Índice | Palabras: Alfabética - Frecuencia - Inverso - Longitud - Estadísticas | Ayuda | Biblioteca IntraText
Ioannes Paulus PP. II
Ecclesia in America

IntraText - Concordancias

(Hapax Legomena)
manif-recor | recta-zaque

                                                              negrita = Texto principal
     Capítulo,  Parrafo                                       gris = Texto de comentario
1504 II,18 | Continente y del mundo entero, manifestando así la fraternidad que debe 1505 I,10 | el pecado (cf. Hb 4, 11), manifiesta el plan del Padre, de revelar 1506 V,63 | Doy gracias a Dios y manifiesto mi vivo aprecio a los hermanos 1507 VI,73 | una fe rutinaria, quizás mantenida sólo por el ambiente, a 1508 VI,71 | incluido el universitario, se mantiene con nitidez su orientación 1509 Intro,1 | necesidad de « anunciar las maravillas de Dios », es decir, la 1510 II,16 | humanas de esta cultura que marca su modo de celebrar el culto, 1511 V,56 | democratización que está en marcha en América, (208) ya que 1512 IV,45 | todo de las más pobres y marginadas, que es practicada a menudo 1513 V,63 | que dominan los poderosos, marginando e incluso eliminando a los 1514 I,8(14) | Rábano Mauro, De vita beatae Mariae Magdalenae, 27: PL 112, 1515 I,8(14) | ascensionis suae eam (Mariam Magdalenam) ad apostolos 1516 IV,46 | relación nupcial entre el marido y la esposa, la cual entre 1517 IV,46 | papel de los hombres como maridos y padres, así como a la 1518 II,15(35) | Molina, Narcisa de Jesús Martillo Morán, Miguel Agustín Pro, 1519 II,15(35) | de Jesús Paredes Flores, Martín de Porres, Alfonso Rodríguez, 1520 IV,45 | sexual y la prepotencia masculina como acciones contrarias 1521 II,20 | arbitrarios y en el fondo materialistas, frente a los cuales es 1522 V,58 | las personas espiritual y materialmente indigentes.~La actividad 1523 III,28 | a la conversión adquiere matices particulares para la Iglesia 1524 I,8(14) | instituit apostolam ». Rábano Mauro, De vita beatae Mariae Magdalenae, 1525 III,26 | de la propia vida: « El máximo testimonio es el martirio ».(69)~ 1526 II,19 | transgredirlos apelando a la mayoría o a los consensos políticos, 1527 V,59 | y propongan un sistema y mecanismos capaces de promover el desarrollo 1528 Intro,4 | en Río de Janeiro (1955), Medellín (1968), Puebla (1979) y 1529 V,62 | también por el camino de la mediación y del arbitraje, actuar 1530 II,15 | sumo y eterno Sacerdote, mediador entre Dios y los hombres. 1531 Intro,4 | previos contribuyeron, de modo mediato pero eficaz, a asegurar 1532 V,63 | que trabajan en el campo médico-sanitario y a quienes ejercen cargos 1533 II,15 | santidad~15. La expresión y los mejores frutos de la identidad cristiana 1534 IV,46 | los cristianos. Se deben mencionar, entre otros, el aumento 1535 II,14 | cristianas en grado mayor o menor en diferentes partes de 1536 VI,69 | americano, como verdaderos mensajeros del Reino: « Su fe y su 1537 VI,69 | la caridad que informa la mente y toca el corazón, llevando 1538 I,12 | Iglesia no se reduzca a algo meramente abstracto, es necesario 1539 II,20 | globalización se rige por las meras leyes del mercado aplicadas 1540 II,15(35) | Francisca de Jesús Rubatto, Mercedes de Jesús Molina, Narcisa 1541 IV,45 | Dignidad de la mujer~45. Merece una especial atención la 1542 IV,38 | de jerarquía propia, ha merecido una especial atención por 1543 II,22 | tiene en cuenta que « ya el mero pago de los intereses es 1544 IV,36 | eclesial, que se forma en la mesa de la Palabra y de la Eucaristía 1545 I,8 | interlocutor. Al revelarle Jesús su mesianidad (cf. Jn 4, 26), la samaritana 1546 II,21 | una evangelización urbana metódica y capilar mediante la catequesis, 1547 I,11 | los confines de la nación mexicana, alcanzando todo el Continente. 1548 Conclu,76 | nosotros!~Dado en Ciudad de México, el 22 de enero del año 1549 | mía 1550 VI,74 | la misión ad gentes, hago mías las propuestas concretas 1551 IV,37 | misional, la educación, las migraciones, el ecumenismo ». (123)~ 1552 II,17 | origen. Un primer movimiento migratorio procedía, sobre todo, de 1553 II,14 | acompañado los movimientos migratorios desde Europa, es la fisonomía 1554 II,15(35) | de Jesús Martillo Morán, Miguel Agustín Pro, María de San 1555 VI,67 | económicos, sindicales, militares, sociales o culturales, 1556 VI,74 | desconocen. Se trata de muchos millones de hombres y mujeres que, 1557 IV,44 | los fieles del sacerdocio ministerial.~A este respecto, los Padres 1558 | mío 1559 II,20 | globalización comporta, mira con inquietud los aspectos 1560 III,29 | poco a poco a adquirir una mirada contemplativa de la realidad, 1561 III,28 | evoca al escribir: « Sed mis imitadores, como lo soy 1562 IV,44 | profundamente evangélicos como la misericordia, el perdón, la honradez, 1563 VI,66 | darles el último mandato misionero, Jesús se refiriera al poder 1564 IV,41(142) | Pablo II, Enc. Redemptoris missio (7 de diciembre de 1990), 1565 I,12 | necesitados, en quienes misteriosamente está presente el Señor Jesús, 1566 III,32 | experimentan personalmente el misterioso encuentro con Cristo que 1567 I,8 | lleva a dar a los pobres la mitad de sus bienes.