Parte. Capítulo

  1     II.    Pr|           hinchar un perro?- ¿Pensará vuesa merced ahora que es poco
  2     II.     1|              Dios, de no decir lo que vuesa merced dijere a rey ni a
  3     II.     1|        juzgado y sentenciado.~ ~ -Y a vuesa merced, ¿quién le fía, señor
  4     II.     1|          manos, le dijo:~ ~ -No tenga vuesa merced pena, señor mío,
  5     II.     1|              enojar al señor Júpiter: vuesa merced se quede en su casa,
  6     II.     1|               espacio, volveremos por vuesa merced.~ ~ Rióse el retor
  7     II.     1|             cedazo! Y ¿es posible que vuesa merced no sabe que las comparaciones
  8     II.     1|              intención, y que no debe vuesa merced sentirse.~ ~ -Si
  9     II.     1|               caballeros andantes que vuesa merced, señor don Quijote,
 10     II.     1|            Que tan grande le parece a vuesa merced, mi señor don Quijote -
 11     II.     1|           Roldán más gentilhombre que vuesa merced ha dicho -replicó
 12     II.     2|              Sancho - , porque, según vuesa merced dice, más anejas
 13     II.     2|          Sancho - , con condición que vuesa merced no se ha de enojar
 14     II.     2|               es que el vulgo tiene a vuesa merced por grandísimo loco,
 15     II.     2|            dicen que no conteniéndose vuesa merced en los límites de
 16     II.     2|        cortesía, hazañas y asumpto de vuesa merced, hay diferentes opiniones:
 17     II.     2|             en tantas cosas, que ni a vuesa merced ni a mí nos dejan
 18     II.     2|          tortas y pan pintado; mas si vuesa merced quiere saber todo
 19     II.     2|              en libros la historia de vuesa merced, con nombre de El
 20     II.     2|             replicó Sancho - ; mas si vuesa merced gusta que yo le haga
 21     II.     3|               cuatro primeras, que es vuesa merced uno de los más famosos
 22     II.     3|            dijo el Bachiller - , sólo vuesa merced lleva la palma a
 23     II.     3|               al vivo la gallardía de vuesa merced, el ánimo grande
 24     II.     3|              amores tan platónicos de vuesa merced y de mi señora doña
 25     II.     3|               Quijote - ; pero dígame vuesa merced, señor Bachiller: ¿
 26     II.     3|              molinos de viento, que a vuesa merced le parecieron Briareos
 27     II.     3|              la vuelta, y satisfaré a vuesa merced y a todo el mundo
 28     II.     6|             verdad, señor mío, que si vuesa merced no afirma el pie
 29     II.     6|              real.~ ~ -Pues ¿no sería vuesa merced -replicó ella - uno
 30     II.     6|               la Sobrina - . Advierta vuesa merced que todo eso que
 31     II.     6|              la sobrina - . ¡Que sepa vuesa merced tanto, señor tío,
 32     II.     7|        oración de Santa Apolonia dice vuesa merced que rece? Eso fuera
 33     II.     7|            mujer a que me deje ir con vuesa merced adonde quisiere llevarme.~ ~ -
 34     II.     7|               acuerdo, he suplicado a vuesa merced que no me emiende
 35     II.     7|              que ate bien mi dedo con vuesa merced, y que hablen cartas
 36     II.     7|             replicó Sancho - que como vuesa merced mejor sabe, todos
 37     II.     7|           parar -dijo Sancho - en que vuesa merced me señale salario
 38     II.     7|             lo creo ni lo espero) que vuesa merced me diese la ínsula
 39     II.     7|            pero no importa nada, pues vuesa merced me ha entendido.~ ~ -
 40     II.     7|               hoy que mañana se ponga vuesa merced y su grandeza en
 41     II.     7|         buenas palabras, el deseo que vuesa merced tiene de hacerme
 42     II.     7|            hay más que hacer sino que vuesa merced ordene su testamento
 43     II.     7|     conciencia le lita que persuada a vuesa merced a salir vez tercera
 44     II.     7|           nuevo me ofrezco a servir a vuesa merced fiel y legalmente,
 45     II.     8|             tengo por dificultoso que vuesa merced pueda hablarla ni
 46     II.     8|            las sandeces y locuras que vuesa merced quedaba haciendo
 47     II.     8|           buena fama.~ ~ -Todo lo que vuesa merced hasta aquí me ha
 48     II.     8|             con todo eso, querría que vuesa merced me sorbiese una duda
 49     II.     9|                dijo Sancho - , ya que vuesa merced quiere, a pesar mío,
 50     II.     9|               Dulcinea.~ ~ -Pues guíe vuesa merced -respondió Sancho - :
 51     II.     9|               más habiendo yo dicho a vuesa merced, si mal no me acuerdo,
 52     II.     9|              grandes; y así suplico a vuesa merced me deje buscar por
 53     II.     9|               podré llevar que quiera vuesa merced que de sola una vez
 54     II.     9|            media noche, no hallándola vuesa merced, que la debe de haber
 55     II.     9|            Sancho - ; y digo que pues vuesa merced no la ha visto, ni
 56     II.     9|          cualquier dellos sabrá dar a vuesa merced razón desa señora
