Cap.

  1      1|            descubría de una manera bien perentoria lo frívolo de
  2      1|           dobles obligaciones (más bien que contraídas, impuestas)
  3      1|         sus inmensos dominios; sus bien defendidos castillos feudales,
  4      1|         interés para el lector, si bien hasta cierto punto necesarias
  5      2|            todas suertes se echaba bien de ver a la primera ojeada,
  6      2|          común con ella?~ ~ -Decís bien, pero como allá van leyes...
  7      2|          del rey don Pedro?~ ~ -¿Y bien?~ ~ -Casado estaba con doña
  8      2|           cenad, Fernán Pérez, que bien podéis poner la mano en
  9      2|         Reíase Ferrus, empero, muy bien de esta manera de recibir
 10      2|             gran señor, que harías bien en armarte mejor de lo que
 11      3|        veía una mujer joven y asaz bien parecida, vestida con descuido
 12      3|          sentimientos no le fuesen bien conocidos, ¡maldita razón
 13      3|          grandes, don Enrique está bien en la actualidad con todos.
 14      3|            su presencia.~ ~ -Dices bien; me ocurre que la llegada
 15      3|         criminal que os ha querido bien; acabad de una vez con el
 16      3|          esposa?... ¡Delirios!~ ~ -Bien, señora, pues que no os
 17      3|          mano sobre los labios; no bien la separaba, sonidos inarticulados
 18      4|           y aparatos sencillos, si bien costosos, de física, eran
 19      4|         exterior de la puerta.~ ~ -Bien.~ ~ -Y yo, que, como camarero
 20      4|                 Llamadle.~ ~ -Está bien.~ ~ -Id con Dios. Ya se
 21      4|               Sí, el camarero dice bien -interrumpió Ferrus sin
 22      4|      nuestro amo, no se lo tendrán bien sabido? Si hubierais de
 23      4|            vuestras gracias. Mirad bien esos caracteres.~ ~ -Bien,
 24      4|          bien esos caracteres.~ ~ -Bien, paje, pero no hay necesidad
 25      4|        mañana todavía, y conocerás bien pronto quién es don Enrique
 26      4|             has perdido el juicio? Bien que nunca le tuviste. Alza,
 27      4|         dijo el astuto juglar.~ ~ -Bien, dejemos lisonjas que tú
 28      4|      pergamino que te he confiado. Bien. El maestre de Calatrava
 29      4|   perdonado y tenga su alma...~ ~ -Bien; ésas no son cuentas nuestras.
 30      4|          Todo esto sabía Ferrus, y bien se le alcanzaba que cuanto
 31      4|            producido su expresión, bien como el muchacho, después
 32      4|          enteramente al conde.~ ~ -Bien -dijo - , te doy permiso;
 33      4|            al inquieto Villena, si bien poco o nada esperaba de
 34      5|            o salgo con la res.~ ~ -Bien, Hernando; pero el venado
 35      5|          el aposento, manifestando bien a las claras cuánto gusto
 36      5|            dintel de la puerta. No bien hubieron desaparecido los
 37      5|         una casualidad posible, si bien no probable. En este último
 38      5|           sois el que antes erais. Bien dice mi hermosa prima Elvira
 39      5|         Cielos! -exclamó Macías -. Bien que... -añadió para sí - , ¿
 40      5|      heridas mal cicatrizadas?~ ~ -Bien podéis decir que me envía
 41      5|         del señor de Villena».~ ~ -Bien, lo ; era la señal convenida
 42      5|         personas que una vez quiso bien. Ahora parte y calla. Nada
 43      6|           aire de un hombre que si bien se cree en el caso de tributar
 44      6|            y espaciosa, y su nariz bien delineada, denunciaban su
 45      6|             su voz era varonil, si bien armoniosa y agradable; su
 46      6|      habéis sospechado nunca? Pues bien, si don Enrique de Aragón
 47      6|          las mejillas de Macías, y bien hubiera querido interrumpir
 48      6|        dicho, conde? ¡Santo cielo! Bien me rece ese desdichado doncel
 49      6|            su número despreciable. Bien lo merece, juro a Dios,
 50      6| consecuencia, el ofendido joven, y bien se veía en su semblante
 51      6|          de su tranquilo sueño.~ ~ Bien quisiera imitarle el desdichado
 52      7|      Topara con la princesa;~ ~ ~ ~Bien oiréis lo que dirá.~ ~ ~ ~
 53      7|           esposo, quería tener más bien por camarera aquélla de
 54      7|        hablar así de tu señor?~ ~ -Bien; no volveré a hablar, ahora
 55      7|            un caballero joven.~ ~ -Bien; déjame -repuso ella, sin
 56      7|            huye si temes mi...~ ~ -Bien, primita, lo diré: ése es...~ ~ -¿
 57      7|           tono resuelto del rapaz, bien vio Elvira que no sacaría
 58      8|        inminente que la amenazaba. Bien conocía que el aviso urgía,
 59      8|           principal razón otra, si bien menos generosa y obligatoria,
 60      8|           ya con melodiosa voz, si bien varonil, las dos siguientes
