Índice | Palabras: Alfabética - Frecuencia - Inverso - Longitud - Estadísticas | Ayuda | Biblioteca IntraText
Alfabética    [«  »]
viajes 2
vías 8
víctimas 1
vida 238
vidas 2
vídeos 1
viejo 3
Frecuencia    [«  »]
349 como
314 dios
274 no
238 vida
224 más
216 esta
211 cristiana
Congregacion para el Clero
Directorio General para Catequesis

IntraText - Concordancias

vida

                                                                     negrita = Texto principal
    Parte, Capítulo, Tema, Parrafo,  Número                          gris = Texto de comentario
1 Sig,II | sobre el ministerio y la vida sacerdotal Presbyterorum 2 Pref, 0, 0, 0,3 | tiempos modernos—, con su vida entera ».(2)~ 3 Pref, 0, 0, 0,5 | aplicación de la renovación de la vida eclesial postulada por el 4 Pref, 0, 0, 0,7 | la presente etapa de la vida de la Iglesia, es un servicio 5 Expo, 0, 1, 1,18 | violaciones. El derecho a la vida, al trabajo, a la educación, 6 Expo, 0, 1, 1,18 | a la participación en la vida pública, a la libertad religiosa 7 Expo, 0, 1, 2,20 | sentido más integral a su vida.~ 8 Expo, 0, 1, 2,21 | imitación alienante de formas de vida importadas. De esta manera, 9 Expo, 0, 1, 2,21 | imponen una visión de la vida que no respeta la fisonomía 10 Expo, 0, 2, 1,24 | coherente con ella en su vida. Ha favorecido en ellos, 11 Expo, 0, 2, 1,25 | viven al margen de toda vida cristiana ».(43) Se trata, 12 Expo, 0, 2, 2 | La vida interna de la comunidad 13 Expo, 0, 2, 2,27 | importante considerar también la vida misma de la comunidad eclesial, 14 Expo, 0, 2, 2,27 | Iglesia. En efecto:~– La vida litúrgica es comprendida 15 Expo, 0, 2, 2,27 | como fuente y culmen de la vida eclesial.~– El Pueblo de 16 Expo, 0, 2, 3,30 | entrenamiento de toda la vida cristiana, concepción que 17 Expo, 0, 2, 3,30 | sin que la reflexión y la vida dos veces milenaria de la 18 Expo, 0, 2, 3,30 | una gran noticia para la vida de las personas y de la 19 Expo, 0, 3, 2,33 | experiencia trinitaria de la vida en Cristo como centro de 20 Expo, 0, 3, 2,33 | Cristo como centro de la vida de fe;~– debe considerar, 21 I, 0, 3, 3,34 | misterios que encierra,(69) la vida fraterna de los que entran 22 I, I, 0, 6,39 | signos de los tiempos y la vida de los hombres y mujeres, 23 I, I, 0, 7,41 | de los hombres, asume la vida y la muerte humanas y realiza 24 I, I, 0, 7,41 | quién es Jesucristo: su vida y su misterio, y presentar 25 I, I, 0, 7,41 | testimonio principal de la vida y doctrina de la Palabra 26 I, I, 0, 10,48 | Inicia en la fe y vida cristiana, mediante la « 27 I, I, 0, 11,50 | humanos y el testimonio de vida necesitan ser esclarecidos 28 I, I, 0, 11,50 | nombre, la doctrina, la vida, las promesas, el reino, 29 I, I, 0, 11,50(126) | miembros de los institutos de vida consagrada, en virtud de 30 I, I, 0, 11,50 | de Dios para crecer en su vida cristiana. (128)~El ministerio 31 I, I, 0, 11,50 | liturgia; al testimonio de vida de los cristianos; a la 32 I, I, 0, 12,51 | que viven al margen de la vida cristiana, los que pertenecen 33 I, I, 0, 12,51 | Jesucristo es « introducido en la vida de la fe, de la liturgia 34 I, I, 0, 12,51 | fe a lo largo de toda la vida. Es una función que se realiza 35 I, I, 0, 12,55 | lleva consigo un cambio de vida, una « metanoia », (148) 36 I, I, 0, 12,55 | Y este cambio de vida se manifiesta