Parte. Capítulo

  1      I.    Pr|           el codo en el bufete y la mano en la mejilla, pensando
  2      I.    Pr|              no os han de cortar la mano con que lo escribistes.~ ~
  3      I.     1|     historia. Diera él, por dar una mano de coces al traidor de Galalón,
  4      I.     3|         embrazó su adarga y, puesta mano a su espada, dijo:~ ~ -¡
  5      I.     3|         mitad de la leyenda alzó la mano y diole sobre el cuello
  6      I.     4|            pareció que a su diestra mano, de la espesura de un bosque
  7      I.     4|           hoy quitó el látigo de la mano a aquel despiadado enemigo
  8      I.     5|         libro de las manos, y ponía mano a la espada, y andaba a
  9      I.     8|        podrán ser creídas.~ ~ -A la mano de Dios -dijo Sancho - ;
 10      I.     8|          del mundo, no has de poner mano a tu espada para defenderme,
 11      I.     9|             dicen que tuvo la mejor mano para salar puercos que otra
 12      I.     9|        negocio y por no dejar de la mano tan buen hallazgo, le truje
 13      I.    10|      delante dél y, asiéndole de la mano, se la besó y le dijo:~ ~ -
 14      I.    10|            y, besándole otra vez la mano, y la falda de la loriga,
 15      I.    10|             el juicio, y, puesta la mano en la espada y alzando los
 16      I.    10|          aquello que hallaren más a mano; y esto se te hiciera cierto
 17      I.    11|           un puño de bellotas en la mano y, mirándolas atentamente,
 18      I.    11|           otro trabajo que alzar la mano y alcanzarle de las robustas
 19      I.    11|             ofreciendo a cualquiera mano, sin interés alguno, la
 20      I.    13|        grueso bastón de acebo en la mano. Venían con ellos, asimesmo,
 21      I.    13|             Pues desde entonces, de mano en mano, fue aquella orden
 22      I.    13|          desde entonces, de mano en mano, fue aquella orden de caballería
 23      I.    13|            a quien no podía ir a la mano. Pero, en resolución, averiguado
 24      I.    13|       pastor respondiese, alargó la mano y tomó algunos de los que
 25      I.    14|             menesterosas, puesta la mano en el puño de su espada,
 26      I.    15|           hacer mas discursos, echó mano a su espada y arremetió
 27      I.    15|          tiene vuestra merced ahí a mano: quizá será de provecho
 28      I.    15|         todo; que no había de poner mano a la espada contra hombres
 29      I.    15|             aguardes a que yo ponga mano al espada para ellos, porque
 30      I.    15|         ninguna manera; sino ponmano a tu espada y castígalos
 31      I.    15|            en ninguna manera pondré mano a la espada, ni contra villano
 32      I.    15|            la horma que tiene en la mano, puesto que verdaderamente
 33      I.    15|          tanto; porque, apenas puse mano a mi tizona, cuando me santiguaron
 34      I.    16|            como pudo, tomando de la mano a la ventera, le dijo:~ ~ -
 35      I.    16|            a doquiera que ponían la mano no dejaban cosa sana.~ ~
 36      I.    16|       alguno; y, echandole a tiento mano a las barbas, no cesaba
 37      I.    17|           por dónde venía, vino una mano pegada a algún brazo de
 38      I.    17|            de cabeza y candil en la mano, y con una muy mala cara,
 39      I.    18|      consienten que caballero ponga mano contra quien no lo sea,
 40      I.    18|    giganteos, que está a su derecha mano, es el nunca medroso Brandabarbarán
 41      I.    18|         otra almendra y diole en la mano y en el alcuza, tan de lleno,
 42      I.    18|           malamente dos dedos de la mano. Tal fue el golpe primero;
 43      I.    18|            don Quijote y, puesta la mano izquierda en la boca, porque
 44      I.    18|        pechos sobre su asno, con la mano en la mejilla, en guisa
 45      I.    18|         alojarnos. Pero dame acá la mano y atiéntame con el dedo,
 46      I.    18|            rasa como la palma de la mano.~ ~ -¡Sin ventura yo! -dijo
 47      I.    19|             que no había sido en su mano dejar de haberle hecho.
 48      I.    20|        llegándose a él, puso la una mano en el arzón delantero y
 49      I.    20|             contar y no me van a la mano, es la mejor de las historias;
 50      I.    20|          lejos, con un bordón en la mano y con unas alforjas al cuello,
 51      I.    20|          bien de paz, fue soltar la mano derecha, que tenía asida