 61      8|          copla, que hizo un efecto bien diferente en el paje que
 62      8|          según yo , no quedó muy bien parado.~ ~ -Volvamos, y
 63      9|            la acción del valido -. Bien venido sea el escudero de
 64      9|            exclamaron después.~ ~ -Bien venido, sí, y bien despierto;
 65      9|                 Bien venido, sí, y bien despierto; la trasnochada
 66      9|           de Cangas y Tineo.~ ~ -Y bien. Fernán Pérez -dijo a éste
 67      9|       señor...~ ~ -¡Oh! No, hacéis bien; no se puede vacilar entre
 68      9|       parte del foso, un laúd asaz bien templado.~ ~ -Seguid, Vadillo.~ ~ -
 69      9|        hombre, pues, no me pareció bien, y le acometí.~ ~ -Por Santiago
 70     10|           visionario, él sabía muy bien que no había soñado lo que
 71     10|      contra su inocente esposa.~ ~ Bien quisiera la condesa penetrar
 72     10|         caballero generoso que tan bien informado se hallaba de
 73     10|           entretanto el tiempo, si bien no tan aprisa como al desgraciado
 74     10|          señora y su camarera.~ ~ -Bien veo -dijo pausadamente después
 75     10|            después de un momento - bien veo, doña María, que no
 76     10|          nuevas borrascas, seríais bien cruel y bien pérfido caballero. ¿
 77     10|    borrascas, seríais bien cruel y bien pérfido caballero. ¿Qué
 78     10|         mandoble desarmó al conde. Bien trató el al parecer irritado
 79     10|       puertas y trampas de hierro, bien cerradas y puestas a trechos,
 80     11|          repuso el almirante -; si bien con eso contestáis a los
 81     11|          conjeturaba la verdad, si bien muchos dudaban del relato
 82     12|        Infante vengador.~ ~ ~ ~ No bien hubo llegado don Enrique
 83     12|            que temer quien no obra bien, señor.~ ~ -¡Fernán!~ ~ -
 84     12|          la mía.~ ~ -¿De nada?~ ~ -Bien; convengo en que el medio
 85     12|    silencio y de su fidelidad.~ ~ -Bien; ¿y Ferrus?~ ~ -¿Tanto sentís
 86     12|            amaba a su esposa, como bien a las claras lo acababa
 87     12|            prisionero, el cual, no bien hubo visto al conde, cuando,
 88     12|           encima y un caballero... Bien sabe Dios que en aquel trance
 89     13|          alba me encontrará lejos, bien lejos de Madrid. Si alguna
 90     13|           las nuevas.~ ~ -Tristes, bien tristes -dijo pensativa
 91     13|          sin más demora, porque si bien sospechaba que don Enrique
 92     13|            lo podía asegurar. ¡Tan bien se había representado por
 93     14|      podría padecer su honor...~ ~-Bien, ¿qué importa Elvira? La
 94     15|           el que os haya ofendido, bien pudiera estar en el apartado
 95     15|          desechar tristemente?~ ~ -Bien, Abrahem; ahora os ponéis
 96     15|        Abraham que invocáis tuvo a bien llevarle a mejor vida.~ ~ -¿
 97     15|       santa silla de Aviñón. Ahora bien, ¿a qué hora veréis a Su
 98     15|              No; hablad ahora.~ ~ -Bien; sabed que ese mancebo ha
 99     16|           ora dando pábulo con sus bien estudiadas respuestas a
100     16|       reprobó nunca la ciencia, si bien quiso descubrir a pocos
101     16|           don Gonzalo...~ ~ -Dices bien, Abrahem. Por otra parte,
102     17|     enredada máquina. ¿Premiáronlo bien?~ ~ -Merece, más de diez
103     17|                 Ah!, vos bohordáis bien.~ ~ -Sí, ahora que no está
104     17|            casi un hombre solo, si bien con trabajo. Apreció mucho
105     17|         esas distinciones, que tan bien os están, y tened presente
106     17|            anudarle el lazo.~ ~ -Y bien, Macías, ¿tenéis que pedirme
107     17|        varios de los presentes.~ ~-Bien, señores, bien -dijo el
108     17|       presentes.~ ~-Bien, señores, bien -dijo el Rey -; no esperaba
109     17|        quién podía ser la dama, si bien muy pocas dudas les quedaban,
110     17|            envolvió su frente.~ ~ -Bien venido a la Corte.~ ~ -¡
111     18|      entrambas que ligaba, mal que bien, con el músico de la noche
112     18|          coincidencia; podrían muy bien, su consorte por amistad
113     18|                señor Hernán Pérez; bien hacéis en venir, porque
114     18|       también.~ ~ -No.~ ~ -Sí.~ ~ -Bien, sí... Estoy mortal -añadió
115     18|        habéis venido? Mirad...~ ~ -Bien  que me queréis, que me
116     18|            le ha puesto en el caso bien triste de no poder distinguir
117     18|          señor, a tu escudero.~ ~ -Bien, pues yo confío a vuestro
118     19|  cortesanos, al paso que una lanza bien manejada derribaba a un
119     19|       lectura de un pergamino, por bien dictado que estuviese, o
120     19|          sino antes se lo quitaba. Bien se ve por este ligero bosquejo
121     19|                que hoy luce un día bien triste para nuestra Orden!