en todos los 37 I, I, 0, 12,55 | existencia del cristiano: en su vida interior de adoración y 38 I, I, 0, 12,55 | misión de la Iglesia; en su vida matrimonial y familiar; 39 I, I, 0, 12,55 | familiar; en el ejercicio de la vida profesional; en el desempeño 40 I, I, 0, 13,56 | permanente que dura toda la vida. (157) Quien accede a la 41 I, I, 0, 13,56(156) | nivel de conocimiento y de vida, el germen de fe sembrado 42 I, I, 0, 13,56 | fundamental » descansa toda la vida cristiana del discípulo 43 I, I, 0, 13,56 | en el aprendizaje de la vida cristiana, favoreciendo 44 I, I, 0, 13,57 | estructurando básicamente la vida cristiana; y la educación 45 I, I, 0, 14,58 | un gran fervor de fe y de vida; que irradian el testimonio 46 I,II, 0, 15,60 | fundamental de la catequesis en la vida ordinaria de la Iglesia 47 I,II, 1, 1,63 | convenientemente prolongado de toda la vida cristiana », (192) son iniciados 48 I,II, 1, 1,63 | salvación y en el estilo de vida propio del Evangelio. Se 49 I,II, 1, 1,63 | iniciarlos en la plenitud de la vida cristiana ».(193)~ 50 I,II, 1, 3,67 | un aprendizaje de toda la vida cristiana, « una iniciación 51 I,II, 1, 3,67 | el conocimiento y en la vida de fe, de forma que el hombre 52 I,II, 1, 3,67 | alimenta las raíces de su vida de fe, capacitándole para 53 I,II, 1, 3,67 | posterior alimento sólido en la vida ordinaria de la comunidad 54 I,II, 1, 3,68 | por ser formación para la vida cristiana, desborda —incluyéndola— 55 I,II, 2, 1,69 | iniciación pone las bases de la vida cristiana en los seguidores 56 I,II, 2, 1,69 | una comunidad de fe y de vida cristiana no acoge al catecúmeno 57 I,II, 2, 1,70 | vaya madurando tanto en su vida interna de amor a Dios y 58 I,II, 2, 2,71 | determinadas circunstancias de la vida personal, familiar, eclesial 59 I,II, 3, 2,75 | 75. La situación de vida y de fe de los alumnos que 60 I,II, 3, 2,75 | con las concepciones de la vida más presentes en la cultura, 61 I,III, 0, 4,78 | del hombre; el estilo de vida evangélico que comunica 62 I,III, 0, 4,79 | iniciación cristiana— la fe y la vida nueva actúa como madre de 63 I,III, 0, 6,82 | quien el cristiano confía su vida. La catequesis de iniciación 64 I,III, 0, 6,83 | universal de salvación » para la vida del mundo. El que proclama 65 I,III, 0, 7,84 | todas las esferas de la vida cristiana ». (250) En virtud 66 I,III, 0, 7,84 | robustece la fe, alimenta la vida según el espíritu de Cristo, 67 I,III, 0, 8,85 | existencia humana, alimenta la vida de fe y capacita también 68 I,III, 0, 8,85 | que exista una verdadera vida litúrgica.~– La formación 69 I,III, 0, 8,85 | oración, el aprendizaje de la vida cristiana cobra toda su 70 I,III, 0, 9 | iniciación y educación para la vida comunitaria y para la misión~ 71 I,III, 0, 9,86 | participar activamente en la vida y misión de la Iglesia. 