 57     II.     9|             fuera de la ciudad, y que vuesa merced se embosque en alguna
 58     II.     9|               diré dónde y cómo queda vuesa merced esperando que le
 59     II.    10|            dijo Sancho - ; y ensanche vuesa merced, señor mío, ese corazoncillo,
 60     II.    10|             Sancho hermano, adónde va vuesa merced. ¿Va a buscar algún
 61     II.    10|                respondió Sancho - que vuesa merced le señale con almagre,
 62     II.    10|            que no tiene más que hacer vuesa merced sino picar a Rocinante
 63     II.    10|         doncellas suyas viene a ver a vuesa merced.~ ~ -¡Santo Dios! ¿
 64     II.    10|               sacaría yo de engañar a vuesa merced -respondió Sancho - ,
 65     II.    10|      respondió - . ¿Por ventura tiene vuesa merced los ojos en el colodrillo,
 66     II.    10|               la nieve, le parezcan a vuesa merced borricos? ¡Vive el
 67     II.    10|                    Pues yo  decir a vuesa merced -respondió Sancho -
 68     II.    11|        demasiado, se vuelven bestias: vuesa merced se reporte, y vuelva
 69     II.    11|              a mí su hermosura como a vuesa merced su fealdad. Pero
 70     II.    11|           medio se ha de tener cuando vuesa merced venza a algún gigante
 71     II.    11|               ha parecido bien lo que vuesa merced ha dicho, y que con
 72     II.    11|               y si es que ella a solo vuesa merced se encubre, la desgracia
 73     II.    11|              la desgracia más será de vuesa merced que suya; pero como
 74     II.    11|        primeros papeles. Si otra cosa vuesa merced desea saber de nosotros,
 75     II.    11|           señor -respondió Sancho - : vuesa merced temple su cólera,
 76     II.    11|            emperador.~ ~ -Quítesele a vuesa merced eso de la imaginación -
 77     II.    11|              libre y sin costas. Sepa vuesa merced que como son gentes
 78     II.    11|       intentar tal empresa: considere vuesa merced, señor mío, que para
 79     II.    12|               la primera aventura que vuesa merced acabara, antes que
 80     II.    12|             pegar de la discreción de vuesa merced -respondió Sancho - ;
 81     II.    12|          decir que la conversación de vuesa merced ha sido el estiércol
 82     II.    12|               de la buena crianza que vuesa merced ha hecho en el agostado
 83     II.    12|                    Pues ¿en qué halla vuesa merced -dijo Sancho - que
 84     II.    12|             Sancho - ; y yo le diré a vuesa merced quién soy, para que
 85     II.    13|               dijo Sancho - su amo de vuesa merced caballero a lo eclesiástico,
 86     II.    13|                porque le hago saber a vuesa merced, que aunque parezco
 87     II.    13|           Pues en verdad que lo yerra vuesa merced -dijo el del Bosque - ,
 88     II.    13|         cebada encima. A burla tendrá vuesa merced el valor de mi rucio;
 89     II.    13|               que para haberse criado vuesa merced entre caballeros
 90     II.    13|              qué mal se le entiende a vuesa merced -replicó el del Bosque -
 91     II.    13|               misma razón podía echar vuesa merced a mí y a mis hijos
 92     II.    13|               de alivio en ellos, con vuesa merced podré consolarme,
 93     II.    13|                dijo:~ ~ -Y ¿esto trae vuesa merced consigo, señor?~ ~ -
 94     II.    13|          nudos de suelta. Y dijo:~ ~ -Vuesa merced sí que es escudero
 95     II.    13|               de cordobán. Porque vea vuesa merced si quien viene desta
 96     II.    14|     sosegadamente le dijo:~ ~ -De que vuesa merced, señor caballero,
 97     II.    14|              me llegaré bonitamente a vuesa merced y le daré tres o
 98     II.    14|               un garrote, y antes que vuesa merced llegue a despertarme
 99     II.    14|             así, desde ahora intimo a vuesa merced, señor escudero,
100     II.    14|                le dijo:~ ~ -Suplico a vuesa merced, señor mío, que antes
101     II.    14|             el gallardo encuentro que vuesa merced ha de hacer con este
102     II.    14|            mío, que, por sí o por no, vuesa merced hinque y meta la
103     II.    14|          grandes voces dijo:~ ~ -Mire vuesa merced lo que hace, señor
104     II.    15|               él se va sano y riendo; vuesa merced queda molido y triste.
105     II.    15|             quise hacerme escudero de vuesa merced, y por la misma quiero
106     II.    16|            ello es encantamento, como vuesa merced ha dicho, ¿no había
107     II.    16|                Señor galán, si es que vuesa merced lleva el camino que
108     II.    16|               Digo otra vez que puede vuesa merced detenerse, si quisiere;
109     II.    16|       diciéndole:~ ~ -Esta figura que vuesa merced en mí ha visto, por
110     II.    16|              maravillado; pero dejará vuesa merced de estarlo cuando
111     II.    16|      huérfanos, y no lo creyera si en vuesa merced no lo hubiera visto