122     19|            y ¡voto va! que no luce bien la cruz roja en un pecho
123     19|      llamamiento sabría desvanecer bien presto, a no ser vos el
124     19|           más que un cuerpo. Ahora bien: era cosa sabida que el
125     19|         habría vendido su alma, si bien no había entre tanto ilustre
126     19|     suplicaban rendidamente por el bien de todos, mientras que se
127     19|         elección del capítulo, que bien sabía él que se necesitaba
128     20|            esta mañana os advertí: bien conocéis cuán difícil es
129     20|         virtud... pero pudiera muy bien...~ ~ -¿Sí? ¿Y qué? ¿Para
130     20|            Alteza mismo.~ ~ -Decís bien, hermosa dama. Perdonadme
131     20|     suficiente motivo...~ ~ -Decís bien.~ ~ -Ya sabéis que mi primera
132     20|           ballesteros...~ ~ -Decís bien.~ ~ -Perdonad si vuestros
133     20|            Abrahem, Abrah... ah... Bien.~ ~ Apenas tuvo fuerzas
134     20|        conocía, efectivamente, muy bien el maravilloso efecto de
135     21|           maneras hay de cazar, si bien no se hicieron todas para
136     21|          he cogido al alzapié.~ ~ -Bien se trasluce, Hernando, que
137     21|           fugitiva y vaga sonrisa; bien como un relámpago más prolongado
138     21|       muera a vuestros pies.~ ~ -Y bien, yo soy -respondió la dama
139     21|           cien veces en los míos y bien claro lo dijeron. ¡Ah! Elvira,
140     21|            Elvira, yo he aprendido bien a mí costa a leer en ellos.~ ~ -
141     21|             Miráis a todas partes? Bien, callaré, señora, callaré.
142     22|            funesto resultado de su bien combinada intriga; gran
143     22|    perderán si les dejamos.~ ~ -¿Y bien? ¿Serán los primeros que
144     22|           que os remuerde de obrar bien alguna vez. Vamos de aquí, ¡
145     22|         tanto de Madrid.~ ~ -Decís bien -repuso el hidalgo, en quien
146     22|                 Probadlo, pues.~ ~ Bien vio el hidalgo que en balde
147     22|        entrambos a dos tiraban más bien a ofender al contrario que
148     22|            uno a otro, pues que si bien Macías llevaba indudablemente
149     22|          por tanto resbaladizo; no bien le había sentado, cuando
150     22|            y no debía de estar muy bien parado según lo indicaba
151     22|            otro el doncel.~ ~ Y no bien hubo acabado estas palabras,
152     23|           en su posición cabía, si bien sin hacer caso de las continuas
153     23|         los ojos lánguidamente, si bien volvieron a cerrarse casi
154     23|            el ruidoso duelo. Ahora bien: sabido esto, no era difícil
155     23|           que no le había parecido bien, según ellos, al hidalgo,
156     23|            arriesgada, creemos más bien que algún amigo de Macías
157     23|          que él sabía ya demasiado bien por el astrólogo judiciario.~ ~
158     24|          el de Villena. No fue tan bien recibida esta moción de
159     24|           suceder en su corona, si bien estaba jurada ya princesa
160     24|        dulces, sonoras, claras, et bien pintadas~ ~ ~ ~A las gentes
161     24|     pruebas irrecusables sería más bien espantar la caza que asegurarla
162     24|            en estos propósitos, no bien estuvo Hernán Pérez restablecido,
163     24|         solo? Si supiera...~ ~ -¿Y bien? ¿A mí por qué no descubrirme?... ¿
164     24|           más que a mí propio! ¡Mi bien! ¡Mi vida!~ ~ -Sosegaos,
165     25|      cristiana, debe achacarse más bien esta inconsecuencia a la
166     26|            de nuestra historia era bien precaria. No hablemos de
167     26|            que Su Alteza tuviese a bien señalar, día que se retardaba
168     26|        sería acaso excusada.~ ~ -Y bien, ¿y qué encontrasteis en
169     26|         Calláis, santo Dios! ¡Oh! ¡Bien me lo temía!~ ~ -¿Y qué
170     26|           nacen impunemente.~ ~ -Y bien, si tanto sabéis, respondedme: ¿
171     26|       adore, Abenzarsal, y tomadla bien. ¡Que me ame! ¡Que me adore,
172     26|        gritó furioso Macías.~ ~ -Y bien. ¿Queréis que me ría en
173     27|       alguno; antes le deseo mucho bien, porque os le deseo a vos.