72 I,III, 0, 9,86 | La educación para la vida comunitaria~a) La vida cristiana 73 I,III, 0, 9,86 | la vida comunitaria~a) La vida cristiana en comunidad no 74 I,III, 0, 9,86 | enseñanza de Jesús sobre la vida comunitaria, recogida en 75 I,III, 0, 9,86 | Palabra de Dios escrita, la vida de la gracia, la fe, la 76 I,III, 0, 9,86 | cristianos, en la sociedad, en la vida profesional, cultural y 77 I,III, 0, 9,86 | las diferentes formas de vida religiosa y apostólica, 78 I,III, 0, 10,87 | para la maduración de la vida cristiana hay que cultivar 79 I,III, 0, 10,87 | conocimiento de la fe, la vida litúrgica, la formación 80 I,III, 0, 10,87 | capacita para la misión; la vida sacramental da fuerzas para 81 I,III, 0, 10,87 | evangélico y la experiencia de la vida cristiana. (275) La educación 82 I,III, 0, 10,87 | conocimiento de la fe, la vida litúrgica, el seguimiento 83 I,III, 0, 10,87 | en la liturgia, toda la vida personal es ofrenda espiritual; 84 I,III, 0, 12,91(292) | todavía imperfectos (en la vida cristiana), son los más 85 I,III, 0, 12,91 | escuela preparatoria de la vida cristiana », (295) dejándose 86 I,III, 0, 12,91(295) | participación litúrgica y vida comunitaria, es el ejemplo 87 II | EVANGELICO~« Padre, ésta es la vida eterna: que te conozcan 88 II, I, 0, 15,95 | comentada;~– resplandece en la vida de la Iglesia, en su historia 89 II, I, 0, 17,98 | de la felicidad, de la vida moral, de la muerte... sin 90 II, I, 0, 17,98 | evangelios, que narran la vida de Jesús, están en el centro 91 II, I, 0, 17,98 | cristianas y que transmitía la vida de Jesús, su mensaje y sus 92 II, I, 0, 18,99 | central de la fe y de la vida cristiana ». (320)~ 93 II, I, 0, 18,100 | la catequesis mostrará la vida íntima de Dios, a partir 94 II, I, 0, 18,100 | implicaciones vitales para la vida de los seres humanos. Confesar 95 II, I, 0, 19,102 | filiación divina y promete la vida eterna, venciendo a la muerte. (333) 96 II, I, 0, 19,102 | comienza ciertamente en esta vida, pero tiene su cumplimiento 97 II, I, 0, 20,103 | a quedar al margen de la vida: hambres, enfermedades crónicas, 98 II, I, 0, 22,108 | del Evangelio; (359) la vida de Jesús, Hijo de Dios, 99 II, I, 0, 22,108 | luz de esta revelación, la vida de los hombres de nuestra 100 II, I, 0, 23,109 | pensamiento o estilos de vida que estén en contraste con 101 II, I, 0, 25,115 | constituyen la carta magna de la vida cristiana que Jesús proclamó 102 II, I, 0, 25,115 | Sagrada Escritura y en toda la vida de la Iglesia. Esta oración, 103 II, I, 0, 25,115(396) | la carta perfecta de la vida cristiana... que contiene 104 II, I, 0, 26,116 | no está aislada de la vida, ni yuxtapuesta artificialmente 105 II, I, 0, 26,116 | Jesucristo. Jesús, en su vida terrena, vivió plenamente 106 II, I, 0, 26,116 | hacer la experiencia de la vida nueva de la gracia. (404)~ 107 II, I, 0, 26,117 | ayudará a interpretar la vida humana actual a la luz de 108 II, I, 0, 26,117 | son siempre fuente de vida y de luz para el ser humano.~– 109 II, I, 0, 26,117 | presentar en qué consiste la vida digna del Evangelio (407) 110 II,II, 1, 2,122 | dimensiones fundamentales de la vida cristiana: la profesión 111 II,II, 1, 2,122 | santificado por El en la vida sacramental;~– amarle con 112 II,II, 1, 2,122 | la unidad profunda de la vida cristiana. En él se hace 113 II,II, 1, 2,122 | y no puede dar frutos de vida eterna ». (426)~Con esta 114 II,II, 1, 3,123 | Jesucristo, « camino, verdad y vida » (Jn 14,6).