~Una mención 1568 IV,38 | episcopal, una comisión mixta encargada de estudiar los 1569 VI,72 | mismos medios contribuyen a modelar la cultura y mentalidad 1570 II,15 | de los altares, ofrecen modelos heroicos de vida cristiana 1571 IV,43 | a los valores del mundo moderno y profunda entrega de corazón 1572 II,15(35) | Juan Macías, Toribio de Mogrovejo, Ezequiel Moreno Díaz, Juan 1573 I,8 | Jesús, «empezando por Moisés y continuando por todos 1574 II,15(35) | Rubatto, Mercedes de Jesús Molina, Narcisa de Jesús Martillo 1575 III,29 | celestes ».(83) Por ello, los monasterios, diseminados a lo largo 1576 II,17 | tradición doctrinal, litúrgica y monástica. Por otra parte, dichas 1577 V,59 | en economía y cuestiones monetarias, de fama internacional, 1578 V,59 | Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, vías de solución 1579 VI,71 | enseñanza. Debe denunciarse el monopolio del Estado como una forma 1580 I,12 | a Jesús en la ladera del monte de las Bienaventuranzas 1581 II,15(35) | Narcisa de Jesús Martillo Morán, Miguel Agustín Pro, María 1582 II,15(35) | Toribio de Mogrovejo, Ezequiel Moreno Díaz, Juan Nepomuceno Neumann, 1583 I,12 | abstracto, es necesario mostrar los lugares y momentos concretos 1584 V,65 | natural de cada persona a moverse libremente dentro de su 1585 II,18 | en América lleva adelante movida por el amor a su Señor y 1586 II,17 | territorios de origen. Un primer movimiento migratorio procedía, sobre 1587 III,32 | Escritura, es necesario que muera el hombre viejo y nazca 1588 V,57 | todos. El Evangelio nos muestra cómo Jesucristo subrayó 1589 V,54 | incluso un « catecismo », que muestre la relación existente entre 1590 IV,46 | mandando « sed fecundos y multiplicaos » (Gn 1, 28), estableció 1591 Conclu,76 | Iglesia florezca en América ~y multiplique sus frutos de santidad.~ 1592 I,12 | misma atención con que las multitudes escuchaban a Jesús en la 1593 IV,51 | paz y la justicia.~« Los musulmanes, como los cristianos y los 1594 VI,71 | para que se enriquezcan mutuamente », (270) contribuyendo de 1595 IV,37 | comunicaciones pastorales mutuas, la cooperación misional, 1596 IV,44(164) | otras, Instruc. Ecclesiae de mysterio (15 de agosto de 1997): 1597 I,12(27) | Enc. Mysterium fidei (3 de septiembre de 1598 IV,46 | familia. De este santuario nace la vida y es aceptada como 1599 IV,40 | debe dar a las vocaciones nacidas entre los indígenas; conviene 1600 V,63 | Pienso ahora en los niños no nacidos, víctimas indefensas del 1601 II,15(35) | Mercedes de Jesús Molina, Narcisa de Jesús Martillo Morán, 1602 II,13 | 13. En los Evangelios se narran encuentros con Cristo de 1603 I,8 | duda de que san Lucas al narrar este episodio, especialmente 1604 IV,51 | relaciones con las religiones nativas americanas ». (194) La misma 1605 Intro,1(1) | foetu Genitrix Ecclesia natos quos spirante Deo concipit 1606 V,54 | doctrina social católica ». Naturalmente, como ha sucedido con el 1607 II,21 | no pocas veces lleva al naufragio de la fe, privada de aquellas 1608 Conclu,76 | resplandecieron ~en la casa de Nazaret. ~Haz que permanezcan unidas, ~ 1609 III,32 | muera el hombre viejo y nazca el hombre nuevo, es decir, 1610 VI,72 | merecen ser sostenidas y necesitan alcanzar un deseado desarrollo 1611 II,23 | corrupción, cuyas consecuencias nefastas recaen principalmente sobre 1612 II,24 | imagen de Dios ».(64) Este nefasto comercio lleva también « 1613 II,20 | poderosos, lleva a consecuencias negativas. Tales son, por ejemplo, 1614 VI,73 | proselitismo » tiene un sentido negativo cuando refleja un modo de 1615 V,65(237) | para los Obispos, Instr. Nemo est (22 de agosto de 1969), 1616 V,56 | sistema conocido como « neoliberalismo »; sistema que haciendo 1617 II,15(35) | Ezequiel Moreno Díaz, Juan Nepomuceno Neumann, María Ana de Jesús 1618 II,15(35) | Moreno Díaz, Juan Nepomuceno Neumann, María Ana de Jesús Paredes 1619 IV,44 | también ante la llamada « neutralidad del Estado ». (161)~Hay 1620 II,15(35) | Cruchaga, Elías del Socorro Nieves, María Francisca de Jesús 1621 | Ninguna 1622 VI,71 | universitario, se mantiene con nitidez su orientación católica. 1623 II,19(52) | IV, 10: Ench. Vat. 13, nn. 613-615; 627-633; 660-669.