Parte. Capítulo

  1      I.    Pr|   avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados
  2      I.    Pr|              Si tratáredes de malos pensamientos, acudid con el Evangelio:
  3      I.     1|           otros mayores y continuos pensamientos no se lo estorbaran. Tuvo
  4      I.     1|            con estos tan agradables pensamientos, llevado del extraño gusto
  5      I.     1|             título de señora de sus pensamientos; y, buscándole nombre que
  6      I.     2|           esfuerzo la ganase. Estos pensamientos le hicieron titubear en
  7      I.     9|            pintaban sus más mínimos pensamientos y niñerías, por más escondidas
  8      I.    12|    embebecido y transportado en sus pensamientos, le halló el sol a la mañana,
  9      I.    14|             bien los más escondidos pensamientos de su amigo:~ ~ -Para que,
 10      I.    14|            que por saber yo que los pensamientos de Grisóstomo jamás dejaron
 11      I.    14|          con las aguas comunico mis pensamientos y hermosura. Fuego soy apartado
 12      I.    14|         cargo que eran honestos sus pensamientos, y que por esto estaba obligada
 13      I.    16|          maravillosa quietud, y los pensamientos que siempre nuestro caballero
 14      I.    16|        señora de mis más escondidos pensamientos; que si esto no hubiera
 15      I.    21|           caballerías y malandantes pensamientos. Y cuando él vio que el
 16      I.    21|         haber puesto y colocado sus pensamientos en tan alta parte. Y lo
 17      I.    24|            de la que a mis honrados pensamientos se debía. A esta Luscinda
 18      I.    24|          por ser amistad, todos sus pensamientos me declaraba, especialmente
 19      I.    24|             pesar de los más firmes pensamientos. Ya, cuando él me vino a
 20      I.    27|           mientras allí estuve, los pensamientos que me ocurrieron, las consideraciones
 21      I.    27|        volveré a mejor discurso mis pensamientos; donde no, no hay sino rogarle
 22      I.    28|         aquí echaría de ver que sus pensamientos (aunque él dijese otra cosa)
 23      I.    28|       salieron a plaza mis secretos pensamientos. Y esto fue porque de allí
 24      I.    28|           tan indigno de mis buenos pensamientos. Al punto que  el pregón,
 25      I.    29|     resolución en vuestros honrados pensamientos, pues yo la pienso tomar
 26      I.    31|             quiere que se sepan sus pensamientos, no será bien que yo, ni
 27      I.    31|         cómo se pueden encubrir los pensamientos de entrambos?~ ~ -¡Oh, qué
 28      I.    31|            que se extiendan más sus pensamientos que a servilla por sólo
 29      I.    32|         entretener nuestros ociosos pensamientos; y así como se consiente
 30      I.    33|          encubrirlo de mis proprios pensamientos; y así me ha sido posible
 31      I.    33|         decirle sus más encubiertos pensamientos, pues tenía cierto que se
 32      I.    33|          modo, que, sin alterar los pensamientos de Camila, quedase Anselmo
 33      I.    33|            sobresalta tu gusto; sus pensamientos no salen de las paredes
 34      I.    34|   escribirle aquel papel. Con estos pensamientos, más honrados que acertados
 35      I.    34|          por apoyar y acreditar los pensamientos de Lotario con Camila, tan
 36      I.    34|          escrupulosos y melindrosos pensamientos; sino asegúrate que Lotario
 37      I.    34|            decía, se le mudaban los pensamientos; mas cuando entendió que
 38      I.    34|            salir de donde sus malos pensamientos le entraron. Pague el traidor
 39      I.    34|      engendró en ti tan desvariados pensamientos es la que más me fatiga,
 40      I.    34|           tan justos y tan honrados pensamientos. Sosiégate, señora mía,
 41      I.    35|              cuando, acosado de sus pensamientos, le fue forzoso apearse
 42      I.    37|        antes, y de tener los mesmos pensamientos de valerme del valor de
 43      I.    38|            acaba en un instante los pensamientos y vida de quien la merecía
 44      I.    42|           más fuerte y de más altos pensamientos que yo ni otro hermano menor
 45      I.    44|           distes cuenta de vuestros pensamientos fue el que lo descubrió,
 46      I.    51|         tienen en saber colocar sus pensamientos e intenciones; y ésta fue
 47     II.     1|       escogieron por señoras de sus pensamientos, vengarse con sátiras y
 48     II.     2|           estaba en sus desvariados pensamientos, y cuán embebido en la simplicidad
 49     II.     3|          que en sólo manifestar mis pensamientos, mis sospiros, mis lágrimas,
 50     II.     6|            Quijote - , que si estos pensamientos caballerescos no me llevasen
 51     II.     7|          penetrado lo último de tus pensamientos, y  al blanco que tiras
 52     II.     7|         ejecutar sus altos y nuevos pensamientos, y yo encargaría mucho mi