~El Catecismo 115 II,II, 1, 3,123 | vocación del hombre: la vida en el Espíritu »... y otros 116 II,II, 1, 4,124 | es básico y común en la vida cristiana, sin proponer 117 II,II, 1, 4,124 | culturas, de las edades, de la vida espiritual y de situaciones 118 II,II, 1, 5,127 | Sagrada Escritura en la vida de la Iglesia. La Sagrada 119 II,II, 1, 6,129 | infunden en la práctica y la vida de la Iglesia creyente y 120 II,II, 1, 6,130 | el Antiguo Testamento, la vida de Jesucristo y la historia 121 II,II, 2, 3,133 | culturas, de las edades, de la vida espiritual, de las situaciones 122 II,II, 2, 3,133 | expresiones originales de vida, de celebración y de pensamiento 123 II,II, 2, 3,133 | experiencias nucleares de su vida. (461)~– También se debe 124 II,II, 2, 4,135 | de amar, de considerar la vida y el mundo que distinguen 125 III, 0, 2, 6,137 | paciente y fiel; (476) su vida entera fue una continua 126 III, I, 0, 8,139 | los acontecimientos de la vida de su pueblo en lecciones 127 III, I, 0, 8,139 | edades y situaciones de vida. A través de la instrucción 128 III, I, 0, 9,140 | toda su breve pero intensa vida, los discípulos tuvieron 129 III, I, 0, 9,140 | libera del mal y promueve la vida; la invitación apremiante 130 III, I, 0, 10,141 | catecismos, los itinerarios de vida cristiana; un valioso tesoro 131 III, I, 0, 12,143 | proponer siempre para la vida y en la vida de las personas;~– 132 III, I, 0, 12,143 | siempre para la vida y en la vida de las personas;~– reconoce 133 III, I, 0, 14,145 | fundamental para toda la vida de la Iglesia (y por tanto 134 III, I, 0, 16,147 | dimensión religiosa de la vida, y por otra le propone el 135 III,II, 0, 17,148 | los métodos es un signo de vida y una riqueza », y a la 136 III,II, 0, 19,150 | litúrgicos, hechos de la vida de la Iglesia y de la vida 137 III,II, 0, 19,150 | vida de la Iglesia y de la vida cotidiana...) a fin de descubrir 138 III,II, 0, 19,151 | doctrina...) y los aplica a la vida; el otro, llamado « existencial » ( 139 III,II, 0, 20,152 | educar al hombre a vivir la vida de un modo nuevo. De esta 140 III,II, 0, 20,152 | proyecto de Dios en su propia vida.~ 141 III,II, 0, 20,153(521) | grandes preguntas » de la vida y de la realidad, en concreto, 142 III,II, 0, 20,154 | para que sean fuente de vida cristiana personal y comunitaria ». (526)~ 143 III,II, 0, 20,155 | catequético y después en la vida (redditio). (527)~Este proceso 144 III,II, 0, 21,156 | testimonio transparente de vida cristiana en el catequista 145 III,II, 0, 21,156 | condición social y su estilo de vida no sean obstáculo al camino 146 III,II, 0, 22,157 | salvación. De hecho, en la vida cristiana ordinaria, los 147 III,II, 0, 22,157 | conversión y de práctica de la vida cristiana.~Los catequizandos, 148 III,II, 0, 24,159 | catequista, que participa en la vida del grupo y advierte y valora 149 III,II, 0, 24,159 | forma de participación en la vida eclesial, encontrando en 150 IV, 0, 0, 27,163 | confirmándolo después con su vida, que el Reino de Dios está 151 IV, 0, 0, 27,163 | hechos.~Jesús concluye su vida terrena invitando a sus 152 IV, I, 0, 30,168 | legitimidad y fuerza de la vida de la Iglesia, es también 153 IV, I, 0, 32,170 | culturas, de edades, de la vida espiritual, de situaciones 154 IV,II, 0, 33,171 | por otra, cada etapa de la vida está expuesta al desafío 155 IV,II, 0, 33,171 | de las otras etapas de la vida.~Aquí se indicarán sólo 156 IV,II, 1, 2,173 | múltiples experiencias de su vida personal, social y espiritual. 157 IV,II, 1, 3,175 | formación y la maduración de la vida en el Espíritu de Cristo 158 IV,II, 1, 4,176 | principales acontecimientos de la vida, como son el matrimonio, 159 IV,II, 1, 4,176 | verdadero sentido de la vida;~– la catequesis en ocasión 160 IV,II, 1, 4,176 | particulares que afectan a la vida de la Iglesia y de la sociedad.