~ 1624 IV,44 | vista en su sentido más noble y auténtico como administración 1625 IV,44 | social de la Iglesia, como en nociones fundamentales de la teología 1626 II,25 | emisión incontrolada de gases nocivos o en el dramático fenómeno 1627 III,26 | el cristianismo es sólo nominal. Para ser verdadero discípulo 1628 IV,41 | las estructuras pastorales normales resultan inadecuadas y las 1629 VI,67 | sus opciones han de ser normativas para todos en la tarea de 1630 IV,51(192) | Conc. Ecum. Vat. II, Decl. Nostra aetate, sobre las relaciones 1631 IV,44 | laicado. La secularidad es la nota característica y propia 1632 V,59 | entre otras cosas en una notable reducción, si no en una 1633 IV,41 | posibilidades de acción apostólica notablemente reducidas. No obstante, 1634 Conclu,75 | En el Evangelio la buena noticia de la resurrección del Señor 1635 II,15 | estas] naciones. Ellos, como nube de testigos (cf. Hb 12, 1636 VI,66 | todos deben recordar que el núcleo vital de la nueva evangelización 1637 IV,41 | parroquias en los grandes núcleos urbanos, donde las dificultades 1638 IV,40 | cuenta con una juventud numerosa, rica en valores humanos 1639 IV,47 | Constituyen una parte numerosísima de la población en muchas 1640 IV,46 | vida humana es la relación nupcial entre el marido y la esposa, 1641 VI,69 | fuerzas que se gastan en nutrir el encuentro con Cristo, 1642 VI,74 | provenientes de Asia.~Ello obliga a la Iglesia universal, 1643 IV,45 | La Iglesia se siente obligada a insistir sobre la dignidad 1644 IV,34 | Santo, y con ello quedan obligados más estrictamente a difundir 1645 IV,44 | estructuras del mundo y obrando en todas partes santamente 1646 IV,40 | en ellos la capacidad de observación crítica de la realidad circundante 1647 I,12 | sido rica en sugerencias y observaciones.~Ellos han señalado, en 1648 IV,44 | presbiterado. Igualmente se ha observado que estas tareas laicales « 1649 IV,36 | de la diversidad que no obstaculizan la unidad, sino que le confieren 1650 III,27 | pertenece al orden social y a la obtención del bien común ».(71) De 1651 V,61 | tentación del dinero fácil obtenible con el cultivo de las plantas 1652 II,22 | agravante de que sumas ingentes obtenidas mediante préstamos internacionales 1653 II,24 | gran parte de los logros obtenidos en los últimos tiempos para 1654 III,29 | a la vida contemplativa obtienen gracia abundante por la 1655 Intro,6 | Esta preocupación era más obvia ya que yo mismo había formulado 1656 II,17 | sobre todo, de Ucrania occidental; posteriormente se ha extendido 1657 II,17 | particulares de Oriente y de Occidente para poder respirar con 1658 Intro,6 | 1998) y, muy recientemente, Oceanía (1998), en este año de 1999 1659 II,21(56) | Carta ap. Octogesima adveniens (14 de mayo de 1660 VI,73 | Dios. (284)~A nadie se le oculta la urgencia de una acción 1661 V,57 | su tiempo y en su cultura ocupaban un lugar secundario en la 1662 IV,47 | la pastoral juvenil ha de ocupar un puesto privilegiado entre 1663 VI,73 | vulnerable ante cualquier oferta supuestamente espiritual. 1664 VI,69 | Además del texto oficial del Catecismo, y para un 1665 II,16 | alimentando su fervor y ofreciendo así una respuesta válida 1666 IV,39 | de la caridad pastoral, ofreciéndose a sí mismos cada día con 1667 Conclu,76 | Te damos gracias por la ofrenda de tu vida, ~que nos entregaste 1668 VI,73 | cada Iglesia particular ofrezca a los fieles una atención 1669 V,56 | riqueza y de poder, que ofusca toda visión evangélica de 1670 Intro,3 | coherencia con la idea inicial, y oídas las sugerencias del Consejo 1671 VI,68 | que nosotros mismos hemos oído y sabemos que éste es verdaderamente 1672 III,26 | seguir resonando en los oídos de los Obispos, presbíteros, 1673 VI,69 | catequesis, teniendo ante los ojos que la situación religiosa 1674 II,15 | no sólo preservados del olvido, sino más conocidos y difundidos 1675 I,8 | discípulos de Emaús cuentan a los Once, utiliza una expresión que 1676 II,22 | justamente la atención de la opinión pública sobre la complejidad 1677 II,18 | toda forma de explotación y opresión. En efecto, se trata no 1678 VI,68 | aceptar su amor primero, optar por Él, adherir libremente 1679 Intro,1(2) | Homilía en la Ordenación de diáconos y presbíteros 1680 IV,44 | confusión con los ministerios ordenados y con las actividades propias 1681 Intro,6 | posible una Asamblea General Ordinaria que sintetice y saque las 1682 IV,36 | misionera ». (118)~Cada Ordinario debe promover en los sacerdotes 1683 IV,42(146) | proprio Sacrum Diaconatus Ordinem (18 de junio de 1967), I, 1684 VI,69 | catequesis más kerigmática y más orgánica en su presentación de los 1685 IV,36 | pastoral de conjunto, que sea orgánico y participativo, que llegue 1686 VI,74 | la animación, formación y organización misional ». (289) Estoy 1687 V,54 | responsabilidad ética de una sociedad organizada promover y apoyar una cultura 1688 IV,41 | servicios y ministerios, organizadas de modo comunitario y responsable, 1689 V,59 | conscientes de su gravedad, han organizado estudios sobre el mismo 1690 Conclu,75 | las actividades que puedan organizarse a nivel regional y continental. (293)~ 1691 I,11 | María la que