Parte. Capítulo

  1      I.     2|          hablando consigo mesmo y diciendo: «¿Quién duda sino que en
  2      I.     2|         por él caminaba. Y añadió diciendo: «Dichosa edad, y siglo
  3      I.     2|           carreras». Luego volvía diciendo, como si verdaderamente
  4      I.     2|           más en una noche.~ ~ Y, diciendo esto, fue a tener el estribo
  5      I.     3|      vuestro favor y amparo.~ ~ Y diciendo éstas y otras semejantes
  6      I.     4|         pena pronunciada.~ ~ Y en diciendo esto, picó a su Rocinante,
  7      I.     4|         caminando hacia su aldea, diciendo a media voz:~ ~ -Bien te
  8      I.     4|          la de mi señora!~ ~ Y en diciendo esto, arremetió con la lanza
  9      I.     4|     levantarse y no podía, estaba diciendo:~ ~ -Non fuyáis, gente cobarde;
 10      I.     5|          quedaba sano y sosegado, diciendo que aquella agua era una
 11      I.     6|            y el Barbero prosiguió diciendo:~ ~ -Éstos que se siguen
 12      I.     7|          a dar voces don Quijote, diciendo:~ ~ -Aquí, aquí, valerosos
 13      I.     8|          y desigual batalla.~ ~ Y diciendo esto, dio de espuelas a
 14      I.     8|            lo que eran; antes iba diciendo en voces altas:~ ~ -Non
 15      I.     8|          lo habéis de pagar.~ ~ Y diciendo esto, y encomendándose de
 16      I.     8|            y ahora lo verás.~ ~ Y diciendo esto, se adelantó y se puso
 17      I.     8|          golpe, dio una gran voz, diciendo:~ ~ -¡Oh señora de mi alma,
 18      I.    11|         gracia, comenzó a cantar, diciendo desta manera:~ ~Antonio~ ~ ~ ~ -
 19      I.    12|     niñerías, prosiguió su cuento diciendo:~ ~ -Asimesmo adevinaba
 20      I.    13|         los caminantes, prosiguió diciendo:~ ~ -Ese cuerpo, señores,
 21      I.    14|           morada primera.~ ~ Y en diciendo esto, sin querer oír respuesta
 22      I.    15|          que dejase de responder, diciendo:~ ~ -Señor, yo soy hombre
 23      I.    16|          ovillo. El ventero entró diciendo:~ ~ -¿Adónde estas, puta?
 24      I.    16|           escuras en el aposento, diciendo:~ ~ -¡Ténganse a la justicia! ¡
 25      I.    16|         sospecha, reforzó la voz, diciendo:~ ~ -¡Ciérrese la puerta
 26      I.    17|     estacas, le comenzó a llamar, diciendo:~ ~ -Sancho amigo, ¿duermes? ¿
 27      I.    17|         voces que su amo le daba, diciendo:~ ~ -Hijo Sancho, no bebas
 28      I.    18|           y, sin parar, prosiguió diciendo:~ ~ -A este escuadrón frontero
 29      I.    18|           yo diere mi ayuda.~ ~ Y diciendo esto, puso las espuelas
 30      I.    18|          antes en altas voces iba diciendo:~ ~ -Ea, caballeros, los
 31      I.    18|          de la Trapobana.~ ~ Esto diciendo, se entró por medio del
 32      I.    20|   repitiendo dos veces lo que vas diciendo, no acabaras en dos días;
 33      I.    21|      sigan y rodeen, dando voces, diciendo: «Éste es el Caballero del
 34      I.    22|     memoria de manera que me está diciendo, persuadiendo y aun forzando,
 35      I.    22|      respondió don Quijote.~ ~ Y, diciendo y haciendo, arremetió con
 36      I.    23|        bocados; y todo esto hacía diciendo: «¡Ah fementido Fernando! ¡
 37      I.    24|      volviendo al Roto, prosiguió diciendo:~ ~ -Esta prevención que
 38      I.    24|      tanto que don Quijote estaba diciendo lo que queda dicho, se le
 39      I.    25|          total de todo ello!~ ~ Y diciendo esto, se apeó de Rocinante,
 40      I.    27|        que va en este pañuelo». Y diciendo esto, me arrojó por la ventana