~ 161 IV,II, 2, 1,177 | 177. Esta etapa de la vida, en la que tradicionalmente 162 IV,II, 2, 1,177 | por tener la gracia de una vida que comienza, « de la cual 163 IV,II, 2, 1,177 | quienes les han dado la vida, enriqueciéndola con el 164 IV,II, 2, 2,178 | situación y condición de vida y es fruto de la intervención 165 IV,II, 2, 2,178 | y su incorporación en la vida de la Iglesia. (580)~– Por 166 IV,II, 2, 2,178 | base antropológica de la vida de fe, como el sentido de 167 IV,II, 3, 1,181 | y de las condiciones de vida en los distintos países.~ 168 IV,II, 3, 1,181 | aquí de aquella etapa de la vida que precede a la asunción 169 IV,II, 3, 2,182 | búsqueda de sentido de la vida, a la solidaridad, al compromiso 170 IV,II, 3, 2,183 | sombras de la condición de la vida de los jóvenes, tal como 171 IV,II, 4, 3,188 | una intensa experiencia de vida, lo que en cierto modo lo 172 IV,II, 4, 3,188 | tradición de fe, maestro de vida y ejemplo de caridad. La 173 IV,III, 0, 7,192 | ambientes o contextos de vida, porque es en ellos donde 174 IV,III, 0, 7,192 | sencillez, de confianza en la vida, de sentido de la solidaridad, 175 IV,III, 0, 7,192 | marginación. El ritmo propio de vida de la ciudad es a menudo 176 IV,IV, 0, 9,195 | de búsqueda de Dios y de vida religiosa, cargadas de fervor 177 IV,IV, 0, 9,195 | sentido de la cruz en la vida cotidiana, desapego, aceptación 178 IV,IV, 0, 13,201 | doctrinas y prácticas de vida se alejan de los contenidos 179 IV,IV, 0, 13,201 | el camino, la verdad y la vida" (Jn 14,61) ».(23)~ 180 IV, V, 0, 15,203 | grado de penetración en su vida;~– reconocer la presencia 181 IV, V, 0, 17,205 | catequesis genera un modo de vida dinámico y unificado por 182 IV, V, 0, 17,205 | la unión entre la fe y la vida, entre el mensaje cristiano 183 IV, V, 0, 18,206 | debe ser expresión de la vida comunitaria, es decir, debe 184 IV, V, 0, 19,207 | más incisiva la fe y la vida, es una de las formas más 185 IV, V, 0, 19,207 | nuevas motivaciones para la vida, la educación de la conciencia, 186 IV, V, 0, 21,210 | culturas, de edades, de la vida espiritual, de situaciones 187 IV, V, 0, 22,211 | generan o difunden modelos de vida y pautas de comportamiento, 188 IV, V, 0, 23,212 | desarrollo, las condiciones de vida urbana y extraurbana, los 189 IV, V, 0, 24,213 | todos los ámbitos de la vida cristiana. La catequesis 190 V, I, 0, 30,220 | incorporen activamente a la vida de dicha comunidad.~De hecho, 191 V, I, 0, 31,223 | de la catequesis para la vida cristiana de una Diócesis.~– 192 V, I, 0, 32,225(79) | circunstancias concretas de la vida » (ibidem).~ 193 V, I, 0, 33,226 | 226. El testimonio de vida cristiana, ofrecido por 194 V, I, 0, 33,226 | decisiva que dura toda la vida. Este despertar religioso 195 V, I, 0, 33,227 | el punto de que la misma vida de familia se hace itinerario 196 V, I, 0, 33,227 | itinerario de fe y escuela de vida cristiana. Incluso, a medida 197 V, I, 0, 34,228 | particularmente a las personas de vida consagrada a la actividad 198 V, I, 0, 34,228 | miembros de sociedades de vida apostólica a la catequesis 199 V, I, 0, 34,228 | evangélicos, que caracteriza a la vida religiosa, constituye un 200 V, I, 0, 34,228 | consejos en un estado de vida estable reconocido por la 201 V, I, 0, 34,228 | es lo que caracteriza la vida consagrada a Dios ».