 52      I.    20|      primeros movimientos no son en mano del hombre, y está advertido
 53      I.    20|            señor con la gorra en la mano, inclinada la cabeza y doblado
 54      I.    21|    torciendo el camino a la derecha mano, dieron en otro como el
 55      I.    21|      novecientos años». Así que, de mano en mano, irán pregonando
 56      I.    21|          años». Así que, de mano en mano, irán pregonando sus hechos,
 57      I.    21|             luego le llevará por la mano al aposento de la señora
 58      I.    22|            migas entre la boca y la mano, y no saben cual es su mano
 59      I.    22|         mano, y no saben cual es su mano derecha. Quisiera pasar
 60      I.    22|        volviendo sobre sí, pusieron mano a sus espadas los de a caballo,
 61      I.    23|             deshora, a su siniestra mano, parecieron una buena cantidad
 62      I.    24|             una carta abierta en la mano, la cual, antes que yo le
 63      I.    24|   caballeros andantes, así es en mi mano dejar de hablar en ellos
 64      I.    24|           ha hecho, peleando con él mano a mano, como hombre honrado.~ ~ -
 65      I.    24|              peleando con él mano a mano, como hombre honrado.~ ~ -
 66      I.    25|            poco al caso que vaya de mano ajena, porque, a lo que
 67      I.    26|           muy buena letra. Metió la mano en el seno Sancho Panza,
 68      I.    26|             el haber perdido de una mano a otra, en un estante, tres
 69      I.    27|            tomando a los dos por la mano para hacer lo que en tal
 70      I.    27|       esposa, y ella, poniéndose la mano sobre el corazón, cayó desmayada
 71      I.    27|           en una silla y se puso la mano en la mejilla, con muestras
 72      I.    27|       tomarla), quise tomarla de mi mano y ejecutar en mí la pena
 73      I.    27|          forzoso y último de dar la mano, decir que ya yo le había
 74      I.    27|             prados, que no  a qué mano destas montañas caen, y
 75      I.    28|            ella, y asiéndola por la mano el Cura, prosiguió diciendo:~ ~ -
 76      I.    28|      sembraba y cogía pasaba por mi mano; los molinos de aceite,
 77      I.    28|    caballero - , ves aquí te doy la mano de serlo tuyo, y sean testigos
 78      I.    29|        aconsejarla, tomó primero la mano Cardenio, diciendo:~ ~ -
 79      I.    29|           levantó y tomó de la otra mano a su señora, y entre los
 80      I.    29|         suya, y por esto cargaba la mano el cura refiriéndola, por
 81      I.    30|        respondiese, tomó el Cura la mano, y dijo:~ ~ -Debe de querer
 82      I.    30|             siempre para ponerme la mano en la horcajadura, y que
 83      I.    30|          corred, Sancho, y besad la mano a vuestro señor, y pedilde
 84      I.    30|         Sancho cabizbajo y pidió la mano a su señor, y él se la dio
 85      I.    31|             no la tendría allí a la mano para dártela; pero buenas
 86      I.    31|            y que más vale pájaro en mano que buitre volando, porque
 87      I.    31|         Quijote, y asiéndole por la mano, se volvió a los que allí
 88      I.    32|            buena letra, escritos de mano. El primer libro que abrió
 89      I.    32|            ocho pliegos escritos de mano, y al principio tenían un
 90      I.    33|             míos y al darme, no con mano escasa, los bienes, así
 91      I.    33|            debe, ni haya sido en su mano, ni en su descuido y poco
 92      I.    33|           el brazo de la silla y la mano abierta en la mejilla, y
 93      I.    34|           Lotario, el cual cargó la mano de manera que comenzó a
 94      I.    34|            señor Anselmo, que tanta mano ha querido dar a este desuellacaras
 95      I.    34|            volvía con Lotario de la mano; y, así como Camila le vio,
 96      I.    34|      haciendo fuerza para soltar la mano de la daga, que Lotario
 97      I.    34|        mundo: él mismo llevó por la mano a su casa, creyendo que
 98      I.    35|           ciudad, que me ha dado la mano de ser mi esposo.~ ~ Sosegóse
 99      I.    35|            tenía aún la pluma en la mano. Llegóse el huésped a él,
100      I.    35|       primero; y, trabándole por la mano, viendo que no le respondía,
101      I.    35|             conoció que de su mesma mano estaba escrito, el cual
102      I.    36|          porque le vio encaminar la mano a ponella en la espada;