174     27|      Macías está así porque quiere bien. Yo os quiero bien; no os
175     27|          quiere bien. Yo os quiero bien; no os podrá querer él más,
176     27|          más, y, sin embargo, vame bien de salud. A pesar de eso,
177     27|            de él. ¡Por piedad!~ ~ -Bien, prima, bien; no os aflijáis.
178     27|           piedad!~ ~ -Bien, prima, bien; no os aflijáis. En confianza... -
179     27|       cariño de los que os quieren bien, os dejaré yo de querer...~ ~ -
180     27|              Jaime, ¿eres tú? Pues bien, he de verla.~ ~ -¿Habéis
181     27|            obligado a hacerlo todo bien? ¡Peor hecho es ser ella
182     27|          en mi habitación?~ ~ -Sí, bien mío -respondió Macías -.
183     27|          el inteligente pajecillo, bien resuelto a ejercer la más
184     27|         Ellos me animaron, empero. Bien lo sabéis, señora. Mi amor
185     27|           de oír. ¿Temes el mundo? Bien. Habla, es verdad, habla
186     27|      nosotros mismos. Ven, Elvira, bien mío.~ ~ -Macías -dijo Elvira
187     27|        Pérez!~ ~ -¡Teneos! Macías. Bien; yo...~ ~ -Acaba, acaba.~ ~ -
188     27|                 Hablad pues...~ ~ -Bien, sí; lo que gustéis diré,
189     27|         prueba que me falta!~ ~ No bien había acabado de decir estas
190     28|            situación de Elvira, si bien no nos atreveríamos a asegurar
191     28|          por el mío; ha cazado tan bien esta mañana que ha querido
192     28|          Verdad es que Macías caza bien. Pero, esposa, ¿os alteráis?
193     28|           vuelva nunca, nunca!~ ~ -Bien, querida prima -respondió
194     28|          el aire libre me sentaría bien. Si quisierais, pudiéramos...~ ~ -
195     28|            vos ese sentimiento, si bien pudiera estar celoso de
196     28| avergonzada, y hubiera querido más bien ver con ellos el infierno
197     29|           éste, efectivamente, más bien un espectro que una persona.