112     II.    16|             que con esa historia, que vuesa merced dice que está impresa,
113     II.    16|              Dios de dar a entender a vuesa merced que ha hecho mal
114     II.    16|           Sancho - ; porque me parece vuesa merced el primer santo a
115     II.    16|           plática, señor hidalgo, que vuesa merced deje caminar a su
116     II.    16|          peritos jurisconsultos. Riña vuesa merced a su hijo si hiciere
117     II.    17|               son requesones, démelos vuesa merced; que yo me los comeré...
118     II.    17|               de ensuciar el yelmo de vuesa merced? ¡Hallado le habéis
119     II.    17|           como a hechura y miembro de vuesa merced, y habrán puesto
120     II.    17|             no han comido hoy; y así, vuesa merced se desvíe; que es
121     II.    17|          Señor, por quien Dios es que vuesa merced haga de manera que
122     II.    17|               leones no vienen contra vuesa merced, ni lo sueñan: van
123     II.    17|       impedirles su viaje.~ ~ -Váyase vuesa merced, señor hidalgo -respondió
124     II.    17|               le dijo:~ ~ -Señor mío, vuesa merced sea servido, por
125     II.    17|            replicó don Quijote - , si vuesa merced no quiere ser oyente
126     II.    17|              pedazos será a mí mismo. Vuesa merced, señor caballero,
127     II.    17|               grandeza del corazón de vuesa merced ya está bien declarada:
128     II.    17|             don Diego de Miranda, que vuesa merced no me tenga en su
129     II.    17|             con todo esto, quiero que vuesa merced advierta que no soy
130     II.    17|            acometer aventuras, créame vuesa merced, señor don Diego,
131     II.    17|             Diego - , que todo lo que vuesa merced ha dicho y hecho
132     II.    17|              hallarían en el pecho de vuesa merced como en su mismo
133     II.    17|              y casa, donde descansará vuesa merced del pasado trabajo,
134     II.    18|             que es este caballero que vuesa merced nos ha traído a casa?
135     II.    18|            Diego de Miranda, padre de vuesa merced, me ha dado noticia
136     II.    18|         habilidad y sutil ingenio que vuesa merced tiene, y, sobre todo,
137     II.    18|          tiene, y, sobre todo, que es vuesa merced un gran poeta.~ ~ -
138     II.    18|               Quijote - ; pero dígame vuesa merced: ¿qué versos son
139     II.    18|              justa literaria, procure vuesa merced llevar el segundo
140     II.    18|              díjole:~ ~ -Paréceme que vuesa merced ha cursado las escuelas: ¿
141     II.    18|         caballero andante; porque vea vuesa merced, señor don Lorenzo,
142     II.    18|            detenerme agora en sacar a vuesa merced del error que con
143     II.    18|           atados los que glosan, como vuesa merced debe de saber.~ ~ -
144     II.    18|         Lorenzo - , que deseo coger a vuesa merced en un mal latín continuado,
145     II.    18|        respondió don Quijote - lo que vuesa merced dice ni quiere decir
146     II.    18|          Lorenzo - ; y por ahora esté vuesa merced atento a los versos
147     II.    18|           consumado poeta, como lo es vuesa merced, señor mío; que así
148     II.    18|                   No  si he dicho a vuesa merced otra vez, y si lo
149     II.    18|            vuelvo a decir, que cuando vuesa merced quisiere ahorrar
150     II.    18|             contento con advertirle a vuesa merced que siendo poeta,
151     II.    19|             que buscan las aventuras, vuesa merced se venga con nosotros:
152     II.    19|             lo que he dicho; sino que vuesa merced, señor mío, siempre
153     II.    19|            confunda.~ ~ -No se apunte vuesa merced conmigo -respondió
154     II.    19|               fe, señor bachiller, si vuesa merced toma mi consejo,
155     II.    20|             ni contra la autoridad de vuesa merced; y hasta agora me
156     II.    20|               sabes tanto.~ ~ -Juzgue vuesa merced, señor, de sus caballerías -
157     II.    22|            quisiera haber oído lo que vuesa merced aquí ha dicho antes
158     II.    22|       veinticinco autores: porque vea vuesa merced si he trabajado bien
159     II.    22|           dijo la guía:~ ~ -Suplico a vuesa merced, señor don Quijote,
160     II.    23|          señor don Montesinos: cuente vuesa merced su historia como
161     II.    23|          Señor don Quijote, perdóneme vuesa merced; que yo confieso
162     II.    23|              no  qué barruntos, que vuesa merced es su caballero,
163     II.    23|           dije: «-Decid, amiga mía, a vuesa señora que a mí me pesa
164     II.    23|          señor, por quien Dios es que vuesa merced mire por sí, y vuelva
165     II.    24|         colegirse de las palabras que vuesa merced dice que dijo Durandarte,
166     II.    24|                Muy a la ligera camina vuesa merced, señor galán. Y ¿
167     II.    24|             en la Corte.~ ~ -Y ¿lleva vuesa merced alguna ventaja por