 41      I.    27|       atreviera a salir entonces, diciendo a voces!: «¡Ah, Luscinda,
 42      I.    27|        vituperios, la desculpaba, diciendo que no era mucho que una
 43      I.    27|      opinión y fama. Luego volvía diciendo que, puesto que ella dijera
 44      I.    27|     habían hallado, y como estaba diciendo tantos disparates y desatinos,
 45      I.    28|           mano el Cura, prosiguió diciendo:~ ~ -Lo que vuestro traje,
 46      I.    28|            prosiguió su historia, diciendo:~ ~ -«Y no me hubieron bien
 47      I.    28|      Dorotea de seguir su cuento, diciendo:~ ~ -«Llegó esta triste
 48      I.    29|      tener prometida.~ ~ Calló en diciendo esto, y el rostro se le
 49      I.    29|         primero la mano Cardenio, diciendo:~ ~ -En fin, señora, ¿que
 50      I.    29|          él abiertos los brazos y diciendo a voces:~ ~ -Para bien sea
 51      I.    29|        caballeros andantes.~ ~ Y, diciendo esto, tenía abrazado por
 52      I.    30|           pulgas de la cama!~ ~ Y diciendo esto, dio dos zapatetas
 53      I.    30|        entre dientes, y prosiguió diciendo:~ ~ -Y después de habérsela
 54      I.    31|           la hizo menudas piezas, diciendo que no la quería dar a leer
 55      I.    31|          llorar muy de propósito, diciendo:~ ~ -¡Ay, señor mío! ¿No
 56      I.    31|            dijo don Quijote.~ ~ Y diciendo esto, se levantó muy apriesa
 57      I.    33|               Y Lotario prosiguió diciendo:~ ~ -Paréceme ¡oh Anselmo!
 58      I.    33|       imaginar puedo.~ ~ Calló en diciendo esto el virtuoso y prudente
 59      I.    33|           lo dijo mejor un poeta, diciendo:~ ~ ~ Busco en la muerte
 60      I.    34|          que volvía, quedó Camila diciendo, como que hablaba consigo
 61      I.    34|        amistad en el mundo.»~ ~ Y diciendo esto, se paseaba por la
 62      I.    34|   desesperados me ha puesto.~ ~ Y diciendo estas razones, con una increíble
 63      I.    34|         la ató lo mejor que supo, diciendo tales razones en tanto que
 64      I.    35|     Sancho Panza todo alborotado, diciendo a voces:~ ~ -Acudid, señores,
 65      I.    35|       cuchilladas a todas partes, diciendo palabras como si verdaderamente
 66      I.    35|        rodillas delante del cura, diciendo:~ ~ -Bien puede la vuestra
 67      I.    35|          y un rocín y un jumento, diciendo que era caballero aventurero (
 68      I.    36|        vivir con mi Dorotea.~ ~ Y diciendo esto, la tornó a abrazar,
 69      I.    37|           y don Quijote prosiguió diciendo:~ ~ -Digo, en fin, alta
 70      I.    37|        buena gana; y él prosiguió diciendo:~ ~ -Digo, pues, que los
 71      I.    40|           por nuestra libertad. Y diciendo esto, sacó del pecho un
 72      I.    40|        cual se opuso el renegado, diciendo que en ninguna manera consentiría
 73      I.    41|         un poco y lo veréis.~ ~ Y diciendo esto, se volvió a entrar,
 74      I.    41|         esto, se volvió a entrar, diciendo que muy presto volvería;
 75      I.    41|           parte de mi alma.~ ~ En diciendo esto, comenzó a llorar tan
 76      I.    41|           hundía, nos recogieron, diciendo que por haber usado de la
 77      I.    41|          de nosotros les parecía, diciendo que diésemos en ella, aunque
 78      I.    41|          mayores gritos del mundo diciendo:~ ~ -¡Moros, moros hay en
 79      I.    42|     dignas de saberse~ ~ Calló en diciendo esto el Cautivo, a quien