103      I.    37|              Dorotea la tomó por la mano, y la llevó a sentar junto
104      I.    37|         prenda dada y dejada de tal mano; joya, que sin ella, en
105      I.    39|           decía, no podía irse a la mano contra su condición, quiso
106      I.    39|            saber que no me voy a la mano en lo que toca a conservar
107      I.    40|           ella salía una muy blanca mano; que la abrían y cerraban
108      I.    40|              pero la blancura de la mano, y las ajorcas que en ella
109      I.    40|           en que no la vimos, ni la mano tampoco, ni otra señal alguna.
110      I.    40|         zalemas, tornó a parecer la mano, hice señas que leería el
111      I.    41|       buscar ensalada. Ella tomó la mano, y en aquella mezcla de
112      I.    41|            él dentro primero, metió mano a un alfanje, y dijo en
113      I.    41|        ninguno de todos ellos echar mano a las armas, que pocas o
114      I.    41|           que yo la vi, le tomé una mano y la comencé a besar, y
115      I.    41|       dejamos jamás los remos de la mano; comimos de lo que el renegado
116      I.    41|         llevándola yo siempre de la mano, poco menos de un cuarto
117      I.    42|            había dicho. Traía de la mano a una doncella, al parecer
118      I.    42|             Zoraida, la tomó por la mano, y tras ella se vinieron
119      I.    42|            a él asimesmo de la otra mano, con entrambos a dos se
120      I.    43|          era una de juntarse la una mano con la otra, dándome a entender
121      I.    43|           duda don Quijote daría la mano que le habían pedido, y,
122      I.    43|            doncella; y, al darle la mano, dijo:~ ~ -Tomad, señora,
123      I.    43|                  Tomad, señora, esa mano, o, por mejor decir, ese
124      I.    43|    malhechores del mundo: tomad esa mano, digo, a quien no ha tocado
125      I.    43|            fuerza del brazo que tal mano tiene.~ ~ -Ahora lo veremos -
126      I.    43|             que no que me regala la mano; no la tratéis tan mal,
127      I.    43|             en pie, o arrancarse la mano.~ ~ Allí fue el desear de
128      I.    43|           que ha tenido cetro en la mano y corona en la cabeza.~ ~ -
129      I.    43|            cabeza y la corona en la mano. Y será, si a mano viene,
130      I.    43|            en la mano. Y será, si a mano viene, que debe de estar
131      I.    44|        haría bien; y tomando por la mano a don Luis, le apartó a
132      I.    44|             le comenzaron a dar tal mano, que el pobre ventero tuvo
133      I.    44|     embrazando su adarga y poniendo mano a su espada, acudió a la
134      I.    44|        porque no me es lícito poner mano a la espada contra gente
135      I.    44|           que le decían, con la una mano asió de la albarda, y con
136      I.    45|            Sancho; don Quijote puso mano a su espada y arremetió
137      I.    45|        acordó de probar otra vez la mano, resucitando nuevas pendencias
138      I.    46|        prudencia ordenare.~ ~ -A la mano de Dios -dijo don Quijote - ;
139      I.    46|    hincándose de rodillas, pidió la mano a su amo, y él se la dio,
140      I.    47|           que quisiéredes.~ ~ -A la mano de Dios -replicó don Quijote - .
141      I.    47|           mi amo, si no le van a la mano, hablará más que treinta
142      I.    48|            responder, tocará con la mano este engaño y verá como
143      I.    49|             desviaban.~ ~ Tomóle la mano el Canónigo, aunque las
144      I.    50|           principal de todas por la mano al atrevido caballero que
145      I.    50|             cuál deba de alargar la mano? ¿Cuál será oír la música
146      I.    50|          verdad y la toquéis con la mano, aunque parezca que sin
147      I.    52|          tercio, que le quedó en la mano, dio tal golpe a don Quijote
148      I.    52|            Quijote no bullía pie ni mano; y así, creyendo que le
149     II.    Pr|          como si hubiera sido en mi mano haber detenido el tiempo,
150     II.    Pr|            el otro le alzaba con la mano, y como, mejor podía le
151     II.     1|                 Dios te tenga de su mano, pobre don Quijote; que
152     II.     1|            le viese y tocase con la mano la verdad de aquel negocio.
153     II.     4|           mitad; y cada uno meta la mano en su pecho, y no se ponga