168     II.    25|         diciendo:~ ~ -Sea bien venido vuesa merced, señor maese Pedro. ¿
169     II.    25|               le preguntó:~ ~ -Dígame vuesa merced, señor adivino: ¿
170     II.    25|            querría -dijo Sancho - que vuesa merced dijese a maese Pedro
171     II.    25|            mono si es verdad lo que a vuesa merced le pasó en la cueva
172     II.    25|               mí tengo, con perdón de vuesa merced, que todo fue embeleco
173     II.    25|            que parte de las cosas que vuesa merced vio, o pasó, en la
174     II.    25|               esta pregunta; y que si vuesa merced quisiere saber más,
175     II.    25|               asentar que todo lo que vuesa merced, señor mío, ha dicho
176     II.    25|             este mi retablo: dígole a vuesa merced, mi señor don Quijote,
177     II.    26|            tocar, y dijo:~ ~ -No mire vuesa merced en niñerías, señor
178     II.    26|               diciendo:~ ~ -Deténgase vuesa merced, señor don Quijote,
179     II.    26|       medianeros y apreciadores entre vuesa merced y mí de lo que valen
180     II.    28|             Dios -dijo Sancho - , que vuesa merced me ha sacado de una
181     II.    28|        esperar de la compañía que con vuesa merced tengo; porque si
182     II.    28|              darme, y no andarme tras vuesa merced por caminos sin camino
183     II.    28|             no digo nada; que por ser vuesa merced uno dellos, los tengo
184     II.    28|         respeto, y porque  que sabe vuesa merced un punto más que
185     II.    28|        bachiller Sansón Carrasco, que vuesa merced bien conoce, dos
186     II.    28|                amén de la comida; con vuesa merced no  lo que puedo
187     II.    28|            después que ha que sirvo a vuesa merced. Si no ha sido el
188     II.    28|                con dos reales más que vuesa merced añadiese cada mes
189     II.    28|              la palabra y promesa que vuesa merced me tiene hecha de
190     II.    28|             mí! -dijo Sancho - que va vuesa merced muy errado en esta
191     II.    28|               contar desde el día que vuesa merced me la prometió hasta
192     II.    28|              falta más de la cola; si vuesa merced quiere ponérmela,
193     II.    28|             que me quedan de mi vida. Vuesa merced me perdone, y se
194     II.    29|              es -respondió Sancho - y vuesa merced quiere dar a cada
195     II.    29|         conciencia, quiero advertir a vuesa merced que a mí me parece
196     II.    29|              lleguemos a esa leña que vuesa merced dice -preguntó Sancho - , ¿
197     II.    29|             Dios -dijo Sancho - , que vuesa merced me trae por testigo
198     II.    29|           pero, con todo, haré lo que vuesa merced me manda, aunque
199     II.    29|               no hemos llegado adonde vuesa merced dice, ni con muchas
200     II.    29|             fortaleza o castillo dice vuesa merced, señor? -dijo Sancho - . ¿
201     II.    29|               a la persona que en esa vuesa fortaleza o prisión tenéis
202     II.    30|            Figura, que la primera que vuesa merced ha hecho en mi tierra
203     II.    30|               señor don Quijote, como vuesa merced bien sabe, no asientan
204     II.    31|                o como es su gracia de vuesa merced...~ ~ -Doña Rodríguez
205     II.    31|               Sancho:~ ~ -Querría que vuesa merced me la hiciese de
206     II.    31|            hallará un asno rucio mío: vuesa merced sea servida de mandarle
207     II.    31|               madura, pues no perderá vuesa merced la quínola de sus
208     II.    31|       entendióle, y dijo:~ ~ -No tema vuesa merced, señor mío, que yo
209     II.    31|              los consejos que poco ha vuesa merced me dio sobre el hablar
210     II.    32|            tuve y tengo al estado que vuesa merced profesa, tienen y
211     II.    32|              mía en igual batalla con vuesa merced, de quien se debía
212     II.    32|      mentecato y tonto. Si no, dígame vuesa merced: ¿por cuál de las
213     II.    32|           dijo Sancho - . No diga más vuesa merced, señor y amo mío,
214     II.    32|               dijo a don Quijote:~ ~ -Vuesa merced, señor Caballero
215     II.    32|               los eclesiásticos, como vuesa merced mejor sabe.~ ~ -Así
216     II.    32|              no me acuerdo, que nunca vuesa merced ha visto a la señora
217     II.    32|               es dama fantástica, que vuesa merced la engendró y parió
218     II.    32|          hermosa en el sumo grado que vuesa merced nos la pinta, en
219     II.    32|              llenas las historias que vuesa merced bien sabe.~ ~ -A
220     II.    32|        Duquesa - , que en todo cuanto vuesa merced dice va con pie de
221     II.    32|          Dulcinea, cuando de parte de vuesa merced le llevó una epístola,
222     II.    33|            parto derecho; pero dígale vuesa merced que hable claro,
223     II.    33|           debió de ser al revés, como vuesa merced, señora mía, dice,