interviene y orienta a los servidores hacia su 1692 VI,71 | mantiene con nitidez su orientación católica. Los contenidos 1693 II,17(46) | Decr. Orientalium Ecclesiarum, sobre las Iglesias 1694 IV,44 | vocación, en la vida pública, orientándola al bien común. En el ejercicio 1695 I,11 | auténtica, anima siempre a orientar la propia vida según el 1696 I,11 | realización más alta. Desde los orígenes —en su advocación de Guadalupe— 1697 I,12 | Bienaventuranzas o en la orilla del lago de Tiberíades mientras 1698 IV,49 | comenzado con la Iglesia ortodoxa, con la que tenemos en común 1699 V,58 | recuerdo de los capítulos oscuros de la historia de América 1700 VI,67(248) | septiembre de 1997), 6: L'Osservatore Romano, ed. semanal en lengua 1701 VI,70 | cultura de aquellos que lo oyen. (265) Sin embargo, al mismo 1702 I,8 | de Jesús que lo vieron y oyeron, y, sin embargo, no se abrieron 1703 IV,44 | transparencia de corazón y la paciencia en las condiciones difíciles. 1704 III,32 | acción pastoral continuada y paciente.~A este respecto, los Padres 1705 V,64 | respetar sus tierras y los pactos contraídos con ellos; igualmente, 1706 VI,74 | mujeres que, sin la fe, padecen la más grave de las pobrezas. 1707 III,27 | tierra, ve a su hermano padecer necesidad y le cierra su 1708 V,63 | pastoral a las mujeres que han padecido o procurado activamente 1709 IV,34 | catequizador de cara a los padres y padrinos.~ 1710 II,13(31) | Exhort. ap. Reconciliatio et paenitentia (2 de diciembre de 1984), 1711 II,18 | sociales, son testimonio palpable del amor preferencial por 1712 I,9 | multitud Jesús le habla en parábolas que sólo explica a los Doce: « 1713 I,10 | mediante la acción poderosa del Paráclito (cf. Jn 16, 7), que transforma 1714 V,62 | armamentos~62. Un factor que paraliza gravemente el progreso de 1715 V,56 | las leyes del mercado como parámetros absolutos en detrimento 1716 II,15(35) | Neumann, María Ana de Jesús Paredes Flores, Martín de Porres, 1717 Intro,1(1) | spirante Deo concipit amne parit » (E. Diehl, Inscriptiones 1718 VI,69 | revisión de todos los programas parroquiales y diocesanos para la catequesis, 1719 IV,33 | miembros, como sarmientos, participan de la misma vida de Cristo, 1720 Intro,4 | Obispos, en las cuales los participantes tienen la posibilidad de 1721 Intro,4 | todos la alegría de cuantos participaron en la Asamblea, al descubrir 1722 IV,36 | conjunto, que sea orgánico y participativo, que llegue a todos los 1723 VI,74 | el Continente americano participe, de acuerdo con su vitalidad 1724 Intro,1 | peregrina en América desea hacer partícipe de las riquezas de la fe 1725 V,58 | interpretado como signo de particularismo o de sectarismo; (214) amando 1726 IV,39 | participación en política partidista que dividiría a la comunidad ». (126) 1727 Intro,1 | sus corazones, tanto en el pasado como en el presente, continúan 1728 IV,47 | diálogo con ellos, que no deje pasar las ocasiones propicias 1729 VI,73 | necesario que los fieles pasen de una fe rutinaria, quizás 1730 II,17 | modo, ha sido necesaria pastoralmente la creación de una jerarquía 1731 IV,33 | hermanos (cf. Lc 22, 32) y de pastorear toda la grey de Cristo ( 1732 IV,35 | escasez de sacerdotes, hacen patente la urgencia de fomentar 1733 IV,46 | una espiritualidad de la paternidad y la maternidad. Es necesario 1734 IV,41 | espíritu misional, corazón paterno, que sea animador de la 1735 IV,44 | Santa Sede han ido señalando paulatinamente algunas pautas directivas. (164) 1736 IV,44 | señalando paulatinamente algunas pautas directivas. (164) Se ha 1737 II,22(60) | Pontificia Comisión « Iustitia et Pax », Al servicio de la comunidad 1738 II,17 | respectivas disciplinas peculiares », ya que tienen la misión 1739 I,8 | pues, en realidad, « el que pedía beber, tenía sed de la fe 1740 V,63 | recurso no necesario a la pena de muerte cuando otros « 1741 VI,70 | la evangelización podrá penetrar el corazón de los hombres 1742 V,52 | estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis » ( 1743 IV,37 | todo el Continente, ha sido percibida por todos como una gracia 1744 IV,45 | Sin esta aportación se perderían algunas riquezas que sólo 1745 III,32 | encuentro con Cristo que perdona en el sacramento de la Penitencia, 1746 I,9 | necesaria: les da el poder de perdonar los pecados apelando a la 1747 III,29 | sostener al creyente en su peregrinación terrena. Esta vida ha de 1748 II,16 | piedad son numerosas: « Las peregrinaciones a los santuarios de Cristo, 1749 IV,33 | el tiempo y dirigida a su perfección en la plenitud del Reino ».(97) 1750 IV,34 | iniciación cristiana se perfecciona y culmina con la recepción 1751 III,29(83) | Decr. Perfectae caritatis, sobre la adecuada 1752 I,11 | ejemplo de evangelización perfectamente inculturada ».