 80      I.    42|       nuevo se comenzara.~ ~ Y en diciendo esto, Cardenio y todos los
 81      I.    44|            volvió a medio galope, diciendo:~ ~ -Cualquiera que dijere
 82      I.    44|    espacio; y el criado prosiguió diciendo:~ ~ -Aquí no hay que hacer
 83      I.    44|          voluntades.~ ~ Calló, en diciendo esto el enamorado mancebo,
 84      I.    44|     atrevió a arremeter a Sancho, diciendo:~ ~ -¡Ah, don ladrón, que
 85      I.    45|           pararon, y él prosiguió diciendo:~ ~ -¿No os dije yo, señores,
 86      I.    46|           en su plática, y él fue diciendo:~ ~ -Esto digo, señor, porque,
 87      I.    46|           so pena de mi ira!~ ~ Y diciendo esto, enarcó las cejas,
 88      I.    46|      besar, le echó la bendición, diciendo:~ ~ -Agora acabarás de conocer,
 89      I.    47|           noticia de sus sucesos, diciendo don Fernando al Cura dónde
 90      I.    47|          mirar al Cura, prosiguió diciendo:~ ~ -¡Ah señor Cura, señor
 91      I.    48|         que ahora se representan, diciendo: «Si estas que ahora se
 92      I.    49|       Dios me echó al mundo.~ ~ Y diciendo esto don Quijote, se apartó
 93      I.    49|           también vuestra merced, diciendo que me habían hecho mucho
 94      I.    50|           a lo que el cabrero iba diciendo; el cual comenzó su historia
 95      I.    52|           puta que os parió.~ ~ Y diciendo y haciendo, arrebató de
 96      I.    52|      caballeros andantes.~ ~ Y en diciendo esto, apretó los muslos
 97      I.    52|         voces que Sancho le daba, diciendo:~ ~ -¿Adónde va, señor don
 98      I.    52|        don Quijote, le respondió, diciendo:~ ~ -Señor hermano, si nos
 99     II.    Pr|         la barriga, y le soltaba, diciendo a los circunstantes, que
100     II.     2|      Sobrina y Ama, que las daban diciendo a Sancho Panza, que pugnaba
101     II.     5|           debía, y así, prosiguió diciendo:~ ~ Llegó Sancho a su casa
102     II.     5|         estas razones que aquí va diciendo Sancho son las segundas
103     II.     5|         Sancho. El cual prosiguió diciendo:)~ ~ -De donde nace que,
104     II.     8|          promete; y así prosigue, diciendo:~ ~ Solos quedaron don Quijote
105     II.    10|            y hallóle suspirando y diciendo mil amorosas lamentaciones.
106     II.    10|          que ya llega cerca.~ ~ Y diciendo esto, se adelantó a recebir
107     II.    11|       todo el género humano.~ ~ Y diciendo esto, volvió a la carreta,
108     II.    11|        pueblo, y iba dando voces, diciendo:~ ~ -Deteneos, esperad,
109     II.    12|           a don Quijote del brazo diciendo:~ ~ -Sentaos aquí, señor
110     II.    13|         besos y mil abrazos.~ ~ Y diciendo esto, se la puso en las
111     II.    14|      suerte que os agradare.~ ~ Y diciendo esto, se levantó en pie
112     II.    14|    respondió don Quijote.~ ~ Y en diciendo esto, se fueron donde estaban
113     II.    16|   profesión que hago.~ ~ Calló en diciendo esto don Quijote, y el de
114     II.    17|           el hilo de la historia, diciendo: que visto el leonero ya
115     II.    18|           más con las que añadió, diciendo:~ ~ -Sabe Dios si quisiera
116     II.    20|          poco debéis de ser!~ ~ Y diciendo esto, asió de un caldero,
117     II.    20|      regocijada algazara y grita, diciendo:~ ~ -¡Vivan Camacho y Quiteria,
118     II.    20|      cuenta en la otra vida.~ ~ Y diciendo esto, comenzó de nuevo a
119     II.    21|        puso en la sepultura!~ ~ Y diciendo esto, asió del bastón que
