verme con él,
 922     II.    54|             de las solicitudes de ese señor mayorazgo.~ ~ -Dios lo haga -
 923     II.    54|             esta noche adonde está mi señor don Quijote.~ ~ -Dios vaya
 924     II.    55|            dar gracias a Dios nuestro Señor de la merced que le había
 925     II.    55|              venturoso como lo fue mi señor don Quijote de la Mancha
 926     II.    55|               me habla debe de ser mi señor don Quijote de la Mancha;
 927     II.    55|           vuesa merced quisiere juro, señor don Quijote de la Mancha,
 928     II.    55|               depararme el cielo a mi señor don Quijote, allí me quedara
 929     II.    55|             me paso al servicio de mi señor don Quijote; que, en fin,
 930     II.    56|           bien informado del Duque su señor de cómo se había de portar
 931     II.    56|             su corazón a Dios nuestro Señor y a la señora Dulcinea del
 932     II.    56|              que quería, le dijo:~ ~ -Señor, ¿esta batalla no se hace
 933     II.    56|            buena, y pues Dios nuestro Señor se la dio, San Pedro se
 934     II.    56|            con esta doncella?~ ~ -Sí, señor -respondió Tosilos.~ ~ -
 935     II.    56|                el lacayo del Duque mi señor, nos han puesto en lugar
 936     II.    56|              las cosas que suceden al señor don Quijote, que estoy por
 937     II.    56|            los encantadores tienen al señor don Quijote, y más yéndoles
 938     II.    56|             transformaciones.~ ~ -¡Oh señor! -dijo Sancho - que ya tienen
 939     II.    57|                    No me parece bien, señor caballero, que habiendo
 940     II.    57|             seguro que las halle. Yo, señor Duque, jamás he sido ladrón,
 941     II.    57|            bueno -dijo la Duquesa - , señor don Quijote, que siempre
 942     II.    58|              dellos le respondió:~ ~ -Señor, debajo destos lienzos están
 943     II.    58|               Iglesia de Dios nuestro Señor en su tiempo, y el mayor
 944     II.    58|             incansable en la viña del Señor, doctor de las gentes, a
 945     II.    58|           jamás hubiera conocido a su señor, admirado de lo que sabía,
 946     II.    58|              y díjole:~ ~ -En verdad, señor nuestramo, que si esto que
 947     II.    58|                    Maravillado estoy, señor, de la desenvoltura de Altisidora,
 948     II.    58|             don Quijote:~ ~ -Detened, señor caballero, el paso, y no
 949     II.    58|             dar en ellas. Si gustáis, señor, de ser nuestro huésped,
 950     II.    58|            nos ha sucedido! ¿Ves este señor que tenemos delante? Pues
 951     II.    58|             vuesa merced dice, y este señor es mi amo, el mismo don
 952     II.    58|           decir y a jurar que este mi señor es loco? Digan vuestras
 953     II.    59|         comedido, y esperaba a que su señor hiciese la salva; pero viendo
 954     II.    59|         determinado el cielo, y sepa, señor, que no hay mayor locura
 955     II.    59|              lo suficiente, porque mi señor es delicado y come poco,
 956     II.    59|           asolados.~ ~ -Pues mande el señor huésped -dijo Sancho - asar
 957     II.    59|            déjese de discurrimientos, señor huésped.~ ~ Dijo el ventero:~ ~ -
 958     II.    59|             Por vida de vuesa merced, señor don Jerónimo, que en tanto
 959     II.    59|              qué quiere vuesa merced, señor don Juan, que leamos estos
 960     II.    59|             presencia: sin duda, vos, señor, sois el verdadero don Quijote
 961     II.    59|               Torne a tomar el libro, señor, y mire si ando yo por ahí
 962     II.    59|         Sancho Panza, el escudero del señor don Quijote.~ ~ -Sí soy -
 963     II.    59|             amorosos pensamientos del señor don Quijote. A lo que él
 964     II.    59|           Juan - se le puede hacer al señor don Quijote de quien él
 965     II.    59|             Barcelona, donde podrá el señor don Quijote mostrar su valor.~ ~ -
 966     II.    60|             eso dejó de ser universal señor de toda la Asia, ni más
 967     II.    60|             traidor? ¿Contra tu amo y señor natural te desmandas? ¿Con
 968     II.    60|              ayúdome a mí, que soy mi señor. Vuesa merced me prometa
 969     II.    60|             dijo Sancho - , porque mi señor tiene muy buena mano para
 970     II.    60|              pasaba, y éste dijo:~ ~ -Señor, no lejos de aquí, por el
 971     II.    60|            vida le debe de parecer al señor don Quijote la nuestra,
 972     II.    60|          discurso, y respondióle:~ ~ -Señor Roque, el principio de la
 973     II.    60|             Uno dellos respondió:~ ~ -Señor, nosotros somos dos capitanes
 974     II.    61|             díjole:~ ~ -Vuesa merced, señor don Quijote, se venga con
 975     II.    61|      engendran cortesías, la vuestra, señor caballero, es hija o parienta
 976     II.    62|             para el otro día.~ ~ -No, señor, no es así -respondió Sancho - ;
 977     II.    62|            limpio que de goloso, y mi señor don Quijote, que está delante,
 978     II.    62|             lo cual, dijo:~ ~ -Agora, señor don Quijote, que estoy enterado
 979     II.    62|         quiero que sepa vuesa merced, señor don Antonio (que ya sabía
 980     II.    62|          luego dijo:~ ~ -Esta cabeza, señor don Quijote, ha sido hecha
 981     II.    62|             si no, mire vuesa merced, señor don Antonio, que hasta los
 982     II.    62|               me conocen.~ ~ -Así es, señor don Quijote -respondió don
 983     II.    62|              quien no os los pide. El señor don Quijote de la Mancha
 984     II.    62|         diciéndole:~ ~ -¡Nora en tal, señor nuestro amo, lo habéis bailado! ¿
 985     II.    62|           cual, estando avisado de su señor tío de los que habían de
 986     II.    62|             oficial le respondió:~ ~ -Señor, este caballero que aquí
 987     II.    62|               el autor respondió:~ ~ -Señor, el libro, en toscano, se
 988     II.    62|             Pero dígame vuesa merced, señor mío (y no digo esto porque
 989     II.    63|               vida, habiendo visto al señor don Quijote de la Mancha;
 990     II.    63|              de verse tratar tan a lo señor. Entraron todos en la popa,
 991     II.    63|            español:~ ~ -Este mancebo, señor, que aquí vees es nuestro
 992     II.    63|              Buena ha estado la caza, señor general! -dijo el virrey.~ ~ -
 993     II.    63|          hacer presente della al Gran Señor; y por huir del peligro
 994     II.    64|          Sancho, oyendo esto - que el señor don Gaiferos sacó a sus
 995     II.    64|           sino confesar o morir, y el señor don Quijote está en sus
 996     II.    64|               encantamento. Veía a su señor rendido y obligado a no
 997     II.    65|         dejaba, le dijo:~ ~ -Bien , señor, a lo que venís, que es
 998     II.    65|               verdad del caso. Sabed, señor, que a mí me llaman el bachiller
 999     II.    65|               de su palabra. Esto es, señor, lo que pasa, sin que tenga
1000     II.    65|               la caballería.~ ~ -¡Oh, señor -dijo don Antonio - , Dios


Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (VA2) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2010. Content in this page is licensed under a Creative Commons License