(21) Por eso, 1753 V,63 | partes del mundo, parece perfilarse un modelo de sociedad en 1754 VI,73 | emigrantes, los barrios perifericos de las ciudades o las aldeas 1755 Intro,4 | deben añadirse las reuniones periódicas interamericanas de Obispos, 1756 III,28 | eficacia del Evangelio, permaneciendo primariamente abiertos a 1757 IV,44 | determinados: una cierta permanencia, una real disponibilidad 1758 IV,46 | imagen de la Virgen hará que permanezca siempre unida en torno a 1759 Conclu,76 | casa de Nazaret. ~Haz que permanezcan unidas, ~como Tú y el Padre 1760 V,56 | posibilidades de control que permiten evitar los abusos.~« El 1761 IV,33 | de Cristo es, pues, « el perpetuo principio de [...] unidad 1762 IV,51 | Cristo toda discriminación o persecución contra las personas por 1763 I,8 | radical de su existencia, de perseguidor a apóstol (cf. Hch 9, 3- 1764 III,29 | gracia indispensable para perseverar en el bien. Para madurar 1765 VI,71 | comprometidos, « para que perseveren en su misión de tanta importancia ». (272) 1766 VI,73 | una atención religiosa más personalizada, consolide las estructuras 1767 Conclu,75 | egoísmo, sin temor ni dudas, persuadida del servicio primordial 1768 III,29 | cuales estén plenamente persuadidos de que las almas entregadas 1769 II,16 | fieles la conciencia de pertenecer a la Iglesia, alimentando 1770 II,25 | Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.( 67) Es uno de 1771 V,61 | frecuentemente en la espiral perversa de los estupefacientes. 1772 II,22 | decisiones irresponsables pesaran sobre quienes no las tomaron. 1773 IV,33 | fortalecimiento del oficio petrino es fundamental para la preservación 1774 II,15(35) | Juan del Castillo, Rosa Philippine Duchesne, Margarita d'Youville, 1775 III,32 | respecto, los Padres sinodales piden justamente « que los sacerdotes 1776 I,8 | en realidad estaba pidiendo el agua viva de que le hablaba 1777 III,29 | oración y la contemplación, y pidió a los Apóstoles que hicieran 1778 IV,33 | Apóstoles está llamado a ser la piedra sobre la que la Iglesia 1779 V,55 | materia « se apoya en las tres piedras angulares fundamentales 1780 IV,37 | entre parroquias y diócesis, planes de cooperación, y defensas 1781 II,25 | equilibrio ambiental de todo el planeta.~ 1782 II,21 | campo.~La frecuente falta de planificación en este proceso acarrea 1783 V,61 | obtenible con el cultivo de las plantas de las que se extraen las 1784 II,25 | miseria. El problema se plantea, con especial intensidad, 1785 VI,67 | se debe, en parte, a un planteamiento del cuidado pastoral de 1786 IV,36 | respeto y promoción de la pluralidad y de la diversidad que no 1787 II,19 | de que así se respetan el pluralismo y la democracia. Por ello, 1788 III,27 | sobre todo en una sociedad pluralista, tener un recto concepto 1789 V,58 | rico, por nosotros se hizo pobre a fin de enriquecernos con 1790 VI,74 | padecen la más grave de las pobrezas. Ante esta pobreza sería 1791 I,8 | real supera lo que ella podía comprender en aquel momento: « 1792 V,53 | género humano. « De este modo podremos ser, en este mundo, lámparas 1793 V,54 | mandamiento del Decálogo, podría ser el punto de partida 1794 V,55 | Dentro de esta realidad polifacética, tiene gran importancia 1795 II,22 | pretende concentrar en un sólo polo las responsabilidades de 1796 III,27 | la vida cristiana y no se pone esfuerzo en llevarlas a 1797 II,22(60) | Cf. Pontificia Comisión « Iustitia et Pax », 1798 II,15(35) | Paredes Flores, Martín de Porres, Alfonso Rodríguez, Francisco 1799 IV,39 | sacramento del Orden, es portador de gracia que distribuye 1800 I,11 | presenta ante los hombres como portavoz de la voluntad del Hijo, 1801 IV,35 | fácil esa participación y posibilitarla en las comunidades lejanas ». (111) 1802 IV,48 | a todos los que están en posiciones de autoridad en la sociedad, 1803 IV,36 | detalladamente por la legislación postconciliar. (117) « Corresponde al 1804 II,13 | algunos para un encuentro posterior. Así Dios, haciendo a María « 1805 V,54 | dejando a aplicaciones posteriores el tratar sobre los problemas 1806 II,17 | de Ucrania occidental; posteriormente se ha extendido a las naciones 1807 I,9 | Para este fin, reciben la potestad necesaria: les da el poder 1808 IV,45 | pobres y marginadas, que es practicada a menudo de manera engañosa, 1809 V,65 | en la legislación y en la praxis de la Iglesia. (237) Se 1810 I,8 | Lc 19, 1-10) el fruto más preciado es su conversión: éste, 1811 V,56 | se pueda desarrollar, se precisa la educación cívica así 1812 I,10 | Jn 14, 6). Dios nos « predestinó a reproducir la imagen de 1813 I,12 | lago de Tiberíades mientras predicaba desde la barca, produce 1814 IV,46 | para sus hijos los primeros predicadores de la fe, mediante la palabra 1815 Intro,1 | palabras del Apóstol: « Predicar el Evangelio no es para 1816 Intro,1 | incumbe. Y ¡ay de mí si no predicara el Evangelio! » (1 Co 9, 1817 VI,73 | Padres