Parte. Capítulo

 1      I.    Pr|        mi hijo vieres, pues ni eres su pariente ni su amigo,
 2      I.    Pr|        estás en tu casa, donde eres señor della, como el rey
 3      I.     5|      lo sabes, señora,~ ~ ~ ~O eres falsa y desleal.~ ~ Y desta
 4      I.     8|   fueras caballero, como no lo eres, ya yo hubiera castigado
 5      I.    11|  amoríos.~ ~ ~ ~ Porque  que eres sabida,~ ~ ~ ~en que me
 6      I.    20|        perdona lo pasado, pues eres discreto y sabes que los
 7      I.    21|     llevare.~ ~ -Mal cristiano eres, Sancho -dijo oyendo esto
 8      I.    21|        se echará de ver lo que eres.~ ~ -¿Qué hay más -dijo
 9      I.    23|        oídos.~ ~ -Naturalmente eres cobarde, Sancho -dijo don
10      I.    23|        y por ellas conozco que eres mujer. Quédate en paz, causadora
11      I.    25|       dijo don Quijote - , que eres muy grande hablador y que,
12      I.    25|       para que veas cuan necio eres tú y cuán discreto soy yo,
13      I.    27|      lo que me debes; mira que eres mía y que no puedes ser
14      I.    29|        En fin, señora, ¿que tú eres la hermosa Dorotea, la hija
15      I.    31|     qué necio y qué simple que eres! -dijo don Quijote - . ¿
16      I.    33|       Pero no; que bien  que eres Anselmo, y tú sabes que
17      I.    33|        en que yo pienso que no eres el Anselmo que solías, y
18      I.    33|     las paredes de su casa; tú eres su cielo en la tierra, el
19      I.    35|      Anselmo - ; si no, muerta eres.~ ~ -Por ahora será imposible -
20      I.    36|       hermosa Luscinda, porque eres mío, ni ella puede ser tuya,
21      I.    36|       es así, como lo es, y tú eres tan cristiano como caballero, ¿
22      I.    36|       te ruego, y por quien tú eres te suplico, que este tan
23      I.    37|        te digo, Sanchuelo, que eres el mayor bellacuelo que
24      I.    37|       dijo don Quijote - , que eres un mentecato, y perdóname,
25      I.    40|  volverás mejor que otro, pues eres caballero y cristiano. Procura
26      I.    41|   efeto -replicó el viejo - tú eres cristiana, y la que ha puesto
27      I.    46|       tienes, haces como quien eres; y si yo no le tengo, hago
28     II.     2|      golosazo, comilón, que tú eres?~ ~ -No es de comer -replicó
29     II.     2|    cabeza, y tú mi parte, pues eres mi criado; y por esta razón
30     II.     7|     ello: tú quieres decir que eres tan dócil, blando y mañero
31     II.    10|        andas, decirte he quién eres», y el otro de «No con quien
32     II.    11|    cochero, o diablo, o lo que eres, no tardes en decirme quién
33     II.    11|        tardes en decirme quién eres, a  vas y quién es la
34     II.    18|   pulso a lo que sabe, y, pues eres discreto, juzga de su discreción
35     II.    20|    bien se parece, Sancho, que eres villano y de aquellos que
36     II.    23|        andas, decirte he quién eres: ándase vuestra merced con
37     II.    24|       escribo. Tú, letor, pues eres prudente, juzga lo que te
38     II.    28|      la miel... etcétera. Asno eres, y asno has de ser, y en
39     II.    28|        des en la cuenta de que eres bestia.~ ~ Miraba Sancho
40     II.    31|     caigan en la cuenta de que eres de villana y grosera tela
41     II.    31|      de mí, que si veen que tú eres un grosero villano, o un
42     II.    36|         Mujer de un gobernador eres, ¡mira si te roerá nadie
43     II.    40|        Malambruno, que, aunque eres encantador, eres certísimo
44     II.    40|        aunque eres encantador, eres certísimo en tus promesas!,
45     II.    41|       en efecto, aunque tonto, eres hombre verídico.~ ~ -No
46     II.    42|       para mí sin duda alguna, eres un porro, sin madrugar ni
47     II.    42|        poner los ojos en quien eres, procurando conocerte a
48     II.    43|      Sancho.~ ~ -Ese Sancho no eres tú -dijo don Quijote - ;
49     II.    43|  Quijote - ; porque no sólo no eres buen callar, sino mal hablar
50     II.    43|       descubrir al Duque quién eres, diciéndole que toda esa
51     II.    44|       tú, segunda pobreza (que eres de la que yo hablo),¿por
52     II.    48|    quisieren; que adondequiera eres mía, y a doquiera he sido
53     II.    48|  Conjúrote, fantasma, o lo que eres, que me digas quién eres,
54     II.    48|       eres, que me digas quién eres, y que me digas qué es lo
55     II.    48|       lo que de mí quieres. Si eres alma en pena, dímelo; que
56     II.    51|        si fueses hombre, y que eres hombre como si fueses bestia,
57     II.    51|       entender que después que eres gobernador, lo habrás aprendido.
58     II.    52|     cuando yo llegué a oír que eres gobernador, me pensé allí
59     II.    52| Sacristán, no pueden creer que eres gobernador, y dicen que
60     II.    54|       para gobernadores que tú eres? Calla, Sancho, y vuelve
61     II.    55|   cristiano que me digas quién eres; y si eres alma en pena,
62     II.    55|      me digas quién eres; y si eres alma en pena, dime qué quieres
63     II.    55|    muertos. Por eso dime quién eres, que me tienes atónito;
64     II.    55|      tienes atónito; porque si eres mi escudero Sancho Panza
65     II.    55|        declararte y dime quién eres.~ ~ -Voto a tal -respondieron - ,
66     II.    58|      es ésta?~ ~ -Simplicísimo eres, Sancho -respondió don Quijote - ;
67     II.    58|        persona que diga que no eres tonto, aforrado de lo mismo,
68     II.    60|    dijo don Quijote - , porque eres duro de corazón, y aunque
69     II.    62|       que tienes a cuestas? Tu eres loco, y si lo fueras a solas
70     II.    62| conozco -le respondieron - que eres don Pedro Noriz.~ ~ -No
71     II.    63|   preguntó:~ ~ -Dime, arráez, ¿eres turco de nación, o moro,
72     II.    63|        renegado.~ ~ -Pues ¿qué eres? -replicó el virrey.~ ~ -
73     II.    63|        poder vivir sin ti, que eres mi alma.~ ~ A cuyas palabras
74     II.    66|        dijo don Quijote - , tú eres, Sancho, el mayor glotón
75     II.    67|        que lo es tuya, pues tú eres mío.~ ~ En estas pláticas
76     II.    68|      condición; yo imagino que eres hecho de mármol, o de duro
Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (VA2) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2010. Content in this page is licensed under a Creative Commons License