 53     II.     8|           hecho señoras de nuestros pensamientos; a la pereza, con andar
 54     II.    10|       reverencia a la señora de sus pensamientos, que ya llega cerca.~ ~
 55     II.    11|             su ser primero: y estos pensamientos le llevaban tan fuera de
 56     II.    12|           han menester mis amorosos pensamientos.~ ~ El decir esto y el tenderse
 57     II.    12|          sacaremos el ovillo de sus pensamientos, si es que canta; que de
 58     II.    12|         nacen de los bien colocados pensamientos antes se deben tener por
 59     II.    13|         consigo una pesada carga de pensamientos y de incomodidades, que
 60     II.    14|           contando, pagó mis buenos pensamientos y comedidos deseos con hacerme
 61     II.    15|        leído; y si no fuera por los pensamientos extraordinarios de don Quijote,
 62     II.    16|        tiene agora desvanecidos los pensamientos el hacer una glosa a cuatro
 63     II.    18|              ha de ser casto en los pensamientos, honesto en las palabras,
 64     II.    20|             tu dama, ni te desvelen pensamientos de pagar deudas que debas,
 65     II.    29|             su memoria mil amorosos pensamientos. Especialmente fue y vino
 66     II.    30|           Quijote, sepultado en los pensamientos de sus amores, y Sancho,
 67     II.    33|        porro como yo a taladrar los pensamientos y malicias de los pésimos
 68     II.    34|         tantas cosas divertidos los pensamientos, que de la principal a que
 69     II.    34|            estando elevado en estos pensamientos, el Duque le dijo:~ ~ -¿
 70     II.    38|             cuales osó levantar los pensamientos al cielo de tanta belleza
 71     II.    40|            distintamente. Pinta los pensamientos, descubre las imaginaciones,
 72     II.    46|             Quijote envuelto en los pensamientos que le habían causado la
 73     II.    48|          luego le sobrevinieron mil pensamientos acerca de aquella nueva
 74     II.    51|       pondremos en plática nuestros pensamientos con el padre de entrambos,
 75     II.    53|            con vos y no tenía otros pensamientos que los que me daban los
 76     II.    55|            Desta manera y con estos pensamientos le pareció que habría caminado
 77     II.    56|             lacayo tenía diferentes pensamientos: no pensaba él sino en lo
 78     II.    58|         Toboso, única señora de mis pensamientos, con paz sea dicho de cuantos
 79     II.    59|           morir a mí a manos de mis pensamientos y a fuerzas de mis desgracias.
 80     II.    59|             decoro) de los amorosos pensamientos del señor don Quijote. A
 81     II.    59|      Dulcinea se está entera; y mis pensamientos, más firmes que nunca; las
 82     II.    59|         cosas obscenas y torpes los pensamientos se han de apartar, cuanto
 83     II.    60|              y juró por vida de sus pensamientos no tocarle en el pelo de
 84     II.    62|              Dejadme en mi sosiego, pensamientos mal venidos. Allá os avenid,
 85     II.    62|             en ti se encierra: ¿qué pensamientos tengo yo agora?~ ~ Y la
 86     II.    62|           razón:~ ~ -Yo no juzgo de pensamientos.~ ~ Oyendo lo cual, todos
 87     II.    65|            tengan efecto los buenos pensamientos míos, y vuelva a cobrar
 88     II.    65| descubrieron sus alegres y honestos pensamientos. Contó el renegado la industria
 89     II.    66|          detenerme un punto, porque pensamientos y sucesos tristes me hacen
 90     II.    67|      gustosos y buenos~ ~ Si muchos pensamientos fatigaban a don Quijote
 91     II.    67|          miel, le acudían y picaban pensamientos: unos iban al desencanto
 92     II.    67|           del olvido los enamorados pensamientos que en mi presencia la fatigaban?~ ~ -
 93     II.    67|             en términos de inquirir pensamientos ajenos, especialmente amorosos?~ ~ -
 94     II.    68|             cubre todos los humanos pensamientos, manjar que quita la hambre,
 95     II.    68|            al día daré rienda a mis pensamientos, y los desfogaré en un madrigalete,
 96     II.    68|          respondió Sancho - que los pensamientos que dan lugar a hacer coplas
 97     II.    70|         suelto, y el otro velando a pensamientos desatados, les tomó el día,
 98     II.    70|             colocado en mí vuestros pensamientos, pues de los míos antes
 99     II.    70|    doncellas ocupadas más ponen sus pensamientos en acabar sus tareas que
100     II.    72|           nombre y honrarse con mis pensamientos. A vuesa merced suplico,
101     II.    72|       promesas de Merlín. Con estos pensamientos y deseos, subieron una cuesta
102     II.    73|             dar vado a sus amorosos pensamientos, ejercitándose en el pastoral
Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (VA2) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2010. Content in this page is licensed under a Creative Commons License