(90) 202 V, I, 0, 34,228 | cristiano, las personas de vida consagrada « encarnan la 203 V, I, 0, 34,228(92) | los diversos estados de vida del cristiano »; cf CEC 204 V, I, 0, 35,230 | comunes condiciones de la vida en el mundo ».(97)~En efecto, 205 V, I, 0, 35,230 | vivir la misma forma de vida que aquellos a quienes catequizan, 206 V, I, 0, 35,230 | encarnar el Evangelio en la vida concreta de los seres humanos. 207 V, I, 0, 35,231 | un período limitado de su vida, o incluso de modo meramente 208 V,II, 0, 37,233 | catequistas no quede aislado de la vida de la comunidad.~ 209 V,II, 0, 39,235 | Jesucristo; a conocer su vida, enmarcándola en el conjunto 210 V,II, 0, 41,238 | educador del hombre y de la vida del hombre. (127)~ 211 V,II, 0, 42,239 | verdad, del testimonio de su vida. Cada tema catequético que 212 V,II, 0, 43,240 | salvación: Antiguo Testamento, vida de Jesucristo e historia 213 V,II, 0, 43,241 | mensaje cristiano con la vida concreta de los hombres 214 V,II, 0, 43,241 | discernir lo que, en su vida espiritual, es conforme 215 V,II, 0, 44,242 | a una más pura y madura vida de fe ». (136)~Es necesario 216 V,II, 0, 44,242 | afecta decisivamente a su vida. Por eso es necesario que 217 V,II, 0, 44,242 | tanto que estos datos de la vida colectiva pueden tener una 218 V,III, 0, 49,254 | Señor y adentrarse en una vida nueva. Ella acompaña a los 219 V,III, 0, 50,255 | aspectos o funciones de la vida de la Iglesia entera: misión, 220 V,III, 0, 50,255 | honda la iniciación en la vida cristiana: el despertar 221 V,III, 0, 54,261 | dedican « a la práctica de la vida espiritual, al apostolado, 222 V,III, 0, 54,261 | dimensiones básicas de la vida cristiana, se imparte, de 223 V,III, 0, 54,261 | la misma experiencia de vida apostólica, como también 224 V,III, 0, 54,262 | celebración y compromiso en la vida). (192) La catequesis, sea 225 V,III, 0, 54,262 | todas las esferas de la vida cristiana ». (194)~b) Esto 226 V,III, 0, 54,262(193)| debe siempre darse en la vida apostólica del laicado.~ 227 V,III, 0, 55,263 | todavía con más intensidad la vida de la Iglesia; o del deseo 228 V,III, 0, 55,263 | celebrar desde la propia vida los misterios cristianos 229 V,III, 0, 55,264 | catequesis da hondura a la vida comunitaria, ya que asegura 230 V,III, 0, 55,264 | asegura los fundamentos de la vida cristiana de los fieles. 231 V,IV, 1, 1,267 | acción tan fundamental en la vida de una Iglesia particular 232 V,IV, 2, 2,274 | diferentes edades de la vida. (221)~En este sentido, 233 V,IV, 2, 2,274 | y definitiva fase de la vida humana, desean, acaso por 234 V,IV, 3, 1,279 | tanto que estos datos de la vida colectiva pueden tener una 235 V,IV, 3, 3,283 | fundamental para toda la vida de la Iglesia. Se trata, 236 V,IV, 3, 3,283 | que conecten con la vida concreta de la generación 237 V,IV, 3, 3,283 | verdadera conversión y a una vida más conforme con el querer 238 Conclu, 0, 3, 4,286 | atención a las experiencias de vida eclesial de los diversos


Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (V89) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2007. Content in this page is licensed under a Creative Commons License