224     II.    33|            del trabajo.~ ~ -No piense vuesa merced, señora Duquesa,
225     II.    34|            Duque le dijo:~ ~ -¿Piensa vuesa merced esperar, señor don
226     II.    35|               le preguntó:~ ~ -Dígame vuesa merced, señor Merlín: cuando
227     II.    36|        demasiado; porque hago saber a vuesa merced que, aunque soy rústico,
228     II.    36|           respondió Sancho - ; y si a vuesa merced le parece que la
229     II.    37|             cortesía en la escuela de vuesa merced, que es el más cortés
230     II.    37|          cosas, según he oído decir a vuesa merced, tanto se pierde
231     II.    38|               que favorezca y ayude a vuesa merced en todo lo que pudiere.
232     II.    38|               en todo lo que pudiere. Vuesa merced desembaúle su cuita,
233     II.    38|               mundo es uno. Pero dése vuesa merced priesa, señora Trifaldi;
234     II.    41|             en una tabla rasa, quiere vuesa merced que me lastime las
235     II.    41|         verdad en verdad que no tiene vuesa merced razón. Vamos ahora
236     II.    41|               vuelta, yo le prometo a vuesa merced, como quien soy,
237     II.    41|           salir de mi obligación, que vuesa merced se contente, y no
238     II.    41|               su primera lisura. Suba vuesa merced, y tápese primero;
239     II.    41|              malicioso ni de traidor; vuesa merced, señor don Quijote,
240     II.    41|               me cree, tampoco creerá vuesa merced como, descubriéndome
241     II.    42|             más en toda la tierra? Si vuesa señoría fuese servido de
242     II.    43|              bien veo que todo cuanto vuesa merced me ha dicho son cosas
243     II.    43|                replicó Sancho - , que vuesa merced se queja de bien
244     II.    43|            muerta de la degollada»; y vuesa merced sabe bien que más
245     II.    43|               replicó Sancho - , si a vuesa merced le parece que no
246     II.    43|              pobres y los ricos; y si vuesa merced mira en ello, verá
247     II.    43|           mira en ello, verá que sólo vuesa merced me ha puesto en esto
248     II.    44|             en justo y en creyente, o vuesa merced me ha de confesar
249     II.    44|              la honestidad. Desnúdese vuesa merced y vístase a sus solas
250     II.    44|          Duque debe de esperar: venga vuesa merced, y cenemos, y acostarse
251     II.    45|          hombre labrador venimos ante vuesa merced en razón que este
252     II.    45|             el hombre - ; pero hágale vuesa merced que muestre las cinco
253     II.    45|            los ha vuelto; querría que vuesa merced le tomase juramento,
254     II.    45|             que me los prestó, y baje vuesa merced esa vara; y, pues
255     II.    45|             de Dios y del mundo! Mire vuesa merced, señor gobernador,
256     II.    45|           querido quitar la bolsa que vuesa merced mandó darme.~ ~ -
257     II.    46|            son desagradecidos. Váyase vuesa merced, señor don Quijote;
258     II.    46|               pobre niña en tanto que vuesa merced aquí estuviere.~ ~
259     II.    46|       respondió don Quijote:~ ~ -Haga vuesa merced, señora, que se me
260     II.    47|            vida que aumentármela.~ ~ -Vuesa merced tiene razón, señor
261     II.    47|               y así es mi parecer que vuesa merced no coma de aquellos
262     II.    47|      maestresala - me parece a mí que vuesa merced no coma de todo lo
263     II.    47|         respondió el labrador - , que vuesa merced me hiciese merced
264     II.    47|                señor, que querría que vuesa merced me diese trecientos
265     II.    48|              Quijote (si es que acaso vuesa merced es don Quijote),
266     II.    48|              alma de purgatorio, como vuesa merced debe de haber pensado,
267     II.    48|             necesidad de aquellas que vuesa merced suele remediar, a
268     II.    48|              merced suele remediar, a vuesa merced vengo.~ ~ -Dígame,
269     II.    48|        Quijote - : ¿por ventura viene vuesa merced a hacer alguna tercería?
270     II.    48|             doña Rodríguez, que, como vuesa merced salve y deje a una
271     II.    48|               dueña - . Mal me conoce vuesa merced; sí, que aún no estoy
272     II.    48|             ordinarios. Pero espéreme vuesa merced un poco; saldré a
273     II.    48|             muy honesta señal haberse vuesa merced levantado de su lecho.~ ~ -
274     II.    48|          Quijote, diciendo:~ ~ -Puede vuesa merced ahora, mi señora
275     II.    48|              y agradable presencia de vuesa merced no se podía esperar
276     II.    48|               don Quijote, que aunque vuesa merced me vee sentada en
277     II.    48|              y quiero hacer sabidor a vuesa merced que en hacer vainillas
278     II.    48|              para contarle, yo  que vuesa merced se admirara.~ ~ Y
279     II.    48|    tiernamente, y dijo:~ ~ -Perdóneme vuesa merced, señor don Quijote:
280     II.    48|         Querría, pues, señor mío, que vuesa merced tomase a cargo el
281     II.    48|             según todo el mundo dice, vuesa merced nació en él para
282     II.    48|             miserables; y póngasele a vuesa merced por delante la orfandad
283     II.    48|                Porque quiero que sepa vuesa merced, señor mío, que no
284     II.    48|        pregunta con toda verdad. ¿Vee vuesa merced, señor don Quijote,
285     II.    48|           salud donde pasa? Pues sepa vuesa merced que lo puede agradecer,
286     II.    49|           dijo el maestresala - , que vuesa merced tiene mucha razón
287     II.    49|            ínsula que han de servir a vuesa merced con toda puntualidad,
288     II.    49|               que en estos principios vuesa merced ha dado no les da
289     II.    49|             cosa que en deservicio de vuesa merced redunde.~ ~ -Yo lo
290     II.    49|             la cabeza?~ ~ -Dice tanto vuesa merced, señor gobernador -
291     II.    49|            hombre tan sin letras como vuesa merced, que, a lo que creo,
292     II.    49|            aquello que del ingenio de vuesa merced esperaban los que
293     II.    49|               diré con toda brevedad. Vuesa merced sabrá que este gentilhombre
294     II.    49|         conciencia! Pero a fee que si vuesa merced no llegara, que yo
295     II.    49|             dijo el mayordomo - . Vea vuesa merced, señor gobernador,
296     II.    49|             escribano - , no la podrá vuesa merced quitar, porque la
297     II.    49|         garitos de menor cantía podrá vuesa merced mostrar su poder,
298     II.    49|               el mozo - , así me haga vuesa merced dormir en la cárcel
299     II.    49|       quisiere?~ ~ -Por más poder que vuesa merced tenga -dijo el mozo - ,
300     II.    49|         vengamos al punto. Prosuponga vuesa merced que me manda llevar
301     II.    49|              sin pegar pestaña, ¿será vuesa merced bastante con todo
302     II.    49|        mayordomo le dijo:~ ~ -Prosiga vuesa merced, señora, y acabe
303     II.    50|               paje, y dijo:~ ~ -Venga vuesa merced; que a la entrada
304     II.    50|            Teresa, diciendo:~ ~ -Déme vuesa merced sus manos, mi señora
305     II.    50|             de gobernador alguno!~ ~ -Vuesa merced -respondió el paje -
306     II.    50|           prueba desta verdad, reciba vuesa merced esta carta y este
307     II.    50|              señora la Duquesa, que a vuesa merced me envía.~ ~ Quedó
308     II.    50|               está carta.~ ~ -Léamela vuesa merced, señor gentilhombre -
309     II.    50|           Como con esas cosas le verá vuesa merced si vive -respondió
310     II.    50|               quiero tocar y palpar a vuesa merced, por ver si es embajador
311     II.    50|             dijo Sanchica - : lléveme vuesa merced, señor, a las ancas
312     II.    50|              lo que dijo el cura:~ ~ -Vuesa merced se vendrá a hacer
313     II.    51|               mismo señorío... Y esté vuesa merced atento, porque el
314     II.    51|             debe ser libre». Pídase a vuesa merced, señor gobernador,
315     II.    51|              elevado entendimiento de vuesa merced, me enviaron a mí
316     II.    51|       enviaron a mí a que suplicase a vuesa merced de su parte diese
317     II.    51|           señor don Quijote escribe a vuesa merced merece estar estampado
318     II.    51|          señor mío de mi alma, porque vuesa merced no se espante si
319     II.    51|              Tirteafuera: ¡porque vea vuesa merced qué nombre para no
320     II.    51|               visito las plazas, como vuesa merced me lo aconseja, y
321     II.    51|      valerosamente; lo que  decir a vuesa merced es que es fama en
322     II.    51|             enviádole el presente que vuesa merced dice, estoy muy satisfecho,
323     II.    51|        agradecido a su tiempo: bésele vuesa merced las manos de mi parte,
324     II.    51|            obra.~ ~ ~ «No querría que vuesa merced tuviese trabacuentas
325     II.    51|           esos mis señores, porque si vuesa merced se enoja con ellos,
326     II.    51|               que sea agradecido, que vuesa merced no lo sea con quien
327     II.    51|               malas fechorías que con vuesa merced suelen usar los malos
328     II.    51|                   Quisiera enviarle a vuesa merced alguna cosa; pero
329     II.    51|             mujer Teresa Panza, pague vuesa merced el porte, y envíeme
330     II.    51|              Y con esto, Dios libre a vuesa merced de mal intencionados
331     II.    52|               por la ocasión que ya a vuesa merced en puridad tengo
332     II.    52|              esto, nuestro Señor  a vuesa merced mucha salud, y a
333     II.    52|              respondió el Duque - que vuesa merced se ponga en trabajo
334     II.    52|               es menester tampoco que vuesa merced me pida a mí licencia
335     II.    52|              señora mía, la carta que vuesa grandeza me escribió, que