198     29|        aquí a la luz por si no veo bien allí vuestras infernales
199     29|           caricias, por si no oigo bien vuestros pérfidos juramentos? ¿
200     29|            loca pasión. ¡Sí, dices bien! Yo le hice risible. ¿Yo? ¿
201     29|          así.~ ~ -Parte. Sí, dices bien, no lloro ya -dijo con interrumpidos
202     30|          sin mirar al conde, y más bien como quien habla consigo
203     30|          todas son iguales; no hay bien, no hay mal; no hay vida,
204     30|             y él por su favor.~ ~ -Bien. Adelante. Elvira es, además,
205     31|  desprendía del altísimo edificio, bien como se desprenden de la
206     31|          sabéis y adivináis...~ ~ -Bien, no importa. Miradla aquí.~ ~ -
207     31|           querrás decir...~ ~ -Sí, bien..., como gustéis.~ ~ -¿Y
208     31|           aclarar aquel misterio y bien decidida a no exponerse
209     31|           asegurarse de que estaba bien cerrada.~ ~ -¡Macías! -respondió
210     31|       quien quiera que seáis.~ ~ -¡Bien mío! -respondió el doncel
211     31|            Ya estoy, en fin, aquí, bien mío, y a tus plantas.~ ~ -¡
212     31|                Me aborrecéis? Pues bien, nos perderán. Ya su triunfo
213     31|            de muerte, que recibes, bien mío, a tu pesar.~ ~ -¡Ah! -
214     32|           moro había aprendido tan bien de su Zelindaja, que hacía
215     32|           nacido hembra y mora más bien que varón y moro. Todo lo
216     32|            lo consiente.~ ~ -Cede, bien mío -replicaban ellas.~ ~ -
217     32|           del filtro ponzoñoso; no bien se le hubo echado a pechos
218     32|       rotas relaciones. Hízolo tan bien el vengativo, que la obligó
219     32|       enamorada Zelindaja; pero no bien hubo pasado el rastrillo
220     32|            El forastero cenaba más bien como un gañán que como un
221     32|        recurrir a un vecino...~ ~ -Bien, basta -dijo con tono imperante
222     32|        atizándole con los dedos -. Bien pueden vuesas mercedes cenar
223     32|         siguiera viendo.~ ~ -Decís bien, porque el bueno de Nuño,
224     32|           que albergáis en vuestro bien alhajado establecimiento?~ ~ -
225     32|         huerta que tengo más allá: bien sabe Dios o el diablo que
226     32|      Manzanares, algún día quedará bien puesto el honor de vuestro
227     33|           trigesimotercero~ ~ ~ ~ ~Bien sabedes vos, señora,~ ~ ~ ~
228     33|           osera!, dije para mí; no bien se hubo apartado el de la
229     33|            como quien bohorda, más bien que como quien caza. ¿Merece
230     33|            descabellado propósito. Bien veo que seguís necesitando
231     34|     pararía en esto sólo su favor. Bien entrevió Ferrus, por consiguiente,
232     34|           nunca haber esperado, si bien había contado siempre con
233     34|          empero, una circunstancia bien temible. El conde, que había
234     34|            No pudo, pues, sentarle bien la orden que le intimó Ferrus
235     34|       aquella extravagancia.~ ~ No bien se había despertado Ferrus,
236     34|           más pronto posible, pues bien se le alcanzaba que el disgusto
237     34|            interior del preso?~ ~ -Bien sabéis -contestó Ferrus -
238     34|        opuestos alcaides y los dos bien avenidos frailes.~ ~ ~ ~
239     35|           refacción, si tenéis por bien hacérnosla servir; vuestras
240     35|         para nuestra seguridad, si bien Deus vigilat.~ ~ -¿Y de
241     35|          dijimos, ad altare.~ ~ -Y bien dicho -habló por fin el
242     35|          silencioso fraile - , muy bien dicho, aunque nosotros no
243     35|          rápidamente, manifestando bien a las claras en su rostro
244     35|           me han afectado. Miradme bien, miradme -prosiguió acercando
245     35|           libre cautiva, porque si bien su estatura era muy diversa,
246     36|          de amor de Mac.~ ~ ~ ~ No bien hubieron tomado la determinación
247     36|          suntuoso si la sacaba con bien de tan peligroso trance.
248     36|         terrible alano, el cual no bien se halló al aire libre,
249     36|  incertidumbre en que los dejamos, bien a nuestro pesar, que hacia
250     37|            pesar de ello; pero era bien triste reflexionar cuán
251     37|         lágrimas, que manifestaban bien a las claras el estado en
252     38|            más por todas partes, y bien vieron nuestros viajeros
253     38|           es acusado por ello.~ ~ -Bien hecho; no, sino que nos
254     38| deslenguado! -gritaba una doncella bien apuesta y ataviada para
255     38|       alguna redoma.~ ~ -¡Oh y qué bien decís, voto a tal! Hay quien
256     38|          alboroto.~ ~ Un caballero bien montado y armado de todas
257     38|         entrega de sus letras, más bien por terquedad ya que por
258     38|        recorriólas rápidamente. No bien las hubo leído, cuando se
259     38|            concurrencia, que sabía bien la suerte que esperaba a
260     38|            tan alegre nueva.~ ~ No bien había acabado de hablar
261     39|            su puesto con su alano, bien decidido a vender cara su
262     39|           cuales había nacido, más bien que para las armas o la
263     40|       secamente su compañero -; si bien yo no puedo parar mucho
Best viewed with any browser at 800x600 or 768x1024 on Tablet PC
IntraText® (VA2) - Some rights reserved by Èulogos SpA - 1996-2010. Content in this page is licensed under a Creative Commons License