sinodales, hay que preguntarse si una pastoral orientada 1818 IV,35 | de la vida de la Iglesia, prenda de su comunión en el Cuerpo 1819 V,53 | subjetivismo se difunden de modo preocupante en el campo de la doctrina 1820 IV,40 | Los formadores han de preocuparse de acompañar y guiar a los 1821 IV,40 | encuentro con el Señor y se preocupen de fortificarse para la 1822 Intro,6 | Iglesia en toda América se preparaba para recordar los quinientos 1823 IV,40 | aptos, después de haberlos preparado mediante una formación específica 1824 IV,44 | cooperación de fieles laicos bien preparados, hombres y mujeres, en diversas 1825 III,26 | auténtica conversión debe prepararse y cultivarse con la lectura 1826 Intro,2 | se iniciaron los trabajos preparatorios propiamente dichos, hasta 1827 V,56 | formación de la conciencia, prepare dirigentes sociales para 1828 II,13 | desde el primer momento, la preparó para que en ella tuviera 1829 IV,45 | discriminación, el abuso sexual y la prepotencia masculina como acciones 1830 IV,44 | sacerdocio reciben antes del presbiterado. Igualmente se ha observado 1831 IV,39 | El presbítero, signo de unidad~39. « Como 1832 VI,69 | kerigmática y más orgánica en su presentación de los contenidos de la 1833 VI,69 | supuesta, sino que debe ser presentada explícitamente en toda su 1834 II,21 | con que no pocas veces la presentan los medios de comunicación 1835 I,11 | Evangelio ha sido anunciado presentando a la Virgen María como su 1836 VI,74 | que los Padres sinodales presentaron en orden a « fomentar una 1837 IV,33 | petrino es fundamental para la preservación de la unidad de la Iglesia », 1838 II,15 | del Evangelio sean no sólo preservados del olvido, sino más conocidos 1839 Intro,4 | concelebraciones solemnes que presidí en la Basílica de San Pedro 1840 Intro,4 | episcopal, deseosos de seguir, presididos por el Sucesor de Pedro, 1841 Intro,3 | sugerencias del Consejo presinodal, viva expresión del sentir 1842 V,63 | protegidos de las situaciones y presiones que podrían empujarlos al 1843 IV,38 | cooperación fraterna, a la vez que prestará una ayuda preciosa a las 1844 V,56 | necesario que la Iglesia preste mayor atención a la formación 1845 IV,39 | además, se les pide que presten su ayuda fraterna en el 1846 II,24 | factores que comprometen su prestigio internacional, porque limitan 1847 IV,50 | judíos y los cristianos sean previamente bendición los unos para 1848 II,23 | económicas y financieras previenen ulteriormente y evitan en 1849 Intro,4 | Sin duda, ciertos factores previos contribuyeron, de modo mediato 1850 V,65 | específicas estructuras pastorales previstas en la legislación y en la 1851 IV,36 | facilitado por los organismos previstos por el Concilio Vaticano 1852 IV,33 | el ejercicio pleno del primado de Pedro es fundamental 1853 II,18 | Así mismo, en la enseñanza primaria y secundaria el alto número 1854 VI,71 | el derecho fundamental y primario de decidir sobre la educación 1855 IV,35 | lazo que la Iglesia primitiva expresaba uniendo el ágape 1856 I,10 | Hijo, para que fuera él el primogénito entre muchos hermanos » ( 1857 Conclu,75 | persuadida del servicio primordial que debe prestar en testimonio 1858 V,58 | su estilo de vida que sus prioridades, sus palabras y sus acciones, 1859 IV,48 | que realicen, como cosa prioritaria, todo lo que está en su 1860 V,55 | persona. A través de este prisma se pueden valorar las cuestiones 1861 II,21 | lleva al naufragio de la fe, privada de aquellas manifestaciones 1862 IV,48 | muchos niños en toda América, privados de la dignidad y la inocencia 1863 Intro,1 | Hijo de Dios, son ocasiones privilegiadas en las que, de manera espontánea, 1864 III,32 | Penitencia, y son testigos privilegiados de su amor misericordioso.~ 1865 IV,41 | especial merecen, por sus problemáticas específicas, las parroquias 1866 V,65 | las diócesis de las que proceden y aquellas en las que son 1867 II,13 | las tendencias y modos de proceder de los hombres y mujeres 1868 II,17 | primer movimiento migratorio procedía, sobre todo, de Ucrania 1869 V,59 | de fama internacional, procedieran a un análisis crítico del 1870 II,19 | cada uno, incluidos los del procesado y del reo, respecto a los 1871 IV,43 | eclesial, incluidos los procesos en que se elaboran las decisiones, 1872 IV,43 | a Dios es una elocuente proclamación de que Él basta para llenar 1873 Intro,1 | su Ascensión al cielo: « Proclamad la Buena Nueva a toda la 1874 II,15 | santidad en el Nuevo Mundo », proclamada patrona principal de América 1875 Conclu,76 | salvar al mundo,~haya sido proclamado ampliamente en América~como 1876 IV,44 | promotores en su ambiente, proclamándolos también ante la llamada « 1877 V,63 | mujeres que han padecido o procurado activamente el aborto. (231)~ 1878 IV,41 | intensamente la comunión, procurando cultivarla no sólo « ad 1879 VI,71 | la Asamblea