154     II.     4|            daremos tanto ripio a la mano en materia de aventuras
155     II.     4|           pensar que tengo de poner mano a la espada, aunque sea
156     II.     7|              la cual cuando toma la mano a persuadir una cosa, no
157     II.     8|            y andar por ese mundo de mano en mano, no se me da un
158     II.     8|            por ese mundo de mano en mano, no se me da un higo que
159     II.     8|          Quién abrasó el brazo y la mano a Mucio? ¿Quién impelió
160     II.     8|             La respuesta está en la mano -respondió don Quijote - :
161     II.    10|           en amorosa; si levanta la mano al cabello para componerle,
162     II.    11|        tocar las apariencias con la mano para dar lugar al desengaño.
163     II.    12|          efecto, más vale pájaro en mano que buitre volando.~ ~ -
164     II.    13|            cada paso le toco con la mano, y me abrazo con él, y lo
165     II.    14|       pendencia, no estarse ociosos mano sobre mano en tanto que
166     II.    14|          estarse ociosos mano sobre mano en tanto que sus ahijados
167     II.    14|         comenzó a herir de pie y de mano, como niño con alferecía,
168     II.    14|        caída, que, sin mover pie ni mano, dio señales de que estaba
169     II.    14|           faldriquera.~ ~ Y echando mano a la derecha, sacó unas
170     II.    17|            abierta la puerta: en su mano está salir, o no salir;
171     II.    18|       parecía grito, asiendo con su mano la derecha de don Lorenzo,
172     II.    19|       árboles de una enramada que a mano habían puesto a la entrada
173     II.    20|         poderlo sufrir ni ser en su mano hacer otra cosa, se llegó
174     II.    20|         visto, ellos se fueran a la mano en las alabanzas desta su
175     II.    20|           Basilio serán, si viene a mano, y aunque no venga sino
176     II.    20|     pudieras tomar un púlpito en la mano y irte por ese mundo predicando
177     II.    21|          último y forzoso trance la mano de esposa, aún pensaría
178     II.    21|      primero Quiteria no le daba la mano de ser su esposa: que aquel
179     II.    21|            que Quiteria le diese la mano de esposa, porque su alma
180     II.    21|             persuadían que diese la mano al pobre Basilio; y ella,
181     II.    21|            de rodillas, le pidió la mano por señas, y no por palabras.
182     II.    21|          fatal estrella mía! que la mano que me pides y quieres darme
183     II.    21|              asiendo con su derecha mano la de Basilio, le dijo:~ ~ -
184     II.    21|           libre que tengo te doy la mano de legítima esposa, y recibo
185     II.    22|         pues ya no es posible, a la mano de Dios, que me guíe.~ ~
186     II.    22|        cuchilladas, y así, poniendo mano a la espada, comenzó a derribar
187     II.    23|        desta mazmorra, a la derecha mano, se hace una concavidad
188     II.    23|            rosario de cuentas en la mano, mayores que medianas nueces,
189     II.    23|           de puros huesos. Tenía la mano derecha (que a mi parecer
190     II.    24|             dél estaban escritas de mano del mesmo Hamete estas mismas
191     II.    25|          los dos regidores, a pie y mano a mano, se fueron al monte,
192     II.    25|           regidores, a pie y mano a mano, se fueron al monte, y llegando
193     II.    25|          hallado muerto.» «En buena mano está, compadre -respondió
194     II.    25|         burla, que muchas veces con mano armada y formado escuadrón
195     II.    25|        servicios.~ ~ Y dando con la mano derecha dos golpes sobre
196     II.    25|             tenía una varilla en la mano, con que señalaba las figuras
197     II.    26|         estando la otra, si viene a mano, ahora holgándose en Francia
198     II.    27|       Quijote bajara un poco más la mano cuando cortó la cabeza al
199     II.    27|             amo se detenía, tomó la mano por él, diciendo:~ ~ -Mi
200     II.    27|             que nadie me fuese a la mano, y con tanta gracia y propiedad,
201     II.    27|       olvida.~ ~ Y luego, puesta la mano en las narices, comenzó
202     II.    27|          alzó un varapalo que en la mano tenía, y diole tal golpe
203     II.    27|            dado, con la lanza sobre mano; pero fueron tantos los
204     II.    28|        otros tantos, que en vuestra mano está escudillar, y tendeos