120     II.    22|  respondió Sancho - ; sólo estaba diciendo entre mí que quisiera haber
121     II.    22|          acometa y acabe.~ ~ Y en diciendo esto, se acercó a la sima,
122     II.    23|           noté, fue que estándome diciendo Montesinos estas razones,
123     II.    24|     historias.» Y luego prosigue, diciendo:~ ~ Espantóse el primo,
124     II.    24|           Montesinos, él despertó diciendo: «Paciencia y barajar.»
125     II.    25|           y el ventero prosiguió, diciendo:~ ~ -Sea bien venido vuesa
126     II.    25|      tomar maese Pedro el dinero, diciendo:~ ~ -No quiero recebir adelantados
127     II.    25|      titerero, el cual prosiguió, diciendo:~ ~ -Y tú, ¡oh buen Sancho
128     II.    26|          el muchacho, y prosiguió diciendo - : Esta figura que aquí
129     II.    26|      intérprete; antes prosiguió, diciendo:~ ~ -No faltaron algunos
130     II.    26|          sois en la batalla!~ ~ Y diciendo y haciendo, desenvainó la
131     II.    26|           Daba voces maese Pedro, diciendo:~ ~ -Deténgase vuesa merced,
132     II.    27|           habilidades de su mono, diciendo al pueblo que adivinaba
133     II.    27|          esta licencia, prosiguió diciendo:~ ~ -Yo, señores míos, soy
134     II.    27|     detenía, tomó la mano por él, diciendo:~ ~ -Mi señor don Quijote
135     II.    29|       vista. Daban voces grandes, diciendo:~ ~ -¡Demonios de hombres! ¿
136     II.    29|      felice a esta aventura.~ ~ Y diciendo esto, echó mano a su espada
137     II.    29|         alzando la voz, prosiguió diciendo, y mirando a las aceñas:~ ~ -
138     II.    29|    reservada esta aventura.~ ~ En diciendo esto, se concertó con los
139     II.    29|          Sancho de muy mala gana, diciendo:~ ~ -A dos barcadas como
140     II.    31|          en los brazos del Duque, diciendo que no se hallaba digna
141     II.    31|      criadas de aquellos señores, diciendo a grandes voces:~ ~ -¡Bien
142     II.    31|          pero nunca lo consintió, diciendo que la honestidad parecía
143     II.    32|         de la mesa mohíno además, diciendo:~ ~ -Por el hábito que tengo,
144     II.    32|          boca Sancho, y prosiguió diciendo:~ ~ -¡No, sino lléguense
145     II.    33|         fue la que habló primero, diciendo:~ ~ -Ahora que estamos solos,
146     II.    34|     Quijote no se le quiso poner, diciendo que otro día había de volver
147     II.    34|        con estos señores.~ ~ Y en diciendo esto, tocó el desaforado
148     II.    39|    callase, la Dolorida prosiguió diciendo:~ ~ -En fin, al cabo de
149     II.    39|      padres nos engendraron!~ ~ Y diciendo esto dio muestras de desmayarse.~ ~ ~ ~
150     II.    41|            Y el salvaje prosiguió diciendo:~ ~ -Y ocupe las ancas el
151     II.    41|     dureza. Hízolo así Sancho, y, diciendo a Dios, se dejó vendar los
152     II.    41|   presentes levantaron las voces, diciendo:~ ~-¡Dios te guíe, valeroso
153     II.    43|           yo trómpogelas! Estóite diciendo que excuses refranes, y
154     II.    44|       luego prosigue la historia, diciendo: que en acabando de comer
155     II.    45|       mano en la cruz de la vara, diciendo que era verdad que se le
156     II.    45|        venía dando grandes voces, diciendo:~ ~ -¡Justicia, señor gobernador,
157     II.    45|      defendía, la cual daba voces diciendo:~ ~ -¡Justicia de Dios y
158     II.    47|  maestresala a la ventana, volvió diciendo:~ ~ -Correo viene del Duque
159     II.    48|   desfiguraban, dio una gran voz, diciendo:~ ~ -¡Jesús! ¿Qué es lo