sinodal, se procurará promover congresos para 1880 VI,71 | importancia ». (272) Ha de procurarse que el influjo de estos 1881 VI,69 | Por su parte, los Obispos procuren ofrecer a los catequistas 1882 II,20 | la globalización cultural producida por la fuerza de los medios 1883 I,11 | la nueva evangelización produzca un espléndido florecimiento 1884 VI,71 | punto de vista técnico y profesional, sino especialmente proveer 1885 I,8 | continuando por todos los profetas, les explicó lo que había 1886 VI,66 | participación en el oficio profético de Cristo— están plenamente 1887 III,29 | A todos se les pide que profundicen y asuman la auténtica espiritualidad 1888 V,54 | que sea conocida con mayor profundidad y aplicada en la sociedad 1889 I,12 | Padres y del Magisterio, profundizada en la meditación y la oración ».(24) 1890 IV,45 | esterilización, a veces programada, de las mujeres, sobre todo 1891 II,19 | políticos democráticos y la progresiva reducción de regímenes dictatoriales. 1892 IV,33(101) | sobre la Iglesia de Cristo, Prólogo: DS 3051.~ 1893 IV,43 | consagración al Señor ha de prolongarse en una generosa entrega 1894 VI,66 | doctrina, de su vida, de sus promesas y del Reino que Él nos ha 1895 IV,43 | consagrada sea más estimada y promovida por los Obispos, sacerdotes 1896 IV,37 | reuniones interamericanas, promovidas ya por las Conferencias 1897 V,60 | de la Iglesia Católica, promoviendo al mismo tiempo entre los 1898 V,57 | naturaleza menos el pecado; promovió y defendió la dignidad de 1899 V,56 | publica en todos los niveles, promueva la educación ética, la observancia 1900 III,26 | invitan a responder con prontitud a Cristo con una conversión 1901 VI,73 | se dirige una determinada propaganda religiosa. (280) La Iglesia 1902 IV,44 | aparecen la emulación y la propensión a agredir, la inmoderación 1903 Intro,2 | los trabajos preparatorios propiamente dichos, hasta llegar a la 1904 IV,47 | deje pasar las ocasiones propicias para encuentros más amplios, 1905 II,19 | la vida y la vida misma, proponen la cuestión del Derecho ».(53) 1906 V,59 | corrija el orden actual, y propongan un sistema y mecanismos 1907 IV,40 | los indígenas; conviene proporcionar una formación inculturada 1908 II,18(49) | Cf. Propositiones 23 y 24.~ 1909 VI,74 | dinamismo y creatividad, estos propósitos misionales.~ 1910 VI,72 | mismos Padres sinodales propusieron la coordinación de las actividades 1911 VI,73 | las sectas~73. La acción proselitista, que las sectas y nuevos 1912 VI,73 | Jesucristo.( 283)~Los avances proselitistas de las sectas y de los nuevos 1913 IV,48 | sexual de los niños y de la prostitución infantil, y los Padres lanzaron 1914 III,32 | se reconcilia con Dios es protagonista de una auténtica reconciliación 1915 II,25 | gobierno para conseguir una protección eficaz del medio ambiente, 1916 Conclu,76 | intenso compromiso cristiano.~Protege a tu Iglesia y al Sucesor 1917 V,55 | de ser capacitados para protegerse en una economía globalizada, 1918 V,63 | Los ancianos deben ser protegidos de las situaciones y presiones 1919 IV,44 | Se ha de fomentar la provechosa cooperación de fieles laicos 1920 VI,71 | profesional, sino especialmente proveer una formación integral de 1921 VI,74 | todo en los inmigrantes provenientes de Asia.~Ello obliga a la 1922 V,56 | social.~No pocas veces, esto provoca que algunas instancias públicas 1923 V,59 | En la perspectiva del ya próximo Gran Jubileo del año 2000 1924 VI,67 | resucitado. « Todo lo que se proyecte en el campo eclesial ha 1925 II,16 | ellas, con clarividente prudencia, indicaciones válidas para 1926 VI,72 | producción cualificada; el uso prudente y acertado de satélites 1927 IV,49 | cultos y otros movimientos pseudoreligiosos.~ 1928 V,56 | dirigentes sociales para la vida publica en todos los niveles, promueva 1929 VI,72 | existen. Por otra parte, las publicaciones católicas merecen ser sostenidas 1930 V,59 | estudios sobre el mismo y publicado documentos para buscar soluciones 1931 V,60 | conocimiento de los documentos publicados al respecto por las Conferencias 1932 VI,69 | querido que se elaborara y publicara también un Directorio general 1933 VI,69 | como sobre moral », el cual pudiera ser « punto de referencia 1934 V,63 | consumismo y el materialismo. No puedo ignorar el recurso no necesario 1935 V,64 | pueblos diversos, tendiendo puentes de amor cristiano, de paz 1936 Intro,6 | Latinoamericano (CELAM) en Puerto Príncipe (Haití) afirmé: « 1937 II,17 | poder respirar con sus dos pulmones, en la esperanza de lograr 1938 III,30 | Se trata de uno de los puntos centrales de la Constitución 1939 IV,33 | depósito de la fe en su pureza e integridad, así como también 1940 II,16 | oración por las almas del purgatorio, el uso de sacramentales ( 1941 VI,73 | una religiosidad popular purificada, a fin de hacer más viva 1942 Conclu,75 | milenio sin prejuicios ni pusilanimidad, sin egoísmo, sin temor 1943 IV,42 | la estructura jerárquica.