205     II.    28|          sin que nadie os vaya a la mano, que no os duele nada en
206     II.    28|            mes, y pagaos de vuestra mano.~ ~ -Cuando yo servía -respondió
207     II.    28|             tengo dicho, de vuestra mano.~ ~ -¡Oh, cuerpo de mí! -
208     II.    29|             librado dél sino por la mano de otro caballero, puesto
209     II.    29|         rucio y a Rocinante, y a la mano de Dios, que nos guíe; que
210     II.    29|          puedes, Sancho, pasear una mano por un muslo, y si topares
211     II.    29|           Sancho, y llegando con la mano bonitamente y con tiento
212     II.    29|          los dedos, se lavó toda la mano en el río, por el cual sosegadamente
213     II.    29|               Y diciendo esto, echó mano a su espada y comenzó a
214     II.    30|         transformada en ella. En la mano izquierda traía un azor,
215     II.    31|    quisieres, que yo no te iré a la mano; pero mira lo que vas a
216     II.    31|              dándole ocasiones a la mano para que lleve adelante
217     II.    32|         descuidado; llegan diez con mano armada, y dándole de palos,
218     II.    32|            y dándole de palos, pone mano a la espada y hace su deber;
219     II.    32|          dio a hurtacordel, pusiera mano a su espada y se estuviera
220     II.    32|         decirse, con la sonda en la mano; y que yo desde aquí adelante
221     II.    33|          los buenos tendrán conmigo mano y concavidad, y los malos,
222     II.    33|           de ir con el compás en la mano y con medido término.~ ~ -
223     II.    34|       embrazando su escudo y puesta mano a su espada, se adelantó
224     II.    35|             grande encendida, en la mano. Era el carro dos veces,
225     II.    35|           dejar que se los  ajena mano, aunque sea algo pesada.~ ~ -
226     II.    35|            no me ha de tocar alguna mano. ¿Parí yo por ventura a
227     II.    35|             que había de traerme la mano por el cerro y halagarme
228     II.    35|         cabeza.~ ~ -¡Ea, pues, a la mano de Dios! -dijo Sancho - .
229     II.    36|          dado. Respondió que con la mano.~ ~ -Eso -replicó la Duquesa -
230     II.    36|           el sabio Merlín ha echado mano de mí para el desencanto
231     II.    36|        tocara, por lo menos, con la mano que los extraordinariamente
232     II.    37|           tijeras le quedaron en la mano.~ ~ -Con todo eso -replicó
233     II.    38|       Trifaldi, a quien traía de la mano el escudero Trifaldín de
234     II.    38|         adelantó, sin dejarla de la mano Trifaldín; viendo lo cual
235     II.    38|               Y, levantándola de la mano, la llevó a asentar en una
236     II.    40|            taza llena de agua en la mano sin que se le derrame gota,
237     II.    41|          que la pudiera asir con la mano, y que no osó mirar a la
238     II.    41|             en sí, y trabando de la mano al Duque, le dijo:~ ~ -¡
239     II.    42|            del Duque le tomó por la mano y se fue con él a su estancia,
240     II.    43|      refranes; que nadie te va a la mano! ¡Castígame mi madre, y
241     II.    43|        fingiré que tengo tullida la mano derecha, y haré que firme
242     II.    44|        atenido el entendimiento, la mano y la pluma a escribir de
243     II.    45|            traía unas tijeras en la mano, y el sastre dijo:~ ~ -Señor
244     II.    45|             sacando encontinente la mano debajo del herreruelo, mostró
245     II.    45|          cabezas de los dedos de la mano, y dijo:~ ~ -He aquí las
246     II.    45|   embarazara mucho, y luego puso la mano en la cruz de la vara, diciendo
247     II.    45|           se los había vuelto de su mano a la suya, y que por no
248     II.    45|          poniéndose el índice de la mano derecha sobre las cejas
249     II.    45|          señor.~ ~ Y púsosele en la mano. Tomóle Sancho, y dándosele
250     II.    46|          Quijote en pie, y poniendo mano a la espada, comenzó a tirar
251     II.    46|            le quite nadie! ¡Déjenme mano a mano con este demonio,
252     II.    46|        quite nadie! ¡Déjenme mano a mano con este demonio, con este
253     II.    47|            varilla de ballena en la mano. Levantaron una riquísima
254     II.    47|           Almodóvar del Campo, a la mano derecha, y tengo el grado
255     II.    47|         lugar que está a la derecha mano como vamos de Caracuel a