160     II.    48|        las dueñas verdaderas!» Y, diciendo esto, se arrojó del lecho,
161     II.    48|        reverendísimas tocas.~ ~ Y diciendo esto, besó su derecha mano,
162     II.    48|         silencio fue don Quijote, diciendo:~ ~ -Puede vuesa merced
163     II.    48|     acudió en casa de un barbero, diciendo que llevaba pasadas de parte
164     II.    49|       casa, y el gobernador quedó diciendo:~ ~ -Ahora, yo podré poco,
165     II.    49|      solos, la doncella prosiguió diciendo:~ ~ -Yo, señores, soy hija
166     II.    49|          nos será mal contado.» Y diciendo esto, volvió las espaldas
167     II.    50|           respondió el paje.~ ~ Y diciendo y haciendo, se arrojó del
168     II.    50|    hinojos ante la señora Teresa, diciendo:~ ~ -Déme vuesa merced sus
169     II.    51|     merced las manos de mi parte, diciendo que digo yo que no lo ha
170     II.    52|          sala, y el Duque le alzó diciendo que, como ya había dicho,
171     II.    53|       tanto que estas razones iba diciendo, iba asimesmo enalbardando
172     II.    56|         los hierros a las lanzas, diciendo a don Quijote que no permitía
173     II.    58|          a correr tras la vacada, diciendo a voces:~ ~ -¡Deteneos y
174     II.    59|          y la hora de ahora están diciendo: «¡Coméme! ¡Coméme!»~ ~ -
175     II.    59|           a un poco se le volvió, diciendo:~ ~ -En esto poco que he
176     II.    59|           pudieron acabar con él, diciendo que él lo daba por leído
177     II.    60|         cortó el Magno Alejandro, diciendo: 'Tanto monta cortar como
178     II.    60|   salteadores, levantaron la voz, diciendo:~ ~ -¡Viva Roque Guinart
179     II.    62|         las espaldas alzó la voz, diciendo:~ ~ -¡Válgate el diablo
180     II.    62|          avasallen y rindan.~ ~ Y diciendo esto, se sentó en mitad
181     II.    62|               Apartóse la casada, diciendo:~ ~ -Esta respuesta no tenía
182     II.    62|           replicó el autor - sino diciendo olla?~ ~ -¡Cuerpo de tal! -
183     II.    62|          son más verdaderas.~ ~ Y diciendo esto, con muestras de algún
184     II.    63|     principal entra en la galera, diciendo: «¡Hu, hu, hutres veces.
185     II.    63|          el alma a puntillazos; y diciendo esto, se levantó en pie
186     II.    64|       fuese sino burla, se apartó diciendo:~ ~ -Señores caballeros,
187     II.    65|         cuando entró don Antonio, diciendo con muestras de grandísimo
188     II.    66|           un labrador alzó la voz diciendo:~ ~ -Alguno destos dos señores
189     II.    66|     barbas, antecogió al rucio, y diciendo «a Dios», dejó a Tosilos,
190     II.    68| miserables amo y mozo. Sancho iba diciendo entre sí: «-¿Nosotros tortolitas? ¿
191     II.    69|      diablos; volviósela a poner, diciendo entre sí:~ ~ -Aún bien,
192     II.    69|          el silencio don Quijote, diciendo a Sancho:~ ~ -Ten paciencia,
193     II.    69|           tras todos su verdugos, diciendo:~ ~ -¡Afuera, ministros
194     II.    73|           Quijote, el cual estaba diciendo:~ ~ -Malum signum! Malum
195     II.    73|          las manos a don Quijote, diciendo:~ ~ -He aquí, señor, rompidos
196     II.    74|       confesión, y salió el Cura, diciendo:~ ~ -Verdaderamente se muere,
197     II.    74|    vencido, écheme a mí la culpa, diciendo que por haber yo cinchado
Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (VA2) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2010. Content in this page is licensed under a Creative Commons License