336     II.    52|          determinada, con licencia de vuesa merced, de meter este buen
337     II.    52|               tengo; y así, suplico a vuesa excelencia mande a mi marido
338     II.    52|         pueblo; con todo eso, envío a vuesa alteza hasta medio celemín,
339     II.    52|             mi hija y mi hijo besan a vuesa merced las manos.~ ~ ~ «
340     II.    53|            Qué relente es ése? Ármese vuesa merced; que aquí le traemos
341     II.    53|           señor gobernador, levántese vuesa merced, y venga a gozar
342     II.    53|            Recio - ; que yo le daré a vuesa merced una bebida contra
343     II.    53|               la comida, yo prometo a vuesa merced de enmendarme, dejándole
344     II.    53|             buena gana dejáramos ir a vuesa merced, puesto que nos pesará
345     II.    53|              primero residencia: déla vuesa merced de los diez días
346     II.    55|              manera -respondieron - , vuesa merced que me habla debe
347     II.    55|            por el nacimiento de quien vuesa merced quisiere juro, señor
348     II.    55|             de haber puesto.~ ~ -Vaya vuesa merced -dijo Sancho - ,
349     II.    58|           todo eso -dijo Sancho - que vuesa merced me ha dicho, no es
350     II.    58|       cincuenta ducados; y porque vea vuesa merced esta verdad, espere
351     II.    58|            merced esta verdad, espere vuesa merced, y verla ha por vista
352     II.    58|              Sancho - , y querría que vuesa merced me dijese qué es
353     II.    58|              que vio esta doncella en vuesa merced que así la rindiese
354     II.    58|               veces me paro a mirar a vuesa merced desde la punta del
355     II.    58|              que enamora, no teniendo vuesa merced ninguna, no  yo
356     II.    58|           gracioso y ese escudero que vuesa merced dice, y este señor
357     II.    59|               apriesa - , no aprobará vuesa merced aquel refrán que
358     II.    59|              querer desesperarse como vuesa merced, y créame, y después
359     II.    59|           Dios dijo lo que será. Sepa vuesa merced que esto de azotarse
360     II.    59|           pero, fuera de pollas, pida vuesa merced lo que quisiere.~ ~ -
361     II.    59|              Quijote:~ ~ -Por vida de vuesa merced, señor don Jerónimo,
362     II.    59|       respondió:~ ~ -¿Para qué quiere vuesa merced, señor don Juan,
363     II.    60|               Eso no -dijo Sancho - : vuesa merced se esté quedo; si
364     II.    60|             azotarme; basta que doy a vuesa merced mi palabra de vapularme
365     II.    60|               a mí, que soy mi señor. Vuesa merced me prometa que se
366     II.    60|              que el médico le ordena: vuesa merced está enfermo, conoce
367     II.    60|              que los simples; y, pues vuesa merced ha mostrado en sus
368     II.    60|     enfermedad de su conciencia; y si vuesa merced quiere ahorrar camino
369     II.    61|            don Quijote, y díjole:~ ~ -Vuesa merced, señor don Quijote,
370     II.    62|               puerta, quiero contar a vuesa merced una de las más raras
371     II.    62|            con condición que lo que a vuesa merced dijere lo ha de depositar
372     II.    62|                porque quiero que sepa vuesa merced, señor don Antonio (
373     II.    62|               que con seguridad puede vuesa merced trasladar lo que
374     II.    62|            Antonio - , quiero poner a vuesa merced en admiración con
375     II.    62|          mañana. En este tiempo podrá vuesa merced prevenirse de lo
376     II.    62|             de la tierra; si no, mire vuesa merced, señor don Antonio,
377     II.    62|              os llaman.~ ~ -Par diez, vuesa merced tiene razón -respondió
378     II.    62|       caballería; y la enhoramala que vuesa merced dijo sea para mí
379     II.    62|              del Ariosto. Pero dígame vuesa merced, señor mío (y no
380     II.    62|         quiero examinar el ingenio de vuesa merced, sino por curiosidad
381     II.    62|                    Y ¿cómo la traduce vuesa merced en castellano? -preguntó
382     II.    62|                   y qué adelante está vuesa merced en el toscano idioma!
383     II.    62|             en el toscano piace, dice vuesa merced en el castellano
384     II.    62|               don Quijote - que no es vuesa merced conocido en el mundo,
385     II.    62|              el original. Pero dígame vuesa merced: este libro, ¿imprímese
386     II.    62|             las pajas.~ ~ -¡Bien está vuesa merced en la cuenta! -respondió
387     II.    62|             dijo el autor - . ¿Quiere vuesa merced que se lo  a un
388     II.    62|          buena fama.~ ~ -Dios le  a vuesa merced buena manderecha -
389     II.    64|              Melisendra.~ ~ -Advierta vuesa merced -dijo Sancho, oyendo
390     II.    64|              bien lo pinta y facilita vuesa merced -dijo Sancho - ;
391     II.    64|          Quijote está en sus trece, y vuesa merced el de la Blanca Luna