256     II.    47|             Barataria, en su propia mano, o en las de su secretario.»
257     II.    47|            de rodillas, le pidió la mano para besársela. Negósela
258     II.    47|             ya ella hubiera dado la mano de esposa a mi bachiller,
259     II.    48|        rostro y señalado, no por la mano de Dios, sino por las uñas
260     II.    48|       cabeza. Entre los dedos de la mano izquierda traía una media
261     II.    48|              Pero dadme, señora, la mano; que yo no quiero otra seguridad
262     II.    48|      diciendo esto, besó su derecha mano, y le asió de la suya, que
263     II.    48|        Quijote: que no va más en mi mano; porque todas las veces
264     II.    48|          marido, con la gorra en la mano, a querer ir acompañando
265     II.    48|             Rodríguez la vela de la mano, y quedó la estancia como
266     II.    49|        replique, que le asentaré la mano.~ ~ Desembolsó el uno, recibió
267     II.    50|             en mucho, por ser de su mano, y escríbame largo, avisándome
268     II.    52|          hija con un pintor de mala mano, que llegó a este pueblo
269     II.    53|             está a mí una hoz en la mano que un cetro de gobernador;
270     II.    54|           garganta y extendiendo la mano arriba, les dio a entender
271     II.    54|            cuando juntaba alguno su mano derecha con la de Sancho
272     II.    54|            eso no debió estar en su mano, porque las llevó Juan Tiopieyo,
273     II.    56|             color tordillo; de cada mano y pie le pendía una arroba
274     II.    57|          como Dios no me deje de su mano. Esta doncella habla (como
275     II.    58|             alguno, ni hemos echado mano a las espadas, ni hemos
276     II.    60|            mi señor tiene muy buena mano para casamentero, pues no
277     II.    60|            desta verdad, aprieta la mano y recíbeme por esposo, si
278     II.    60|            recebido.~ ~ Apretóle la mano Claudia, y apretósele a
279     II.    60|             Roque, el cual, echando mano a la espada, le abrió la
280     II.    62|          tomando don Antonio por la mano a don Quijote, se entró
281     II.    62| prevenciones. En esto, tomándole la mano don Antonio, se la paseó
282     II.    63|           hutres veces. Diole la mano el general, que con este
283     II.    63|             junto al espalder de la mano derecha, el cual, ya avisado
284     II.    63|              por ser dados de buena mano, por diez de los que vos
285     II.    64|        donde has de vivir sin echar mano a la espada, en paz tranquila
286     II.    64|           Luna en sus catorce, a la mano de Dios, y dense.~ ~ Agradeció
287     II.    66|            halla con una vara en la mano, o con una mitra en la cabeza.~ ~
288     II.    66|            una azcona o chuzo en la mano, propio talle de correo
289     II.    67|          Daránnos con abundantísima mano de su dulcísimo fruto las
290     II.    67|       refranes, y que te vayas a la mano en decirlos; pero paréceme
291     II.    68|           en pie don Quijote y puso mano a la espada, y Sancho se
292     II.    69|         Sancho, con la coroza en la mano y las rodillas en el suelo.
293     II.    70|            quiso volver a probar la mano, esperando mejor suceso
294     II.    70|            historia anda por acá de mano en mano, pero no para en
295     II.    70|             anda por acá de mano en mano, pero no para en ninguna,
296     II.    70|            hacer, no las deje de la mano; que ocupada en menear los
297     II.    71|           de contado y de tu propia mano, pues tienes dineros míos.~ ~
298     II.    71|         modo -dijo Sancho - , ¡a la mano de Dios, y lluevan azotes!~ ~
299     II.    71|          estaba pintado de malísima mano el robo de Elena, cuando
300     II.    71|            daré», y el pájaro en la mano que el buitre volando.~ ~ -
301     II.    72|       encantado, pues tocaba con la mano dos tan contrarios don Quijotes.~ ~
302     II.    73|             rucio. Cogióla Sancho a mano salva, y presentósela a
303     II.    73|             desnuda, trayendo de la mano a Sanchica su hija, acudió
304     II.    73|             cinto, y su mujer de la mano, tirando su hija al rucio,
Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (VA2) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2010. Content in this page is licensed under a Creative Commons License