~Quedando a salvo la libertad de las 1944 VI,68 | vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día » (Jn 1, 1945 VI,68 | día » (Jn 1, 38-39). « Ese quedarse no se reduce al día de la 1946 IV,39 | esfuerzan por hacer frente a un quehacer tan grande, hago mío el 1947 Intro,5 | usar la palabra en singular quería expresar no sólo la unidad 1948 IV,33 | instrumento de la comunión querida por Dios, iniciada en el 1949 II,19 | su misma naturaleza, son queridos por Dios y, por tanto, exigen 1950 | Quién 1951 IV,51 | religiones, los católicos quieren subrayar los elementos de 1952 V,64 | sociedades en las que viven.~Quiero recordar ahora que los americanos 1953 V,61 | comercio de las sustancias químicas para la elaboración de drogas 1954 Intro,1 | ha celebrado hace poco el quinto centenario del comienzo 1955 Intro,5 | motivo decisivo por el que quise que la Asamblea Especial 1956 Conclu,76 | que al hacerte hombre ~quisiste ser miembro de una familia 1957 II,22 | las naciones pobres, que quita a las autoridades la disponibilidad 1958 V,63 | quien lo ha cometido, sin quitarle definitivamente la posibilidad 1959 Intro,1(1) | Genitrix Ecclesia natos quos spirante Deo concipit amne 1960 I,8(14) | apostolos instituit apostolam ». Rábano Mauro, De vita beatae Mariae 1961 V,56 | armamentismo, la discriminación racial, las desigualdades entre 1962 I,8 | Allí tuvo lugar el cambio radical de su existencia, de perseguidor 1963 VI,72 | nuevas emisoras y redes de radio y televisión, y la coordinación 1964 II,15(35) | María Encarnación Rosal, Rafael Guízar Valencia, Dina Bélanger, 1965 V,63 | eliminar al reoson ya muy raros, por no decir prácticamente 1966 II,18 | por el Continente son un rasgo característico de la vida 1967 III,32 | grupos étnicos, como en los rasgos que caracterizan todo el 1968 IV,42(149) | Congr. para el Clero, Instr. Ratio fundamentalis institutionis 1969 III,32 | mujeres « de toda nación, razas, pueblos y lenguas » (Ap 1970 I,10 | Concilio Vaticano II, han reafirmado que Jesús es el camino a 1971 VI,71 | de todo el Continente se realice también a nivel universitario.~ 1972 VI,72 | y la cooperación en las realizaciones que ya existen en este campo. (279)~ 1973 III,30 | nombre en las obras que realizamos en nuestra vida (cf. Mt 1974 I,11 | cuando el Hijo de Dios realizó el primero de sus signos, 1975 Conclu,76 | misión de apacentar todo tu rebaño. ~Haz que tu Iglesia florezca 1976 IV,44 | Por eso, en gran parte, recae en ellos la responsabilidad 1977 II,23 | cuyas consecuencias nefastas recaen principalmente sobre los 1978 IV,41 | parroquias están llamadas a ser receptivas y solidarias, lugar de la 1979 IV,51 | la Iglesia católica no rechaza nada de lo que en ellas 1980 IV,51 | esta actitud, los católicos rechazan como extraña al espíritu 1981 III,32 | a los fieles para que lo reciban, sin que los pastores descuiden 1982 Intro,1 | grandeza de estos dones recibidos, la Iglesia peregrina en 1983 I,9 | cf. Hch 2, 1-4), don que recibirán más tarde quienes se incorporen 1984 V,52 | americano el deber de la recíproca solidaridad y de compartir 1985 VI,72 | fomentar el conocimiento recíproco y la cooperación en las 1986 II | quien se le dio mucho, se le reclamará mucho » (Lc 12, 48)~ 1987 Conclu,76 | Apostólica, con la que he recogido las propuestas de los Padres 1988 II,15 | han sufrido el martirio, recogiendo para ello la documentación 1989 I,12 | la oración ».(24) Se ha recomendado fomentar el conocimiento 1990 III,29 | sinodales han creído necesario recomendar a los sacerdotes este ministerio 1991 VI,69 | para la Catequesis. (259) Recomiendo vivamente el uso de estos 1992 III,32 | signo vivo de una comunión reconciliada y un llamado permanente 1993 II,13(31) | Juan Pablo II, Exhort. ap. Reconciliatio et paenitentia (2 de diciembre 1994 I,8 | 27). Los dos discípulos reconocerían más tarde que su corazón 1995 IV,45 | de la sociedad misma. No reconocerlo sería una injusticia histórica 1996 V,63 | vida y de la familia sean reconocidos y defendidos en el ámbito 1997 II,22 | la complejidad del tema, reconociendo « que la deuda es frecuentemente 1998 Intro,4 | de la Asamblea sinodal se reconocieran, no sólo como hermanos en 1999 II,22 | reflexión sinodal, este reconocimiento no pretende concentrar en 2000 IV,44 | deseo de que la Iglesia reconozca algunas de estas tareas 2001 I,12 | se identifica ».(29) Como recordaba el Papa Pablo VI, al clausurar 2002 Conclu,75 | lugar hace 2000 años, como recordaremos solemnemente en el Gran 2003 V,64 | Evangelio de Cristo, desea recorre el camino de la solidaridad, 2004 III,28 | discípulo está llamado a recorrer siguiendo a Jesús, la conversión


manif-recor | recta-zaque

IntraText® (V89) Copyright 1996-2007 Èulogos SpA