392     II.    65|             dijo:~ ~ -Señor mío, alce vuesa merced la cabeza, y alégrese,
393     II.    65|              más perdidoso, aunque es vuesa merced el más mal parado.
394     II.    65|            que jamás tendrá efecto si vuesa merced deja de ser rey,
395     II.    65|               pendencias. Y levántese vuesa merced agora, para recebir
396     II.    66|             haremos las jornadas como vuesa merced las pidiere y midiere;
397     II.    66|           galardón!~ ~ -Muy bien dice vuesa merced -respondió Sancho - ,
398     II.    66|          albarda: y pues deste suceso vuesa merced tiene la culpa, castíguese
399     II.    66|              el Duque cuando sepa que vuesa merced vuelve a su castillo,
400     II.    66|               que no quise pelear con vuesa merced sobre el casamiento
401     II.    66|            pensamiento, pues así como vuesa merced se partió de nuestro
402     II.    66|               que le envía mi amo. Si vuesa merced quiere un traguito,
403     II.    67|           Cuerpo de mí!, señor, ¿está vuesa merced ahora en términos
404     II.    67|              que en cuantas historias vuesa merced ha leído que tratan
405     II.    67|                respondió Sancho - que vuesa merced es como lo que dicen: «
406     II.    67|             yo refranes, y ensártalos vuesa merced de dos en dos.~ ~ -
407     II.    68|          pueda pasar al de la música. Vuesa merced me deje dormir, y
408     II.    68|               refranes; que también a vuesa merced se le caen de la
409     II.    68|           esta diferencia: que los de vuesa merced vendrán a tiempo,
410     II.    68|               no deben de ser muchos. Vuesa merced coplee cuanto quisiere;
411     II.    70|              con todo esto, suplico a vuesa merced me deje dormir, y
412     II.    70|            sean; y torno a suplicar a vuesa merced me deje dormir; porque
413     II.    70|           replicó don Quijote - , que vuesa merced tiene estremada voz;
414     II.    70|           señora?~ ~ -No se maraville vuesa merced deso -respondió el
415     II.    71|              disponerme a dar gusto a vuesa merced en lo que desea,
416     II.    71|            muestre interesado. Dígame vuesa merced: ¿cuánto me dará
417     II.    71|     desfalcaré yo de los que tengo de vuesa merced, y entraré en mi
418     II.    71|             noche, sin falta. Procure vuesa merced que la tengamos en
419     II.    71|           brazos quebrados». Apártese vuesa merced otro poco, y déjeme
420     II.    71|              gusto de todos.~ ~ -Pues vuesa merced, señor mío, lo quiere
421     II.    72|               parecía:~ ~ -Aquí puede vuesa merced, señor don Álvaro
422     II.    72|                   Adónde bueno camina vuesa merced, señor gentilhombre?~ ~
423     II.    72|               de donde soy natural. Y vuesa merced, ¿dónde camina?~ ~ -
424     II.    72|               Quijote - . Pero dígame vuesa merced, por cortesía, su
425     II.    72|            Sin duda alguna pienso que vuesa merced debe de ser aquel
426     II.    72| demasiadamente atrevido.~ ~ -Y dígame vuesa merced, señor don Álvaro, ¿
427     II.    72|               ese tal don Quijote que vuesa merced dice?~ ~ -No, por
428     II.    72|               todos; y ese Sancho que vuesa merced dice, señor gentilhombre,
429     II.    72|               llovidas; y si no, haga vuesa merced la experiencia, y
430     II.    72|               lo cual quiero que sepa vuesa merced, mi señor don Álvaro
431     II.    72|               con mis pensamientos. A vuesa merced suplico, por lo que
432     II.    72|           alcalde deste lugar, de que vuesa merced no me ha visto en
433     II.    72|              mi escudero es aquél que vuesa merced conoció.~ ~ -Eso
434     II.    72|               duda -dijo Sancho - que vuesa merced debe de estar encantado,
435     II.    72|            estuviera su desencanto de vuesa merced en darme otros tres
436     II.    73|             no parece!~ ~ -Extraño es vuesa merced -dijo Sancho - ;
437     II.    73|           cojo y la pongo en poder de vuesa merced, que la tiene en
438     II.    73|              en estas niñerías; y aun vuesa merced mismo me lo dijo
439     II.    73|               pensábamos nosotras que vuesa merced volvía a reducirse
440     II.    73|            añadió el Ama:~ ~ Y ¿podrá vuesa merced pasar en el campo
441     II.    74|        preguntóle:~ ~ -¿Qué es lo que vuesa merced dice, señor? ¿Tenemos
442     II.    74|              la señora Dulcinea, sale vuesa merced con eso? Y ¿agora
443     II.    74|           como unos príncipes, quiere vuesa merced hacerse ermitaño?
444     II.    74|              llorando - . No se muera vuesa merced, señor mío, sino
445     II.    74|            derribaron; cuanto más que vuesa merced habrá visto en sus
Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (VA2) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2010. Content in this page is licensed under a Creative Commons License